Casos de Éxito

La empresa que creó la primera cuchara biodegradable de Argentina

Adaptándose a las nuevas exigencias del mercado y al cuidado del medio ambiente, el Grupo HZ decidió fabricar productos biodegradables ¿Cómo les fue?
Pablo García

Pablo García, gerente comercial regional de la empresa Grupo HZ.

En una entrevista exclusiva con la vertical PyMES de A24, Pablo García, gerente comercial regional de la empresa Grupo HZ, se refirió al lanzamiento a nivel local de Biohz, la primera cuchara de cartulina reciclable.

En línea con el cambio de paradigma relacionado a la economía verde, el emprendimiento lanzó un producto que se degrada de 12 a 18 meses mientras que las cucharas de plástico tardan más 400 años en hacerlo.

La cuchara biodegradable es apta para el contacto directo con todo tipo de alimentos y temperaturas. Su estructura es resistente, no tiene blanqueadores y posee un tratamiento antihumedad y antigrasa.

Y posee un mango ergonómico, suave y de larga duración.

Cuchara Biodegradable Grupo HZ.jpg
Así es la cuchara biodegradable que diseñó la empresa.

Así es la cuchara biodegradable que diseñó la empresa.

¿Cómo surgió la idea de hacer una cuchara de cartón?

Queríamos empezar por un producto masivo, que todos conozcan y reinventarlo de una forma sustentable. La cuchara es un producto que tiene gran consumo en la vía pública y es desechada luego de su uso.

¿Cómo es la fabricación y qué vieron en el mercado para diseñar un producto así?

"Partimos de un pliego de cartulina al que troquelamos para marcar el diseño y que finalmente pegamos para llegar al producto final", explicó Pablo.

Y agregó: "el proceso productivo utiliza parte de la tecnología de troquelado ya instalada en planta y para su armado final se desarrollo internamente una maquina especial que forma y pega el producto de manera automática y masiva".

"Nos inspiramos en la funcionalidad de la cuchara convencional con el desafío de hacerlo en cartulina", concluyó con la primera parte de la respuesta.

Según nos explicó, fueron varios los diseños que se probaron hasta llegar al ideal. Un punto importante a desarrollar fue que a la cuchara se encuentre lista para usar, que no precise armado y que no modifique el hábito del consumidor.

"Conocemos las trabas culturales y el esfuerzo que puede implicar el cambiar un hábito de consumo. Buscamos el diseño óptimo para salir al mercado con una propuesta de cuchara que sea fácilmente aceptada", destacó Pablo.

¿Cree que las personas utilizarán cada vez más elementos biodegradables en su rutina diaria?

"Totalmente. La concientización sobre el impacto ambiental de los plásticos de un sólo uso es cada vez mayor, pero es un camino largo a seguir", respondió Pablo.

Y añadió: "Si comenzamos con productos básicos, funcionales que faciliten el consumo y no involucren un gasto extra para el consumidor, seguramente el cambio a este tipo de productos va a ser mas veloz".

¿Cuál es la repercusión que ha tenido este lanzamiento? ¿A qué países llegó y si hay algún porcentaje de venta de la cuchara?

"Hemos tenido muy buena aceptación. Las personas se encuentran gratamente sorprendidas cuando la prueban", comenzó a responder orgulloso.

"Sabemos que no es fácil el cambio, el consumidor esta muy habituado a otros materiales, por eso nuestro principal objetivo es que se use para que validen que el producto tiene la funcionalidad requerida además de ser amigable con el medio ambiente", describió.

Y nos adelantó que "la idea es poder ofrecerla próximamente en Brasil y Chile, donde el grupo tiene plantas productivas".

¿Cuáles son los próximos objetivos?

Casi sin dudar, nos contó que los próximos pasos son "continuar con el desarrollo y lanzamiento de productos que persigan el mismo objetivo que la cuchara, ser una alternativa sustentable conveniente a los plásticos de único uso".

-

Últimas Noticias