Emprendedores

Medialunas: son un referente en el rubro y se propusieron estos nuevos desafíos

Atalaya se fundó en 1942 por el empuje de dos hermanos españoles. Es un clásico para la ruta, cuando se viaja a la costa. Cuáles son sus planes de expansión.
Luego del éxito del local en Chascomús

Luego del éxito del local en Chascomús, Atalaya logró expandirse a Zárate, La Plata y la Costa Atlántica.

Juan Ignacio Castoldi, vicepresidente de Atalaya, pintó un panorama de lo que viene para una de las empresas más requeridas por los consumidores locales, a través de un producto irremplazable como son las medialunas.

La firma fue fundada en 1942 por dos hermanos españoles, Ángel y Odilio García, con la idea de ofrecerles a los consumidores productos artesanales de Argentina en el trayecto que va de Buenos Aires y Mar del Plata.

Luego del éxito del local situado en la localidad de Chascomús, Atalaya logró expandirse a Zárate, La Plata y la Costa Atlántica.

Un futuro prometedor

"Después de una buena temporada, decidimos seguir con nuestro plan de expansión que comenzó hace ya cinco años. Abrimos franquicias en Mar del Plata, Zárate y Mar del Tuyú. Y la semana pasada firmamos contrato para abrir en Aeroparque", describió Castoldi en el programa Somos Pymes Radio por La Red AM 910.

"De esta manera, no solo logramos el hito de entrar en CABA sino que también vamos a estar en una terminal aérea donde pasan millones de argentinos y extranjeros día a día, lo que va a hacernos conocidos a nivel regional e internacional", resaltó.

Y anticipó: "Antes de fin de año vamos a tener una nueva franquicia en Cañuelas y La Plata. También estamos viendo zonas como Pilar, San Isidro y Martínez".

"Seguimos teniendo proyectos e invirtiendo en el país, lo que nos pone muy contentos", manifestó el directivo.

Una marca fija entre los argentinos

En otro tramo de la charla, Castoldi explicó donde reside el éxito de la firma en cuanto a las preferencias de la gente.

"Al ser una medialuna premium, Atalaya tiene como principal componente a la manteca. Gracias a eso, el impacto de la suba de los precios de la harina no fue tan impactante", indicó el experto.

"Así pudimos mantener la docena de medialunas en 750 pesos, cuando en otros lugares está a $900", puntualizó.

En ese contexto, el ejecutivo admitió: "Es una gran responsabilidad pertenecer a la tercera generación de la empresa, porque cuando la gente viene a consumir nuestras medialunas recuerdan la experiencia que tuvieron con sus abuelos".

"Por eso, nuestros productos se hacen con una materia prima 100% premium, con la misma fórmula de los últimos 80 años y sin abaratar costos".

El proceso de manufactura

"Tenemos un ingeniero especializado en alimentos que se encarga de nuestra producción. Y este año llegamos al hito de producir 10 millones de medialunas anuales, que es un montonazo", ilustró Castoldi.

"Para generar el volumen que tenemos es necesario profesionalizar cada área de la empresa. No es algo sencillo porque la medialuna lleva un día y medio de elaboración. Todos nuestros productos salen de nuestra planta de Chascomús", graficó.

"El 2022 va a ser un año de crecimiento a pesar de la incertidumbre de lo que va a pasar con los precios. Nuestra idea es seguir llegando a un montón de lugares del país", cerró el empresario.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s