EFEMÉRIDES

Jorge Porcel según sus compañeros: malhumorado, egoísta y poco tolerante

Este 7 de septiembre cumpliría 85 años Jorge Porcel, uno de los más importantes humoristas de los años '60, '70 y '80. Con Olmedo forjaron un dupla imbatible, pero no todo fue color de rozas en su vida. Muchos lo recuerdan de la peor manera. Enterate.
Jorge Porcel según sus compañeros: malhumorado, egoísta y poco tolerante

Este 7 de septiembre el actor Jorge Porcel cumpliría 85 años. Fue uno de los más importantes humoristas de los años '60, '70 y '80 del siglo XX con su estilo picaresco. Con Olmedo forjaron un dupla imbatible. Trabajó con las actrices más lindas y populares de su época, pero no todo fue color de rozas en su vida. Muchos lo recuerdan de la peor manera.

Sin duda, su nombre fue sinónimo de popularidad. En el ambiente se lo conocía simplemente como el 'Gordo Porcel' y bastaba contar con él en un elenco cinematográfico o teatral para saber que el éxito estaba asegurado. Con unas jovencísimas Susana Giménez y Moria Casán, Porcel filmó -con Alberto Olmedo completando el cuarteto- una decena de películas que rompieron la taquilla cinematográfica.

Las_Mujeres_son_cosa_de_Guapos.jpg
'Las mujeres son cosa de guapos', una de las tantas películas que Jorge Porcel protagonizó con Alberto Olmedo, Susana Giménez y Moria Casán. 

'Las mujeres son cosa de guapos', una de las tantas películas que Jorge Porcel protagonizó con Alberto Olmedo, Susana Giménez y Moria Casán.

En televisión, con Las Gatitas y Ratones de Porcel también tuvo muchísimo éxito, pero claro que ya había pasado por Operación Ja Já, Polémica en el bar, Fresco y Batata (con Olmedo) y Porcelandia, entre muchos ciclos.

Pero sucede que detrás del gordo simpático que se mostraba ante el público, una gran cantidad de colegas como así también técnicos que compartieron trabajo con él, lo describían como egoísta, celoso y hasta mal compañero. Si podía pisarle la letra a alguien que estaba dando sus primeros pasos para que no pudiera lucirse, cuentan que no dudaba en hacerlo. La estrella era él. Así lo sentía y así se lo demostraba a todos quienes estaban a su alrededor.

Jorge Porcel, además de todo, acosador

Productores, extras, técnicos y utileros lo han recordado en su momento como un hombre de un carácter sumamente complicado, que vivía malhumorado, y que era hiriente con sus comentarios. Sobre todo con quienes recién comenzaban y trataban de ganarse un lugar en la televisión.

Otro de los comentarios que siempre sobrevolaron acerca de la persona de Jorge Porcel, tuvo que ver con la actitud acosadora que solía tener para con las mujeres con las que trabajaba. Desde la mismísima Susana Giménez, Amalia Yuyito González y hasta Carmen Barbieri, con quien tuvo un romance clandestino, pero nadie se atrevía a visibilizarlo.

No fue hasta muchos años después que, por ejemplo, la actriz Georgina Barbarossa se animó a contar públicamente las manos en la cola que sufrió de parte del cómico y que jamás se atrevió a contárselo a su marido, el vasco, para no armar un escándalo ya que precisaba el trabajo.

Embed

Claro que además de las complicadas relaciones laborales, las personales no fueron menos caóticas. Si bien estaba casado con Olga Gómez, tuvo un hijo extramatrimonial con una empleada de la famosa peluquería Possy, Jorge Junior. Entre ambos el vínculo siempre fue tirante. Si bien cumplió con una mensualidad de 2.500 dólares hasta su mayoría de edad y le regaló un departamento en Capital Federal, la relación fue casi inexistente porque el cómico así lo quiso.

Los últimos años de Jorge Porcel autoexiliado en Miami

De acuerdo a sus actitudes y sus decisiones, los últimos años de Jorge Porcel en vida pagó caro cada uno de sus excesos. Terminó atado a una silla de ruedas con apenas un hilo de voz en la garganta, predicando el Evangelio. Claro que antes, allá por 1989, en plena hiperinflación y tentado por una cadena de tv se fue a Miami. Alllí llevó sus Gatitas y Ratones.

porcel silla de ruedas.jpg
La última entrevista que Susana Giménez le hizo a Jorge Porcel, desde Estados Unidos.

La última entrevista que Susana Giménez le hizo a Jorge Porcel, desde Estados Unidos.

A pesar del éxito del primer tiempo, Porcel sintió los estragos que hicieron en él el desarraigo, angustia y desorientación, hasta que encontró refugio en Dios. En tanto, su sobrepeso empezó a hacer estragos en su salud. La obesidad, el Parkinson y la artrosis fueron arrasando con él hasta que en la madrugada del 16 de mayo de 2006 su cuerpo no aguantó más y murió en la cama de un hospital de Miami.

Se habló de
s