Mercado de pases

Valentín Barco, con un pie afuera de Boca: un club inglés busca pagar la cláusula y llevárselo ahora

El contrato del juvenil de Boca vence en diciembre de 2024. Desde el Xeneize creen que esta vez será difícil retenerlo.
Boca: el contrato del Colo Barco vence en diciembre de 2024 (Foto: TNT Sports).

Boca: el contrato del "Colo" Barco vence en diciembre de 2024 (Foto: TNT Sports).

Valentin "Colo" Barco, una de las figuras del plantel de Boca Juniors, tiene grandes chances de continuar su carrera en el Brighton de Inglaterra, que está dispuesto a pagar la cláusula de 10 millones de dólares para llevarse al juvenil, cuyo contrato con el club xeneize vence en diciembre de 2024.

Ayer existió una charla entre el mediocampista y dirigentes del conjunto inglés que negocia un contrato por cinco años.

No es la primera vez que Brighton muestra intenciones de sumar a Barco. Durante el 2023 existieron otros sondeos, pero el lateral izquierdo y mediocampista tenía como prioridad la Copa Libertadores que Boca no pudo conquistar en la final ante Fluminense.

Cabe recordar que el "Xeneize" no la disputará el próximo año y ese es otro punto en contra para retener al futbolista.

Por otra parte, ayer, también circuló la versión de que el Manchester City estaba interesado en la adquisición de Barco, con la intención de cederlo al Leicester City para que gane experiencia en la Premier League y luego pueda establecerse en el equipo dirigido por por Pep Guardiola, último campeón de la Champions League.

En el marco de las negociaciones, el destino de Barco parece estar lejos de Boca y cada vez más cerca del fútbol inglés.

La novia del Colo Barco despertó rumores de casamiento

barco colo-novia.jpeg
La imagen del

La imagen del "Colo" Barco junto a su novia Yaz Jaureguy (Foto: IG Yaz Jaureguy).

En otro tono de la información, hoy trascendió la noticia sobre la posibilidad de que Barco se case con su novia Yaz Jaureguy.

La modelo compartió la imagen de un atardecer, con el mar de fondo, en el que Barco y ella entrelazaban sus manos mostrando cada uno un anillo en la mano izquierda, más precisamente en su dedo anular.

Se habló de