Casos de éxito

Hipotecó la casa por su emprendimiento y hoy tienen una empresa líder en la industria de la electricidad

En 1992 era una empresa unipersonal. En 2005 se transformó en Sociedad Anónima y en 2015 sacaron una crédito hipotecario para comprar una planta industrial en la localidad de San Martín. Cómo hizo está compañía para liderar en su sector.
Christian Dátola
por Christian Dátola |
Cuando Jorge Sanvital tenía 22 años se dio cuenta que conocía en profundidad la industria de la electricidad y decidió abrir su propia empresa. 

Cuando Jorge Sanvital tenía 22 años se dio cuenta que conocía en profundidad la industria de la electricidad y decidió abrir su propia empresa. 

Jorge Sanvitale, director de Mehcco S.A., comenzó a trabajar en el rubro de la electricidad a los dieciséis años. Fue ayudante de electricista, trabajó en una fábrica de artefactos de iluminación e hizo mantenimiento en plantas industriales, hasta que un amigo le ofreció realizar en conjunto la instalación eléctrica de un lavadero de ropa.

Así fue que en 1992 nació Mehcco, como empresa unipersonal y, en 2005, se transformó en S.A. Actualmente, es una pyme que presta servicios de ingeniería y montajes eléctricos. Además, realiza obras de miles de metros cuadrados y se especializa en energías renovables como la eólica y la solar.

En 2015, Jorge adquirió un crédito hipotecario para comprar una planta industrial con más de 1.600 m2 en la localidad bonaerense de San Martín, donde ahora se ensamblan tableros eléctricos.

Hoy en día, la empresa cuenta con una nómina de sesenta empleados conformada por el personal de obra, taller, ingeniería, logística y administración. Además trabaja con contratistas que hacen que el equipo de trabajo pueda extenderse a más del doble de la propia nómina.

Un emprendimiento que se consolidó

Al recordar sus inicios y pensar en el crecimiento de la compañía Jorge señala que “estar al frente de una empresa cuando hiciste todas las tareas operativas que ella demanda con anterioridad no siempre resulta tan sencillo, es muy importante la comunicación, entendiendo que la experiencia anterior no siempre es la base de la solución a los nuevos desafíos”.

Además, Jorge considera que al comenzar en la industria “el hecho de no contar con una historia empresarial como soporte” le generó dificultades para organizar la que hoy es una Sociedad Anónima.

“No nací empresario, aprendí mucho en el camino y en estos 28 años logramos consolidar un equipo de trabajo enorme, con ganas y con compromiso. De alguna manera somos una familia porque nos elegimos cada día”, destaca al momento de resumir en una frase la trayectoria de la compañía donde muchos de sus colaboradores acompañaron ese recorrido desde adentro y algunos tienen más de 20 años de antigüedad.

La compañía logró alcanzar su espacio propio y unificado, producto del crecimiento sostenido y del esfuerzo por desarrollarse. La planta que actualmente se encuentra en San Martín se realizó de manera personalizada para sus actividades y, si bien se utilizó parte de la estructura preexistente, se construyeron a medida los lugares de los puestos de trabajo, el almacén y el taller que hoy cuentan con un total de 1600 m2.

El tamaño de las obras realizadas creció de manera exponencial, pasaron de trabajos que involucraban unos cientos de metros cuadrados a realizar naves industriales y edificios que superan varios miles de metros cuadrados. Además, cuentan con la implementación de energías renovables como la eólica o la solar, que colaboran a reducir el costo energético y protegen el medio ambiente.

Para fomentar la utilización de estos sistemas, Jorge explica que, por ejemplo, “los supermercados pueden utilizar paneles solares para generar energía propia en paralelo con la red y permitir un ahorro no menor con equipamientos que tienen 30 años de duración lo que les permite amortizarlos sin inconvenientes”.

Generar consciencia sobre energía

Al ser consultado sobre cómo es ser parte de la industria eléctrica cuando las energías renovables están tomando impulso para disminuir su uso, Jorge aseguró que "la idea es tratar de generar consciencia en todos los usuarios sobre el uso racional de la energía eléctrica y tratar de incentivar a las empresas a que puedan hacer inversiones en este sentido".

Y añadió "la energía eléctrica no es un recurso infinito si no logramos generarla a través de fuentes sustentables como lo que se viene viendo en los últimos tiempos ya sea energía eólica o solar. En los últimos años, esta tendencia fue tomando importancia por el ahorro en cuanto a lo económico pero también hay que generar conciencia ecológica y pensar en las generaciones futuras".

