Perdió la billetera, le robaron la identidad, falsificaron su firma y terminó en el Veraz

Una mujer descubrió que se estaban haciendo pasar por ella y que, a su nombre, realizaron grandes compras en pesos y en dólares. Gracias a una ardua investigación, la farsante fue descubierta.
Perdió la billetera, le robaron la identidad, falsificaron su firma y terminó en el Veraz

En septiembre de 2018, Ana Rita Fuentealba Sepúlveda intentó tomar un préstamo personal en el Banco Chubut, pero pudo: registraba deudas y figuraba en el Veraz. ¿Qué ocurrió? La mujer comenzó a hacer memoria y recordó que el 22 de octubre de 2017 había sido fiscal de mesa en la Escuela 738 del barrio San Cayetano de Comodoro. Ese día le robaron su billetera con su Documento Nacional de Identidad. Lo denunció en la Comisaría 6ª y en los bancos y tarjetas de créditos.

La Brigada de Investigaciones recolectó documentación aportada por comercios, financieras y bancos y citó a declarar a la mujer. Explicó que las compras y los créditos firmados a su nombre no habían sido contraídos por ella y desconoció las deudas y las firmas.

En la pesquisa, el apoderado de la sucursal Caleta Olivia de Garbarino aportó la fotografía de una tal “Fuentealba Sepúlveda” que había concurrido para obtener un crédito.

La Policía la comparó con sus archivos: era Ana Iris Morales, domiciliada en barrio San Martín. Había usado el DNI e imitado la firma y hasta la apariencia física de Fuentealba Sepúlveda. Morales tenía antecedentes de este modus operandi y ya tenía registros domiciliarios positivos en su entorno familiar.

¿Qué compró la mujer?

Con el DNI de Sepúlveda, Morales había cometido cuatro defraudaciones: obtuvo una tarjeta de crédito Cencosud MasterCard en una sucursal Jumbo de Comodoro y realizó compras por $ 32.221,94 y U$D0,49. Además, obtuvo un crédito en Garbarino de Caleta Olivia para comprar consolas de juegos, celulares y auto estéreos, entre otros, por $ 124.490,53.

También adquirió una tarjeta de crédito en Supermercado Carrefour, Sucursal Comodoro. Compró por $15.858,92 y obtuvo una consola de juegos por $ 13.999 y un TV led 49’ por $19.999 en Musimundo, sucursal San Martín y Mitre de Comodoro, con un crédito obtenido en dicha empresa.

En un juicio abreviado Morales no declaró, pero admitió los hechos, todos ocurridos entre noviembre de 2017 y marzo de 2018, mientras tuvo el DNI. Según el fallo del juez Mario Reynaldi, lo hizo mediante “uso ilegitimo y engaño” con el documento. La mujer se presentaba como “Sepúlveda” y realizó compras por un total de $206.568,45 y U$S0,49.

Morales fue condenada a 1 año y 9 meses de prisión en suspenso por uso ilegitimo de documento público y estafa. Reynaldi no fue más duro debido a “la buena impresión” que le causó Morales en la audiencia. “No puedo omitir considerar su estado de salud y que es madre de once hijos de 18 a 37 años”, explicó. Tres de ellos aún dependen de ella, que es desocupada.

Por su parte, el Tribunal Oral Federal de Comodoro libró oficios a Jumbo, Garbarino, Carrefour, Musimundo y Veraz para regularizar la situación financiera de Ana Rita Fuentealba Sepúlveda.

Se habló de
s