icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Hacinamiento, acceso a la salud y a los servicios públicos: cómo cambiaron en los meses de la pandemia

Hacinamiento, acceso a la salud y a los servicios públicos: cómo cambiaron en los meses de la pandemia
El INDEC publicó ayer un nuevo informe de condiciones de vida, correspondiente al primer semestre de 2020 (Foto: archivo).

Las condiciones de vida de los argentinos registraron cambios durante el primer semestre de 2020, luego de tres meses del ingreso del COVID-19 en el país y durante la etapa más estricta de aislamiento social.

Según informó el INDEC en su último estudio de condiciones de vida en aglomerados urbanos, en el último semestre se redujo la cantidad de personas que pagan algún tipo de servicio médico privado, ya sea una obra social, una prepaga, una mutual o un servicio de emergencia. Solo un 66,6% de las personas pudieron pagar algún servicio privado de salud, el valor más bajo desde que se realiza el informe oficial.

En consecuencia, cada vez son más los que solo acceden a la salud a través del sistema público. En 2017, el 30% de los argentinos accedía solamente al sistema sanitario estatal, mientras que el dato más reciente se elevó a 33,4%.

Según el informe del INDEC, volvió a aumentar el hacinamiento general, pero se redujo el más crítico. En concreto, aumentó la cantidad de habitantes que viven en hogares con dos o tres personas por cuarto. Son más de 6 millones de individuos los que están en esta situación.

Durante el primer semestre de 2020, 1.349.000 personas vivieron en situación de hacinamiento crítico. Esto significa que hubo más de 3 personas por cuarto. Representan al 4,7% de la población urbana.

El hacinamiento crítico genera limitaciones para los miembros de los hogares en materia de privacidad, salud y generación de entornos aptos para el estudio y la socialización.

Además, en el último semestre aumentó la cantidad de personas que no accede a algún tipo de servicio público. Son casas que no están conectadas a la red de gas, al agua corriente o que no tienen cloacas.

De estas tres prestaciones, la que registra el mayor déficit es la red pública de gas: 31,8% de los argentinos que viven en aglomerados urbanos no acceden a este servicio, 29,3% vive en hogares sin cloacas y 105% no tiene agua corriente.

Ignacio Ferreiro
por Ignacio Ferreiro @igncferreiro
SUBIR

NWS

Ovación

Show