segunda ola

Gollan, ministro de Salud bonaerense, sugirió la suspensión del torneo: "Después dicen 'no hay clases, pero hay fútbol'"

Daniel Gollan, ministro de Salud de la Provincia, declaró en una entrevista televisiva que el fútbol argentino debería frenarse por 15 días y "dar el ejemplo".
26 de abril de 2021 - 20:30
Gollan

Gollan, en contra de que siga el fútbol.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, sugirió la suspensión del fútbol profesional entre las medidas que deben tomarse para frenar el avance del coronavirus y en la AFA quedaron expectantes frente a la posibilidad de un pedido formal del gobierno nacional.

"Si empezamos con las excepciones, después dicen no hay clases pero hay fútbol. Hay que dar el ejemplo. Si es algo drástico, tiene que ser en serio para todos", expresó el ministro a TN.

En la AFA, tomaron nota de las declaraciones del funcionario bonaerense con la certeza de que una medida en esa dirección sólo podría llevarse a cabo frente a un pedido formal de las autoridades nacionales. "Depende de Nación, lo tiene que pedir el gobierno", contestó una fuente de la entidad con sede en Viamonte 1366.

De momento, el gobierno nacional "no tiene en agenda" la suspensión del fútbol, adelantó un vocero a la agencia Télame, aunque no se descarta que la discusión pueda empezar a plantearse en los próximos días.

El ministro de Salud bonaerense advirtió que por la segunda ola del coronavirus, el AMBA atraviesa "una situación crítica", que requiere "medidas drásticas". Gollan recomendó un cierre "muy fuerte" de 15 días para limitar la circulación de personas y frenar el avance de los contagios, lo que podría incluir la suspensión del fútbol profesional.

El fútbol no está exento de la problemática ya que tuvo un fuerte aumento en los casos de coronavirus con brotes en varios planteles de la Liga Profesional.

El pasado 6 de abril, la AFA publicó un comunicado oficial con el pedido para que se cumplan "de forma estricta" los protocolos de fase 1, lo que implicó suspender las concentraciones, impedir la utilización de los vestuarios en los entrenamientos y evitar viajes en autos compartidos.

También se redujo la cantidad de asistentes habilitados a ingresar a los estadios en los días de partido y en el AMBA se prohibió que los juegos de los torneos locales se extiendan más allá de las 20 para cumplir con las restricciones de circulación vigentes hasta el 30 de abril.

La situación actual del fútbol se complejizó debido a que 13 clubes de la primera división iniciaron su participación en torneos internacionales, lo que implica viajes y concentraciones en países con alta circulación del virus.

Se habló de