Virales

Insólito: un adolescente se quiso medir el pene con un cable usb y terminó en el hospital

El joven de 15 años, cuyo nombre no trascendió, se introdujo dicho cable en el miembro, y al no poder retirarlo no tuvo más alternativa que recurrir a la guardia.
El hecho se conoció por una publicación de la revista Urology Case Reports
El hecho se conoció por una publicación de la revista Urology Case Reports, que contó detalles en el artículo “Autoinserción uretral de un cable USB como experimentación sexual: informe de un caso”

Un hecho insólito se produjo en Londres, donde un joven intentó medirse el pene con un cable usb y terminó siendo intervenido quirúrgicamente en un hospital de la ciudad.

El adolescente de 15 años, cuyo nombre no trascendió, se introdujo dicho cable en el miembro, y al no poder retirarlo no tuvo más alternativa que recurrir a la guardia.

Pene cable usb.jpg
A las dos semanas volvió al hospital a realizarse un control, donde se encontró una cicatriz que podría estrechar el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo. Sin embargo, los médicos constataron que el adolescente se encuentra en perfecto estado de salud.

A las dos semanas volvió al hospital a realizarse un control, donde se encontró una cicatriz que podría estrechar el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo. Sin embargo, los médicos constataron que el adolescente se encuentra en perfecto estado de salud.

Cuando el joven habló con sus padres y les explicó que su intención era medirse, inmediatamente lo llevaron a una clínica. Como los médicos no lograron retirarle el cable en un primer intento, el adolescente debió que trasladarlo al University College Hospital de Londres para que lo operen.

El hecho se conoció por una publicación de la revista Urology Case Reports, que contó detalles en el artículo “Autoinserción uretral de un cable USB como experimentación sexual: informe de un caso”. Allí los profesionales revelaron que luego de intentar retirar el cable de manera manual y fallar, decidieron practicarle una uretrostomía penoescrotal.

Pene cable usb 2.jpg

Por consecuente, los médicos tuvieron que cortar el músculo bulboesponjoso, el área entre los genitales y el ano, para sacar el cable USB. Pero no pudieron pasar la parte anudada del cable a través de ese corte antes de sacar las piezas restantes del cable eléctrico. Afortunadamente, el niño no necesitó más tratamiento y fue dado de alta al día siguiente.

A las dos semanas volvió al hospital a realizarse un control, donde se encontró una cicatriz que podría estrechar el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo. Sin embargo, los médicos constataron que el adolescente se encuentra en perfecto estado de salud.

Se habló de
s