Emocionante

China busca ponerse en el centro de la escena mundial con un foro sobre las civilizaciones asiáticas

Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
China busca ponerse en el centro de la escena mundial con un foro sobre las civilizaciones asiáticas

China organizó la Conferencia de Diálogo de las Civilizaciones Asiáticas, un evento internacional en que el gigante asiático pretende instalarse como el líder de la región y a la vez hacerle fuerza al poder de occidente en general y de los Estados Unidos en particular.

En especial China buscó a partir de esta conferencia –similar a la que se organizó en la Argentina durante el G20- confrontar con el relato occidental sobre la civilización y sobre la potencial guerra de civilizaciones. “No hay un choque de civilizaciones; hay que apreciar la belleza de todas ellas”, dijo el presidente Xi Jinping en la inauguración de este foro que congregó a mandatarios de casi todos los países de Asia y altos funcionarios de países de otras regiones. En el caso argentino, el emisario fue Hernán Lombardi.

En el marco del Congreso, se dio uno de los principales foros que fue el de la “Influencia global de las Civilizaciones Asiáticas”. Justamente en ese espacio se explicitó la voluntad de China de contrastar el relato de occidente respecto al progreso y desarrollo económico de la humanidad.

“China es fuerte y quiere ser significante para el resto de las naciones de Asia y del mundo”, sostuvo Nie Chenxi, ministro de Medios de China en el inicio del evento y aseguró que su país quiere generar una “contribución positiva para la paz global”, a la vez que insistió en que las civilizaciones asiáticas tuvieron una “importante influencia en la historia de la humanidad”. “Las civilizaciones deben enriquecerse mutuamente para promover el progreso de todo el mundo”, insistió.

En ese sentido, planteó las posibilidades de intercambios entre civilizaciones y culturas que son factibles hoy a partir de las nuevas tecnologías.

El siguiente discurso estuvo a cargo de Khieu Kanharith, ministro de información de Camboya. Habló sobre el pensamiento que existe en occidente respecto al predominio de sus ideas. “Ahora Asia camina en esas calles”, advirtió en referencia a la voluntad de la región de hacer notar la importancia de sus ideas y su cosmovisión en la evolución del mundo. “El camino de la cultura es conectar a la gente y los lugares a través de la mancomunión de la humanidad”, insistió.

La apertura del foro concluyó con la exposición del titular de los medios públicos argentinos Hernán Lombardi quien habló en representación de los países que no pertenecen a la región asiática. “Como dijo el presidente Xi Jinping estamos frente al fin de la idea de la guerra de civilizaciones pasando a la idea de cooperación entre civilizaciones”, sostuvo y afirmó “Latinoamerica es su socio estratégico en ese desafío”.

Luego en los paneles del foro sobre la influencia de las civilizaciones asiáticas hubo expositores de Google, la BBC, Disney Internacional, entre otros académicos y representantes de medios de distintas partesd el mundo. Aunque quizás el discurso más celebrado fue el del estadounidense Jonh Holden quien sostuvo: “Tenemos que resolver los problemas para entendernos entre nosotros. Tenemos diferencias pero tenemos desafíos planteados. Las diferencias deben ser celebradas”. De eso se trató ese foro.

s