Volver a amar

La historia de amor de Beto Casella y Carolina Wyler

La oficialización del romance se vio demorada debido a que no sabían como los padres de la joven iban a tomar la relación debido a la brecha de edad.
La historia de amor de Beto Casella y Carolina Wyler

La historia de amor de Beto Casella y Carolina Wyler comenzó bien cerca de la exposición. El conductor de 61 años y la locutora treintañera comenzaron a forjar una fuerte relación a rapaz de compartir largas jornadas de trabajo.

Él decidió empezar una nueva vida luego de separarse en 2013 de Patricia Quintero, la madre de sus dos hijos Franco y Juan Pablo. Las primeras imágenes de este romance fueron captadas por la Revista Paparazzi en 2014.

Ellos se conocieron en 2008 cuando empezaron a trabajar juntos en las radios de Grupo Indalo, pero hay que destacar que la relación amorosa empezó tiempo después.

image.png

Cuando todo se encaminó, se mudaron juntos a un departamento en el barrio porteño de Palermo en 2015: los primeros meses de convivencia estuvieron marcados por las “clases” en donde ella le enseñaba inglés con las canciones de “The Beatles” y la prohibición que le imponía de probar los hidratos de carbono.

La primera entrevista que dieron juntos fue recién en 2017 cuando se presentaron en el programa “Vino Para Vos” que conduce Tomás Dente en KZO. En esa charla, revelaron que la oficialización del romance se debió a los papás de Carolina. Es que ella temía cómo iba a impactar la noticia debido a la diferencia de edad ya que ´se llevan 26 años.

"Para una chica de 27 años (al momento de comenzar el noviazgo), con una linda formación religiosa, formadísima en escuelas rigurosas, que te caigan con Beto Casella... En un momento, como padre decís '¿qué hice?'", ironizó el legendario conductor de “Bendita” (El Nueve).

image.png

No todo fue color de rosas en esta relación. Cuando en enero de 2018 Beto se preparaba para uno de los momentos profesionales más importantes del último tiempo debido al pase a la Rock & Pop, manifestó que esa alegría estaba un tanto opacada por su presente personal. “Estoy en un impasse de 2 o 3 meses con mi última pareja. Tenemos una relación fabulosa, amistosa y amorosa, hasta nos vemos para comer, pero estoy viviendo solo”, había definido.

image.png

s