Violencia

Relato del crimen de dos hermanitos: les hicieron tragar tierra y cocaína, los violaron y asesinaron

El hecho ocurrió en Salta. La nena tenía 9 años y su hermanito 6. A ambos los mataron a pedradas, destrozándoles el cráneo, luego de violarlos
Ambos hermanitos fueron encontrado con los cráneos destrozados

Ambos hermanitos fueron encontrado con los cráneos destrozados, se intuye que murieron golpeados a pedradas

Estuvieron desaparecidos casi una semana, antes de que hallaran sus cadáveres. Los hermanitos Melany y Octavio Leguina, de 9 y 6 años tenían las cabezas destrozadas a pedradas, además de tener claros signos de tortura y abuso sexual.

Los cuerpos fueron encontrados en un yugal a las afueras de Salta.

El día del secuestro, los hermanitos salieron de su casa en el barrio Alto La Viña (que en ese momento era un asentamiento), rumbo a un albergue para niños de escasos recursos "La casita de Belén" en barrio San José, donde desayunaban antes de ir a la escuela en Villa Costanera.

Al ver que no volvían, su madre, María Rosa Pereyra hizo la denuncia por su desaparición, sin saber que nunca más los volvería a ver con vida.

Fue la mañana de un lunes 4 de mayo en calle Olavarría cuando dos personas secuestraron a los niños y los llevaron al sur de la ciudad.

Después se revelaría que durante el trayecto los obligaron a tragar y respirar cocaína, los quemaron con cigarrillos y abusaron sexualmente de la nena en presencia de su hermano menor.

Los cadáveres de los niños fueron encontrados una tarde del 10 de mayo de 1998. Llevaban puesto la ropa con la que salieron a la escuela, aunque a la nena le faltaba una zapatilla. También se habían encontrado sus mochilas y una polera salpicada de sangre.

"El que los mató es una bestia", declaró el entonces jefe de la Policía salteña, Víctor Gómez García.

Los asesinos cayeron casi un año después cuando una testigo mencionó el nombre de Marcelo Torrico. Junto a él apresaron a Ariel "Popeye" Brandán.

Se habló de
s