Senado de EEUU aprueba ayuda para Ucrania, pero la Cámara Baja la rechazaría

(Agrega declaraciones de Biden y Zelenski.)

El Senado de Estados Unidos aprobó hoy el envío de 60.000 millones de dólares en financiación para Ucrania ante la invasión rusa, pero el proyecto de ley corre el riesgo de no ser aprobado por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, según adelantó su presidente, Mike Johnson.

La media sanción fue celebrada como "fundamental" por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien felicitó a los senadores e instó a la Cámara de Representantes a que "avance con urgencia en este sentido" y dé también su visto bueno al paquete de asistencia, que también incluye fondos para Israel, Taiwán y los palestinos de Gaza.

"Este acuerdo nos permitirá continuar con nuestro trabajo vital junto con nuestros aliados de todo el mundo para asegurar la libertad de Ucrania", dijo Biden en un comunicado.

El presidente agregó que 14.000 millones de dólares destinados a Israel para su ofensiva contra el grupo islamista palestino Hamas en la Franja de Gaza reforzarán la seguridad del país aliado.

Biden señaló además que 9.000 millones de dólares que irán para la población civil de la Franja de Gaza ante la ofensiva israelí proporcionarán "ayuda humanitaria vital para el pueblo palestino, cuya vasta mayoría no tiene nada que ver con Hamas".

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, celebró la llegada de más fondos con un video que subió a sus redes sociales.

"La decisión de los Estados Unidos de continuar con el apoyo a nuestro país y a nuestros guerreros fue anticipado no sólo por nosotros, sino también por otras naciones, particularmente europeas. El mundo busca que el liderazgo norteamericano se mantenga firme, ayude a proteger vidas y preserve la libertad", escribió Zelenski en su cuenta de X.

El paquete de 95.000 millones de dólares incluye también financiación para Taiwán, otro aliado estratégico de Estados Unidos, pero la mayor parte -60.000 millones de dólares- ayudaría a Ucrania a reabastecer los agotados suministros de municiones, armas y otras necesidades cruciales al entrar en un tercer año de guerra con Rusia.

El proyecto de ley, que el Senado votó esta madrugada en una atípica sesión nocturna y fue aprobado con apoyo bipartidista, no incluye cambios en la política migratoria estadounidense, informó la agencia de noticias AFP.

Un pequeño grupo de republicanos se opuso al envío de 60.000 millones de dólares para Ucrania con el argumento de que esa reserva debía ser utilizada para resolver problemas internos antes que en el exterior.

Sin embargo, un grupo mayoritario del Partido Republicano votó en conjunto con los demócratas y permitió la aprobación del paquete.

Para ellos, el abandono a Ucrania podría fortalecer al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y amenazar la seguridad global.

"Con este proyecto de ley, el Senado declara que Estados Unidos no flaqueará, no incumplirá", dijo el líder de la mayoría demócrata, Chuck Schumer, en sus argumentaciones.

El proyecto de ley aprobado en el Senado excluyó reformas migratorias y fue aprobado por 70 votos a favor y 29 en contra.

Un texto anterior del Senado que abarcaba tanto la frontera con México como la ayuda exterior fue bloqueado por miembros del propio partido de Johnson, después de que él también prometiera anularlo en la Cámara de Representantes por preocupaciones de que no abordaba suficientemente los cruces ilegales por la frontera sur del país.

"Los republicanos de la Cámara de Representantes fueron muy claros desde el comienzo de las discusiones en que cualquier denominada legislación suplementaria de seguridad nacional debe reconocer que la seguridad nacional comienza en nuestra propia frontera", dijo Johnson en un comunicado.

Johnson había declarado anteriormente que el primer proyecto de ley del Senado, que incluía algunas de las restricciones a la inmigración más duras en décadas, pero que, según él, no iba lo suficientemente lejos, estaría "muerto al llegar" a su cámara.

Su retórica coincidió con la del expresidente Donald Trump, quien ha pedido enérgicamente que se rechace el proyecto de ley mientras se postula nuevamente para el cargo y busca explotar la supuesta debilidad del presidente Joe Biden en materia de inmigración.

Trump aspira a volver a enfrentar a Biden en las elecciones presidenciales de noviembre próximo en Estados Unidos.

FUENTE: TELAM