Okupa

Lanús: un hombre dejó de pagar el alquiler de una casa y los dueños le reclamaron en un tenso cruce

La denunciante indicó en un cara a cara con el inquilino que debe irse de la vivienda, en tanto el ocupante ilegal negó haber amenazado a los vecinos por su trabajo de prevención en el municipio.

Discusión con unokupa en Lanús. (Foto: captura A24)

Discusión con un okupa en Lanús. (Foto: captura A24)

Un fuerte cruce entre vecinos se dio en Lanús cuando una persona que trabaja de seguridad para el municipio, que algunos vecinos declararon que decía ser policía, dejó de pagar el alquiler y se quedó como okupa por lo que los propietarios generaron un duro reclamo.

Los titulares de la vivienda indicaron que el hombre además de no pagar el alquiler desde hace años, también tiene una deuda impaga por varios servicios entre los que se destaca uno 200 mil pesos de gas.

La denunciante, Jazmín, indicó que en un cara a cara con el inquilino, identificado por Ariel, le dijo que se tiene que ir de la casa y en el móvil de A24 se pudo observar la tensa discusión en la que el ocupante de la vivienda y nieta de la dueña que le dijo: “No pagás un peso, te colgás de todos los servicios”.

El hombre, que no figura en el contrato de alquiler, sostuvo que dejó de abonar el alquiler porque cerró la inmobiliaria, pero que piensa irse en cuanto encuentre un lugar para vivir. además sostuvo que: “Yo no estoy armado y nunca amenacé a nadie.”.

Embed

Cuando llegó el titular de la vivienda volvió a crecer la discusión

Mientras Jazmín, la nieta de la dueña de la casa, seguía reclamando por su inmueble, el ocupante ilegal de la vivienda reconoció que no pudo ir a la fiscalía cuando fue citado por prescripción médica pero que le dio su número de teléfono al fiscal y que le iban a dar un tiempo prudencial para mudarse.

Cuando parecía que el ambiente se calmaba llegó otro hombre, quien sería el titular de la vivienda y se agitó nuevamente la discusión en donde continuaron los reclamos sobre las deudas de la propiedad y la falta de pago de alquiler.

En consecuencia todo quedó a resolverse en la justicia y pese a la tensa charla, ambas partes pudieron conversar sin llegar a la vieolencia, y quedará por determinar qué pasó con el cambio de inmobiliaria y la puja por la lucha de un alquiler.