icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Cómo elegir un buen colchón

Cómo elegir un buen colchón
Cómo elegir un buen colchón

Evaluar correctamente el modelo de colchón adecuado es esencial para garantizar un descanso saludable.

Se estima que una persona pasa aproximadamente unos 20 años de su vida durmiendo. Es por eso que, cuando llegan las ofertas, cómo elegir un buen colchón es una duda que les surge a muchos compradores. Si bien se podría pensar que no hay diferencia entre los modelos, lo cierto es que cada artículo proporciona un descanso de calidad diferente, reduciendo los dolores de espalda y proporcionando así mejor humor y mayor energía a lo largo del día.

De hecho, cuando las personas se levantan cansadas o con dolores de espalda, los síntomas se relacionan directamente con el tipo del colchón en el que se duerme. En este sentido, al momento de realizar una inversión, cómo elegir un buen colchón es un interrogante que merece ser respondido.

Existen varios puntos a tener en cuenta para elegir correctamente el modelo que se acople mejor al sueño de cada uno. Los factores determinantes que condicionarán el diseño están complementados también con si la persona duerme sola o acompañada, la complexión física que tenga, la postura que utiliza al dormir y si se mueve mucho durante la noche. También la sensación térmica que tenga es decir si es caluroso o friolento y fundamentalmente la edad.

Cómo siempre antes de comenzar la búsqueda del producto es importante determinar un presupuesto límite para realizar la búsqueda en ese rango de precio y no enamorarse de un artículo que luego no se pueda adquirir. De este modo, se evitan frustraciones innecesarias.

El tipo de colchón

Toda persona que tenga una contextura física más grande requiere en consecuencia un colchón firme que le proporcione una sujeción, evitando así el efecto de hundimiento en la superficie. Por el contrario, las personas más pequeñas deben recurrir a un colchón flexible y que reparta bien el peso. Para ambos casos, como mínimo, se recomienda un grosor de 15 centímetros que den amortiguamiento y sostén.

Al igual que con el peso y el largo del colchón siempre la persona más alta (en el caso de ser dos) se tomará como referencia para elegir la medida y el modelo. Con respecto al largo, se aconseja que por lo menos el colchón tenga 10 cm más de la medida de la persona para tener un mínimo de movilidad durante el sueño.

Para los compradores que son parejas o matrimonios que duermen juntos, un buen colchón será aquel que absorba el movimiento para que los cambios posturales nocturnos de uno no interfieran con el sueño del otro.

Los materiales

Existen diferentes tipos de materiales que conforman los colchones. Los mismos son: espuma, viscoelástica, muelle y látex. Ninguno de ellos es mejor que el otro, simplemente proporcionan respuestas a las necesidades diferentes de cada persona. Si el comprador es friolento se le recomienda que adquiera uno de látex o viscoelástica ya que retienen más el calor. Por el contrario, si la persona es calurosa los fabricados con muelle son los que brindan más transpirabilidad y suelen ser más frescos para dormir.

La postura

Cada persona tiene su propia postura determinada al momento de dormir y este también es un factor que influye para elegir un buen colchón. Para todos aquellos que duermen de lado se aconseja que adquieran un modelo de dureza intermedia ya que se adoptan con facilidad a la forma de la cadera y hombros. En el caso de dormir boca arriba lo ideal es un colchón duro que evite las malas posturas de la columna vertebral y de la zona lumbar. Por último, todos los que duermen boca deben orientarse a comprar uno blando que evite forzar en exceso la torsión de la columna.

Los accesorios

Para finalizar y no menos importante, también se debe tener en consideración los accesorios del colchón: tanto las almohadas como las sábanas y el cubrecama debe continuar con el mismo formato del colchón y la tecnología implementada. Es decir, que si el colchón tiene una consistencia dura en consecuencia la almohada debe tener un formato similar. Y, en el caso de ser caluroso y comprar un colchón que esté condicionado para este tipo de sueño, el material de las sábanas debe acompañar el sistema.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show