icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Consejos para mantener una alimentación saludable

Consejos para mantener una alimentación saludable
consejos-para-mantener-una-alimentacion-saludable

A través de estos cambios de hábitos es posible llevar una alimentación saludable.

Una alimentación saludable es el resultado de incorporar un hábito de vida que tiene como protagonista comer sano. Como dice la famosa frase: somos lo que comemos. Por ese motivo, es indispensable tomarse unos minutos y prestar atención a los alimentos que introducimos en el organismo diariamente.

Para lograr una verdadera alimentación saludable el primer consejo es acudir a un profesional de la materia: el nutricionista. En la consulta con el médico, mediante la colecta de diversa información, se logra crear un plan de alimento que se adapte a la realidad de cada paciente y al objetivo que tenga.

El nutricionista, como primera medida, solicita un análisis de sangre completo para evaluar patologías previas y la salud actual del paciente. En conjunto a este estudio y una antropometría (medición de porcentaje graso y muscular del organismo) realizada en el consultorio, se establece un orden de alimentación diario para cada persona.

Para lograr un verdadero cambio de hábito, es importante que este plan sea personalizado ya que cada organismo responde a diferentes estímulos y tiene diversas necesidades.

Alimentación sana

Para Rubén Bravo, director del departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), una dieta saludable se basa en una alimentación natural con alimentos frescos y sin procesar y que evite las grasas saturadas y las harinas refinadas.

Por otra parte, la Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud fue adoptada en 2004 por la Asamblea Mundial de la Salud. En ella se hace un llamado a los gobiernos, la OMS, los asociados internacionales, el sector privado y la sociedad civil para que actúen a nivel mundial, regional y local con el fin de promover la alimentación sana y la actividad física.

Las dietas insalubres están dentro de uno de los principales factores de riesgo para la salud humana. Por este motivo, es indispensable protegerse de una malnutrición en todas sus formas. Los correctos hábitos comienzan desde el periodo de lactancia para favorecer el crecimiento y el desarrollo de la persona. Esto reduce la probabilidad de riesgo de tener obesidad, sobrepeso y enfermedades no transmisibles tales como el colesterol, diabetes y otros tipos de cardiopatías.

10 consejos para comer sano

El Ministerio de Salud publicó las guías alimentarias para la población argentina (GAPA). Es una herramienta para generar comportamientos alimentarios y nutricionales más equitativos y saludables por parte de la población.

1- Tomar agua segura. Es importante ingerir diariamente dos litros de agua potable o el equivalente a ocho vasos. No esperar a tener sed para hidratarse. Es importante también lavar los platos y cocinar con agua segura.

2 - Incorporar diariamente alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física. Realizar 4 comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena) e incluir verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites. Es importante comer con tranquilidad y moderar el tamaño de las porciones. Además, es mejor cocinar alimentos en casa que consumir aquellos procesados.

3 - Es importante, consumir a diario cinco porciones de frutas y verduras. Tienen que tener variedad en sus tipos y colores. En el almuerzo y en la cena, medio plato o la llamada guarnición deben ser verduras. Y, luego se deben consumir entre 2 a 3 frutas. Las mismas deben lavarse con agua segura. El consumo de estos alimentos, disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares.

4 - Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio. Cocinar sin sal, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa. La comida puede saborizarse con otro tipo de condimentos tales como la pimienta, perejil, entre otros. Es importante reducir el consumo de fiambres, embutidos y otros alimentos procesados (como sopa) porque cuentan con altos valores de sodios. Disminuir el consumo de sal previene la hipertensión, enfermedades vasculares y renales, entre otras.

5 - Limitar el consumo de bebidas azucaradas, manteca, grasa animal y crema de leche. También reducir el consumo de golosinas. Si se consumen deben ser pequeñas porciones.

6 - Incluir tres porciones al día de leche, yogurt y queso. Para estos alimentos es vital corroborar la fecha de vencimiento y que, al momento de comprarlos, no se corte la cadena de frío.

7 - Al consumir carnes, la porción no debe superar la palma de la mano. El ideal es ingerir pescado y carnes blancas dos veces por semana. Y, otras carnes rojas hasta tres veces por semana. Se deben cocinarlas hasta que no queden partes rosadas. En el caso de ser vegetariano consumir hasta un huevo diario.

8 - Combinar legumbres y cereales es una alternativa para reemplazar la carne. Por ejemplo lentejas, soja, porotos y garbanzos entre otros.

9 - Utilizar dos cucharadas soperas al día de aceite crudo y evitar las frituras. Una vez por semana, consumir un puñado de frutas secas o semillas. Estos alimentos aportan nutrientes esenciales.

10 - El consumo de alcohol es como máximo al día, dos medidas en el hombre y una en la mujer.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show