Tips para Exportar

¿Cómo ayudan los consorcios a las pymes a la hora de conquistar nuevos mercados?

Esta herramienta es un recurso ideal para las empresas que quieren exportar y abrirse camino en el comercio internacional. Reduce costos y aumenta la oferta.
por Lionel Paredes | 15 de abril de 2021 - 07:55
Los principales problemas que tienen las pymes a la hora de exportar tienen que ver con el financiamiento

Los principales problemas que tienen las pymes a la hora de exportar tienen que ver con el financiamiento, la falta de conocimientos y su capacidad productiva.

Las pymes suelen tener dificultades para exportar a mercados extranjeros.

Algunas veces por carecer de los medios financieros y conocimientos prácticos, otras por incumplir los requisitos regulatorios extranjeros o por no producir en la cantidad o calidad que demanda el comercio exterior, entre otros.

Y aquellas empresas que logran desarrollar una estrategia de exportación, les resulta muy complicado sostenerla en el tiempo.

En ambos casos aparece una solución: unirse con firmas del mismo sector les puede abrir las puertas a nuevos mercados y -lo que es más importante- instalarse durante un largo tiempo.

La asociación no se limita a facilitar el proceso exportador, sino que constituye una verdadera escuela práctica que otorga las herramientas para conocer los secretos del comercio internacional.

La experiencia confirma que la acción conjunta de las empresas, orientada por un coordinador, aumenta las posibilidades de posicionarse exitosamente en el exterior.

La mayoría de los consorcios de exportación son entidades sin fines de lucro y sus miembros conservan su autonomía financiera, jurídica, de gestión y comercial.

De esta manera, a pesar de participar en el consorcio de exportación, las empresas miembro no ceden ningún control sobre sus negocios hacia otras.

Esta es la diferencia principal entre los consorcios y otros tipos de alianzas estratégicas.

Además reúnen a empresas complementarias que trabajan en conjunto para obtener una presencia constante y una inserción más dinámica en los mercados internacionales, permitiéndoles aumentar la potencialidad de su oferta y reducir los costos del proceso exportador.

Al cooperar con otras empresas en un consorcio de exportación, las pymes pueden penetrar y aumentar de forma eficaz su participación en mercados extranjeros reduciendo costos y riesgos.

Concorcios Comercio Exterior
La reducción de costos en los consorcios se da porque los miembros comparten los gastos administrativos y de promoción.

La reducción de costos en los consorcios se da porque los miembros comparten los gastos administrativos y de promoción.

Además, al utilizar en conjunto instalaciones de transporte y de otro orden para la exportación pueden optimizar gastos adicionales de tiempo y costo.

Al mismo tiempo, los miembros pueden elevar su rentabilidad, lograr beneficios a la productividad y acumular conocimientos por medio de varios tipos de acción conjunta que no están directamente relacionados con la comercialización de la exportación, tales como programas de capacitación, certificación ISO 9000 y mejora de procedimientos, entre otros.

Al mejorar el acceso de la empresa a información relativa a mercados extranjeros y orientarse hacia una mayor diversificación de las exportaciones, los consorcios pueden reducir de manera significativa el riesgo de exportación y exploración de nuevas oportunidades comerciales.

La diversificación se logra con el aumento del número de mercados considerados como objetivo y mediante una reducción de las fluctuaciones estacionales de las exportaciones, especialmente cuando los mercados están dispersos geográficamente.

Hay diferentes tipos de consorcios: sectoriales o multisectoriales (según la diversidad de firmas que lo integren); consorcios que agrupan principalmente a competidores o aquellos que están compuestos por empresas que ofrecen bienes y servicios complementarios; y consorcios que dirigen las exportaciones a una región específica o los que realizan actividades a escala mundial, entre otros.

Los consorcios ayudan a sus miembros a pasar del simple abastecimiento de productos a clientes a la formulación de una auténtica estrategia de exportación que les permita ampliar las actividades de comercialización internas, y las especificaciones técnicas y/o los precios no son simplemente dictados por los clientes.

Además, cuando varias empresas unen fuerzas para fomentar sus exportaciones, aumentan su capacidad de negociación con los distribuidores y compradores. En algunos casos, el consorcio puede incluso establecer sus propios canales de distribución. Así pueden pasar por alto los intermediarios -de los que las pequeñas empresas suelen depender en exceso- y mejorar la rentabilidad de las operaciones de exportación.

-

Últimas Noticias