SHOWMATCH, LA ACADEMIA

Retaron a Marcelo Tinelli por los besos y abrazos a los participantes

Anoche arrancó el concurso de baile en ShowMatch, y Marcelo Tinelli volvió a incumplir los protocolos. Hubo besos, abrazos y también tirones de orejas.
Retaron a Marcelo Tinelli por los besos y abrazos a los participantes

Anoche arrancó el concurso de baile en ShowMatch, y Marcelo Tinelli volvió a incumplir los protocolos. Hubo besos, abrazos y también tirones de orejas. Después de un polémico debut el día lunes, donde abundaron las críticas tanto del ambiente artístico, del arco político como también de la sociedad, por la cantidad de gente -unas 200 aproximadamente- toda junta en un ambiente cerrado, el no uso de tapabocas y no distanciamiento social, esta segunda noche parece que tampoco fue excepción.

Tras ingresar el jurado, Marcelo Tinelli recibió al primer participante. Nada más y nada menos que Agustín 'Cachete' Sierra -el insólito ganador del Cantando 2020- junto a Fiorella Giménez. Fue allí cuando, tras darle un beso a la bailarina, el conductor se fundió en un abrazo con el ex Chiquititas, seguido de otro beso.

Embed

Después de su performance, en la que claramente le fue bastante mejor que con el canto -obtuvo 28 puntos- y toda la puesta en escena de la devolución por parte del jurado, vendría la segunda participante de la noche. Allí hizo su ingreso la salteña Mar Tarrés. Y tras la entrada de la pareja, Marcelo Tinelli extendió su puño de antemano y se atajó con un "vamos a saludarnos así". Sucede que el tirón de orejas por parte de sus productores ya había sido marcado para que el cabezón no siguiese incumpliendo las normas sanitarias que bastantes dolores de cabeza le dio en sólo 24 horas. Ya con todo lo que se dijo tras el debut, los ánimos dentro de Laflia estarían bastante caldeados.

Embed

Luego vendría la tercera y última participante de la noche, Romina Richi, junto a su bailarín Juan Manuel Palao. En esta oportunidad, Tinelli también los esperó con el puño en alto, no fuera cosa que se olvidase del distanciamiento social y de manera automática volviese a estrecharse en cámara con los integrantes del envío, que no pertenecen a su burbuja. El reto por parte de su mano derecha en el piso, Federico Hoppe, ya había sido marcado en este segundo envío que salió en vivo a diferencia del programa del lunes , por lo que de aquí en más deberán adaptarse a las normas si no quieren terminar generando la desaprobación total por parte de la audiencia, que es quien manda en estos casos. Porque cuando la audiencia desaprueba un programa, se lo hace saber a cambiando de canal. ¿Estará a tiempo el cabezón Tinelli?

Embed