Macri y la necesidad de bajarle el tono dramático a la crisis, sin reconocer los errores propios
MacriResponde

Macri y la necesidad de bajarle el tono dramático a la crisis, sin reconocer los errores propios

Un Macri confiado, sereno, por momentos sobrando la situación. Serio pero tranquilo. Se rió solo una vez: cuando le preguntaron por los dichos de Carrió sobre el aborto. Sólo hizo un comentario irónico, cuando se refirió a los memes que lo muestran pidiendo ahorrar energía.

La conferencia empezó con lo que el equipo de comunicación se había propuesto para este evento: mostrar un Macri que estuviera cerca a los problemas que la gente está pasando y dejara atrás cierto aire triunfalista que desentonaba con la percepción de los “focus group” que le llegaban al Gobierno.

  • “Estoy acá entendiendo lo que les pasa”
  • “Hay cosas que no dominamos”
  • “Cada vez estamos más claros para enfrentar este mundo volátil”…

Aceptación de la realidad, pero una realidad impuesta; no autogenerada.

En el segundo tramo del “discurso” (es decir de respuestas a las preguntas), reconoció algunos errores y sus consecuencias pero ratificó el rumbo.

  • “No fue tan fácil como prensamos en el principio domar la inflación”
  • “Ahora entendemos más claro los problemas estructurales”
  • “El crecimiento va a disminuir”
  • “Estoy convencido del país al que vamos”

Quizás el reconocimiento más grave de la situación que viene se corporiza en el tramo en que habló del empleo público. Dijo que cada sector negociará sus paritarias pero dio a entender que los trabajadores del Estado perderán contra la inflación. “Tenemos que dejar de tener un Estado que gasta más de lo que paga de impuestos”.

La fórmula siguió a medida que avanzaban las preguntas: empatía, ratificación del rumbo y promesa de futuro.

  • “Lamento que un argentino pierda trabajo pero nos propusimos modernizar el Estado” (Sobre los despidos en Telam).
  • “Estamos haciendo el esfuerzo correcto”
  • “Volveremos a generar trabajo”

La misma fórmula aplicó cuando le preguntaron si suspendería la baja de las retenciones agropecuarias.

  • “Hay un gigantesco futuro en las economías regionales. Eramos el único país del mundo que castigaba la exportación”.
  • “No creo que las retenciones sean un impuesto inteligente que genere futuro”.
  • “Lo que tiene que funcionar es el impuesto a las ganancias”.

Para cerrar, por si no había quedado claro –y aunque le habían preguntado por el aborto- volvió a insistir con su mensaje.

“No nos está yendo mal más allá de esta tormenta”, dijo. Hasta la “tormenta”, “13 de los 15 sectores crecían”. “Esta tormenta no nos va a llevar a una gran crisis como en el pasado”, cerró.

Solo mostró fastidio cuando le mencionaron a Telam. Bajó la mirada y puso los brazos atrás. Cuando le preguntaron por los aportes a la campaña de Vidal aplicó la fórmula de rigor: "Vamos a colaborar con la Justicia".

La gran duda: esta conferencia de prensa fue un pedido que hacían desde sectores de Cambiemos para que Macri demuestre el reconocimiento de la crisis; y por sectores externos que le pedían que explicite el rumbo. ¿Se habrá cumplido el objetivo?

Algunas dudas quedaron sin responder (fueron solo 10 preguntas y 3 fueron sobre los aportes de campaña). ¿Habrá cambios de gabinete? ¿Cómo sigue la interna en Cambiemos? ¿Qué va a pasar con las tarifas?