"Implementar energía solar para abastecer una superficie, cualquiera sea, como también el desarrollo de las luminarias led, en los últimos años hizo que también fuera posible que pensemos en desarrollar alternativas sustentables y sostenibles que no afecten al medioambiente. Hoy podemos tener iluminadas grandes superficies con un gasto de energía reducido y eso es lo que importa", destacó Jorge.

Y ejemplificó: "en el caso de los supermercados usan paneles solares para generar energía propia en paralelo con la red eléctrica y permitir un mayor ahorro. Si bien es una inversión inicial importante para las empresas, son equipamientos que tienen 30 años de duración y les permite solventarlo sin inconvenientes"

"Entre los últimos proyectos que hemos realizado existe el caso de un supermercado que fue pionero en el uso de energía solar para sus locales comerciales. Actualmente generan aproximadamente un 25% de la energía que consumen por año y si eso lo trasladáramos a grandes escalas, el ahorro es más que importante", aseguró Jorge.

En sintonía con lo que venía desarrollando, le consultamos qué cree que va a pasar en la industria eléctrica dentro de 10 años.

Y respondió: "si bien ahora estamos comenzando a tomar consciencia y a implementarlos con más frecuencia, estos sistemas vienen de larga data y se van perfeccionando. Los paneles se renuevan y se obtiene mayor resultado y sus rectificadores se pueden integrar y renovar a medida que se superan".

Además, señaló que "seguramente dentro de 10 años habrá paneles solares con otra tecnología diferente a esta y mejores rectificadores que los actuales asociados a esos paneles pero se podrán incorporar sin inconvenientes al sistema eléctrico. Va a haber paneles más eficientes, con otro formato, pero nada va a prohibir que se puedan integrar a los sistemas preexistentes, incluso se pueden ir agregando como si fueran módulos.

La empresa en pandemia

Durante la pandemia del Covid-19, contar con una planta amplia y con el apoyo de un esquema de burbujas para el transporte del personal del domicilio al lugar de trabajo proporcionado por la empresa les sirvió para coordinar un nivel reducido y organizado de presencialidad con rotación con homeoffice.

Jorge aseguró que "la mayor parte del personal trabaja remoto. Hoy por hoy es una imagen a la que me acostumbré. La primera parte del 2020 también trabajé de manera remota y venía eventualmente a planta. Empecé a venir una vez por semana, después con algo más de frecuencia y ahora vengo todos los días"

Y agregó "mi oficina está apartada, no hay nadie que esté trabajando en el piso. Si miro hacia el taller es la foto de siempre aunque con algunas ausencias, en cambio Oficina Técnica y Administración el panorama es más desolador, hay una persona o dos, que ofrecen soporte presencial de manera rotativa. El movimiento que había habitualmente no está más. A los pocos que asisten a la planta, es raro verlos que vayan a comer por turnos y estén separados en una misma mesa por una pantalla de acrílico, son situaciones muy raras".

En 2020 la empresa facturó el 50% de lo que había facturado en 2019. Pero Jorge, con el amor propio que caracteriza a los empresarios PyMES, decidió sostener a la empresa con su capital de trabajo.

Para la empresa fue muy complicado el 2020 porque tiene "un plantel de más de 60 personas y se estuvo durante un mes o dos pagando sueldos sin que las personas pudieran trabajar en el comienzo de la pandemia. Después lentamente se comenzó a retomar la actividad".

"En 2020 nos dedicamos a sobrevivir. Recién ahora nos estamos recuperando a medida que retomamos el ritmo. Fue una situación bastante particular pero a pesar de todo estamos en una posición de privilegio porque nuestros clientes están trabajando y nosotros junto a ellos, eso nos permitió no tocar fondo y seguir adelante", afirmó Jorge.

Para finalizar la entrevista, le consultamos: Si tuviera que rescatar algo de esta etapa, qué sería.

"Lo más importante es resaltar el espíritu de todo el equipo de trabajo que no bajo los brazos en ningún momento. Aun en una situación tan desfavorable pudimos mantener todos los puestos de trabajo y no hicimos recortes en los salarios de ninguno de nuestros colaboradores. Consideramos que en tanto fuera posible para la empresa no debíamos sumar a la situación sanitaria otra preocupación a nuestra gente".

-

Últimas Noticias

s