Comercio internacional

Por qué disminuye la "amenaza importadora" sobre las PYMES industriales

Cuánto influyeron las devaluaciones entre 2018 y 2019 y la pandemia para ese fenómeno. Los datos del informe que refleja cómo está el mercado interno.
Comercio exterior: La pandemia

Comercio exterior: La pandemia, el nuevo escenario global y la situación argentina configuran una economía local cada vez más cerrada al mundo.

Así lo mostró un informe especial de la Fundación Observatorio PYME, denominado "Inserción Internacional de las PYMES y competencia de las importaciones en el mercado interno". "Un efecto positivo de la fuerte devaluación 2018-2019 y de la pandemia, ha sido la reducción de la competencia que las importaciones significan para los productos manufacturados de las PYMES", resaltó FOP.

Según los expertos de la entidad, desde 2018 se observa una sistemática caída de la porción de firmas que ve amenazadas sus ventas en el mercado interno por las importaciones (40% en 2018 y 31% en 2020) y también de aquellas que efectivamente perdieron participación a causa de la competencia importadora (28% al 21%).

"Este efecto positivo se ve morigerado por una caída de la participación de las empresas argentinas en las cadenas de valor internacionales y también por una caída del poder adquisitivo de las exportaciones industriales", resaltó el estudio privado.

Caída del poder adquisitivo de las exportaciones industriales

A la salida de la pandemia, en 2021, el poder adquisitivo del conjunto de las exportaciones industriales del país disminuyó un 13%.

"Esto significa que con la misma cantidad física de exportaciones industriales ahora el país puede importar una menor cantidad de bienes industriales", ilustró el informe.

Para los investigadores de FOP, este efecto no parece permanente para el conjunto de las exportaciones industriales, ya que durante 2019 y 2020 el poder adquisitivo de las mismas había crecido levemente.

"En cambio para las exportaciones industriales de las PYMES, la pérdida de poder adquisitivo de sus ventas externas se presentó fuerte y permanente durante la pre-pandemia y es posible que hoy mismo el fenómeno esté agravándose", indicó el informe.

El tema es importante y hay que prestarle máxima atención porque influye negativamente en el saldo de la Cuenta Corriente del Balance de Pagos del país, en una coyuntura donde el país necesita aumentar sus reservas para cumplir con las metas comprometidas con el FMI.

Una economía local internacionalmente aislada

La pandemia, el nuevo escenario internacional y la misma situación argentina que se arrastra desde hace años, en conjunto, están configurando una economía local cada vez más cerrada al mundo.

Durante la pandemia, la participación de las empresas locales manufactureras, comerciales y de servicios en las cadenas globales de valor (un 15% del total de las empresas en 2019) disminuyó un 28%.

"La disminución de esta participación en las cadenas globales de valor es inversamente proporcional al tamaño y más acentuada en la industria que en los servicios y el comercio", definieron los analistas de FOP.

A pesar de la devaluación de 2018, la proporción de PYMES industriales exportadoras siguió disminuyendo, alcanzando en 2020 (último dato producido por FOP) sólo un 19%, contra un 22% en 2018-2019 y muy por debajo del 31% alcanzado en 2006.

Las PYMES industriales menos amenazadas por las importaciones

Bajo este nuevo escenario, en 2021, parece haberse consolidado la tendencia observada, antes y durante la pandemia, de disminución de la competencia de las importaciones con los productos de las PYMES en el mercado local.

"Es cada vez menor la proporción de empresas que se sienten amenazadas y que efectivamente perdieron participación a causa de la competencia importadora", enfatizó el estudio.

"Los desafíos para el logro de un mayor saldo exportable son mayúsculos vistos desde la perspectiva de los bienes y servicios no agrícolas", señalaron desde FOP.

"La disminución del poder adquisitivo de las exportaciones industriales y la recomposición de la participación de las empresas argentinas en las cadenas de valor global exigen la implementación de estrategias industriales y comerciales de alta precisión en un escenario donde la alta inflación complica la correcta evaluación de precios y costos de las empresas, especialmente en las PYMES donde los recursos organizativos son menores", concluyeron.

-

Últimas Noticias

s