ENTREVISTA VIRTUAL

Profunda reflexión de Gustavo Sofovich sobre sus adicciones

En una charla en vivo a través de Instagram, Gustavo Sofovich habló absolutamente de todo con Gastón Pauls, donde se explayó a corazón abierto. Qué dijo.
Profunda reflexión de Gustavo Sofovich sobre sus adicciones

En una charla en vivo a través de Instagram, Gustavo Sofovich habló absolutamente de todo con Gastón Pauls, donde se explayó a corazón abierto. Se refirió a las adicciones que padeció años atrás, como el juego y las drogas.

Semanas atrás el productor de 'Polémica en el bar' había pasado por 'Seres libres', el programa que el ex Montaña Rusa conduce en la señal de Crónica TV, donde abordan sin tapujos temas históricamente considerados tabúes en los medios, como lo son todas las adicciones en general. Pero en esta oportunidad profundizaron la conversación en una charla que duró casi una hora y fue vista por los más de 27 mil usuarios que tiene el ciclo en la red social.

“Hoy con mis 54 años te puedo decir que todo en mi ser puede ser imparable. Cuando probé falopa por primera vez, no tenía idea. Yo me empecé a drogar a los 17. Y había empezado a jugar a los 14. Ya la adicción al juego, en esos 14, era imparable”, explicó en un principio Gustavo Sofovich.

Claro que a medida que la charla avanzaba, Gastón Pauls quiso ahondar sobre su pelea contra estas adicciones. “La única forma es no consumirlas. Yo no puedo consumir droga, no tomo alcohol, no consumo alcohol, no puedo consumir juego”, dijo seguro Gustavo Sofovich, explicando que “si yo consumo hoy una mano de blackjack, arrancando de 500 mangos, se viene un huracán en mi vida. Una bola de ruleta de un par de lucas, empieza un huracán en mi vida”.

“¡Yo a la falopa la odio! Mirá el boludazo que seré que te digo que el juego me gusta. ¡Terrible boludo! Igual, ahora estoy viendo la posibilidad de viajar. Y mi lucha está en cómo llevo plata o como me manejo. Yo no quiero jugar. Mi lucha es contra el juego. Hoy mi lucha abierta es contra el escolazo, que por otro lado, es el trampolín hacia la falopa”, se sinceró el hijo del recordado Gerardo Sofovich.

Embed

Gustavo Sofovich: el recuerdo de su padre y su creencia en Dios

A medida que avanzaba la entrevista, Gastón Pauls llevó a Sofovich también hacia otros temas. Y como no podía ser de otra manera, el recuerdo hacia su padre no podía quedar afuera de la charla y qué pensaría hoy. Así fue que Gustavo aseguró “yo creo que Gerardo está en este plano. Y está orgulloso del hijo que dejó en este mundo, en este hombre que me estoy convirtiendo... Gerardo está mirando todo. Yo creo que los que se van, se convierten en ángeles que vuelan alrededor nuestro”, confió el productor televisivo.

Mientras tanto, en medio del abordaje del espinoso tema de las adicciones, Gustavo compartió su teoría sobre Dios. “Me acuerdo de cuando estábamos drogándonos, matándonos a un nivel de destrucción infinita. Y me decían: ‘No, porque Dios...’. Y yo respondía: ‘Macho, si Dios existiese, nosotros no estaríamos como estamos’. Hoy, 7, 8 años después, te diría que si Dios no existiera, vos y yo no estaríamos charlando”, aseguró.

gerardo y gustavo sofovich.jpg
Gustavo junto a su padre, el recordado e histórico conductor y productor, Gerardo Sofovich. 

Gustavo junto a su padre, el recordado e histórico conductor y productor, Gerardo Sofovich.

Al tiempo que completó sobre aquellos años de profundas adicciones “yo soy de los que tienen la teoría de que en la droga no hay amigos. Hubiéramos tenido historias de consumo que podrían ser divertidas hoy. Pero en ese momento, de divertido no tenía nada: era todo terror, sufrimiento, llamados, teléfonos, locura... sufría a más no poder”.

En tanto, en referencia a este Gustavo actual reconoció Sofovich que “no había nada. No había nacido hace 8, 7 años y medio atrás. Es una evolución diaria de un laburo en mí para ser una mejor persona. Y nace a partir del dolor. (...) Nunca lastimé a nadie, al primero que lastimaba era a mí mismo. Y por consecuencia lastimaba a todo ser que me quería”, aseguró Gustavo Sofovich sobre su recuperación. Al tiempo que remarcó que labura “todos los días para ser una mejor almita. Me puedo equivocar, pero siempre hago un serio trabajo para esto”.