HISTORIAS

Créditos UVA: Una mujer no puede dormir de noche porque debe 7.200.000 de pesos

Alejandra tiene dos hijos, vive en La Plata y hoy debe afrontar una lamentable situación : quedó atrapada en el sistema de Créditos UVA. Conocé su historia.
Crédito UVA - La historia de Alejandra

Crédito UVA - La historia de Alejandra

Alejandra, una mujer platense con dos hijos, comentó con el medio LaPlata1 que fue de las últimas en tomar el crédito UVA en marzo de 2018, antes de que estallara la crisis cambiaria y la aceleración de la inflación que provocó las impagables cuotas. Hoy se encuentra atrapada en el sistema.

“Toda mi vida trabajé en dos lugares, nunca podía acceder a una vivienda. He tenido 8 mudanzas. La información que daba el banco era escasa, pero creí que era una buena oportunidad. Por consejos de familiares, me decían que era una buena posibilidad” declaró Alejandra.

Con el crédito UVA de 2.300.000 de pesos, pudo adquirir un departamento 3 ambientes de 75 metros cuadrados. El problema es que hoy debe 7.500.000 pesos, y aseguró que aún vendiendo la propiedad estaría lejos de poder abonar esa cantidad, aunque no descarta la alternativa. “Es imposible de pagar salvo que haga algún ilícito con el sueldo que tiene la mayoría, de clase media” dijo Alejandra.

Esta situación económica que atraviesa afectó su salud: “Somos todas familias que trabajamos, sabemos lo que es el mérito, el esfuerzo y el sacrificio. Hace 3 meses que ya no miro más lo que debo porque me estaba enfermando”. Además aseguró que le cuesta dormir por las noches.

Alejandra no se quedó quieta, tocó todas las puertas: Concejo Deliberante, Banco Provincia, abogados, manifestaciones en las calles. Pero nadie le brinda soluciones. También se presentó ante la Justicia con una medida cautelar: en primera instancia le fue favorable, pero luego fue rechazada en la Cámara.

Alejandra fue una de las personas que se presentó en la marcha para reclamar por los créditos UVA .“No salimos a cortar las calles porque somos laburantes y sabemos lo que es afectar a otras personas. Me arrepiento de haberme metido en un crédito así, pero a veces pienso que todas las cosas son por algo. Espero que de esto vaya a salir algo bueno. Siempre me levanto con la esperanza de que algo va a mejorar. Nos merecemos tener una vivienda. La vamos a pelear hasta lo último que podamos”

s