Congreso

Horas claves para la ley del FMI: ¿qué negocian el oficialismo y la oposición para tratar de llegar a un acuerdo?

Sergio Massa busca llevarle una propuesta unificada al Presidente. Reuniones en Juntos por el Cambio. El imposible intento de convencer a La Cámpora.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Sergio Massa con presidentes de bloque

Sergio Massa con presidentes de bloque

Sergio Massa habló por teléfono con Alberto Fernández bien entrada la noche del martes. La idea era visualizar si había margen para modificar la redacción del proyecto de ley que refrenda el acuerdo con el FMI. Necesitaba tener un panorama tentativo. Juntos por el Cambio tendrá en esta jornada dos reuniones clave: una de los jefes de bloque y una de la Mesa Nacional. El objetivo de todos es ver si hay margen para consensuar un proyecto único. El dictamen se va a firmar por la tarde, después del plenario de comisiones que empieza 13.30.

Durante la tarde del martes, Massa se reunió con distintos actores: gobernadores, jefes de bloques de Juntos por el Cambio, jefes de otros bloques minoritarios, funcionarios del ministerio de Economía, jefatura de gabinete y el staff del FMI. Escuchó los reclamos de todos y las sugerencias y se propuso el objetivo de "hacer una síntesis y conciliar un texto unificado con todas estas demandas de los distintos actores". Fue clave la charla con los funcionarios del Fondo: le pidieron que la ley salga con el mayor consenso posible.

"Hoy Massa no está pulseando para ningún lado, sino que busca una síntesis y que todos tengan encolumnamiento detras del acuerdo", explicaron cerca del presidente de la Cámara de Diputados. Hasta altas horas estuvo trabajando en un texto unificado que pensaba llevarle al Presidente en la mañana del miércoles. Aunque en el entorno de Massa no descartaban que pudiera ir a Olivos de madrugada o hablar por chat o zoom con Alberto.

Los dilemas de Juntos por el Cambio

En Juntos por el Cambio hay -al menos- 3 posturas bien marcadas.

  • Por un lado, la posición que lleva Gerardo Morales: es gobernador de Jujuy y necesita el acuerdo con el FMI como todos los mandatarios; pero además es presidente de la UCR y tiene a la mayoría del partido encolumnado detrás de su postura: hay que acompañar el acuerdo como sea y con un voto positivo. Esta tesis es acompañada por la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Si la Cámpora no quiere acompañar es problema de ellos. Claro que existe un límite: no todos en el radicalismo están convencidos de que Juntos por el Cambio vote dividido.
  • Por otro lado sectores del PRO que creen que no se puede votar este acuerdo. Por un lado porque patea todos los problemas al próximo gobierno (ellos creen que van a ser ellos); por otro para no ser cómplices de un programa económico que creen que va a fracasar. Hay también un componente político: Milei y Espert van a votar en contra, y el PRO no quiere quedar "tibio" frente un electorado tan polarizado.
  • Por último, el bloque de Evolución Radical que responde a Martín Lousteau. El presidente de ese bloque, Rodrigo De Loredo, planteó: "Lo que resuelva y sancione el Congreso debe explícitamente incorporar el compromiso de no aumentar retenciones ni ningún tipo de aumento impositivo para cumplir metas con el FMI".

La postura de este bloque es la más ecléctica y difícil de entender. "Una cosa es garantizar instrumentos financieros para que el país no vaya a default y otra es avalar que la política siga sin hacer el esfuerzo -tuiteó de Loredo-. Vamos a dar el debate sin traicionar nuestras propuestas electorales pero tratando de evitar que el PJ lleve al país al abismo".

Es decir, recién entre este miércoles -con el dictamen- o el día de la sesión vamos a saber qué van a hacer estos diputados. "Lo que quieren es que el gobierno nacional se comprometa a no crear nuevos impuestos", tradujo una fuente del lousteacismo. Aunque parece difícil que se pueda incorporar en el articulado de la ley.

¿Cómo sigue la cosa?

Este miércoles a la mañana habrá una reunión de la mesa chica del Interbloque de Juntos por el Cambio y los referentes económicos para elaborar una propuesta alternativa definitiva y unificada que se le va a acercar a Massa y al Frente de Todos. Hubo un compromiso de tener una respuesta rápida porque 13.30 empieza el plenario de comisiones.

Paralelamente -por la tarde cerca de las 17- se va a juntar por zoom la mesa nacional de Juntos por el Cambio para intentar unificar una estrategia. Todo esto se tiene que dar antes de que se firmen los dictámenes en Presupuesto y Finanzas. "Si no nos dan nada de lo que estamos pidiendo, va a haber una lluvia de abstenciones y la legitimidad de la ley va a ser muy flaca. El artículo 2 (el memorandum) va a salir con demasiados votos negativos y hay que ver si el FMI lo acepta", sostienen fuentes del bloque.

El mayor dilema es como encontrar una redacción de la ley que les permita aceptar el financiamiento, sin avalar el programa económico.

¿Y la Cámpora?

Cerca de Massa aseguran que habló en los últimos días con Máximo y con Cristina. No se sabe el contenido del diálogo. Va a seguir charlando para conseguir la mejor posición posible, dice. Aunque el compromiso dentro del Frente es "no señalar a nadie con el dedo" por sus posturas divergentes. "Como cuando el Frente Renovador no acompañó la re-reelección de los intendentes y nadie nos dijo nada", explican desde ese espacio.

Aunque este miércoles será un día clave en que se marcarán las posiciones de aquellos que se oponen al acuerdo dentro del Frente de Todos:

  • La CTA autónoma, Claudio Lozano y la agrupación Soberanxs marchan al Congreso para rechazar el acuerdo.
  • La agrupación Patria Grande que lidera Juan Grabois (y que tiene 3 diputados nacionales) va a hacer una conferencia de prensa a las 9 para marcar sus diferencias con el acuerdo.
  • A las 11 va a participar en un acto Pablo Moyano, el único miembro del Triunvirato de la CGT que no habló en el plenario de comisiones del martes. Formalmente es para firmar un convenio contra la esclavitud laboral. Aunque no descarten que hable sobre el FMI

s