Inseguridad

Así despidieron al "motochorro" de Moreno: "Fuiste un re ladrón, moriste en tu ley"

Tras el entierro del delincuente, amigos y familiares lo despidieron en las redes sociales y valoraron el perfil delictivo del fallecido.
Los amigos y familiares le dedicaron posteos en donde resaltaban su perfil de delincuente. 

Los amigos y familiares le dedicaron posteos en donde resaltaban su perfil de delincuente. 

El ladrón asesinado por un policía en Moreno tras intentar robarle la moto, fue despedido en las redes sociales por familiares y amigos. Después del entierro, Andrés Aníbal Carbonel recibió varios mensajes en Facebook, pero uno de ellos fue el que más resonó en las últimas horas en donde se menciona: “Moristes en tu ley” (sic).

En el programa de Soledad Larghi, “Qué hay que hacer”, se habló del tema y se mostró el mensaje con el que despidieron al ladrón.

“Te amo hermano. Una re persona eras vos. Pasamos banda de cosas juntos como buenas y malas. Pero siempre ahí con actitud. Te voy a extrañar hermano. Un re vacío dejaste. Un dolor en el alma", comenzó un allegado del joven.

En su posteo, recordó los momentos que vivieron juntos: "Siempre los dos cuidándonos espalda con espalda, haciéndole la guerra a todos los que nos querían ver mal. Siempre una re chispa. Ahora sólo me queda vivir de los recuerdos. Me quedo con ese último abrazo y esa última charla”.

A través de su perfil de la red social el hombre sostuvo: “Nos vemos a la vuelta ladrón. Ahora estás haciendo algo de ruido seguro, donde sea que estés, porque vos hacías ruido en todos lados. Siempre chispa, moriste en tu ley nomás. Que injusta que es la vida. En breve nos vemos flaco, descansa en paz ladrón. Siempre vas a estar presente, siempre te vamos a recordar por lo que fuiste, un re ladrón y una re persona. Sin palabras, te amo”.

Embed

La situación judicial del policía

Con respecto a la situación judicial del policía, el fiscal Gabriel López ordenó en la tarde del martes su liberación, pero lo imputó por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y pertenecer a la fuerza de seguridad.

Para el fiscal el imputado no actuó en legítima defensa, pero aun así le otorgó la libertad para que esté en su casa durante la investigación y el procesamiento.

Permite concluir que el imputado en libertad no resultaría ser un factor de riesgo para el presente proceso”, señala el documento.

"Yo no quería matar a nadie, ahí se me vino el mundo abajo”, expresó con dolor el efectivo frente al fiscal, al asegurar que siempre tuvo miedo por su vida y la de su pareja durante el robo.