Ciudades sostenibles

Medio Ambiente: la historia del proyecto en las afueras de Santiago de Chile para recuperar agua y sumar más verde

Está en una zona donde hay escasez de lluvias. ¿En qué consiste la iniciativa y cómo trabajan los vecinos para ponerlo en marcha?
Luciana Arias
por Luciana Arias |
Los vecinos de Renca

Los vecinos de Renca, en la zona metropolitana de Santiago de Chile, plantaron flora nativa que necesita poca agua. Así crearon un corredor ecológico en sintonía con el medio ambiente.

Las plantaron con sus propias manos: son ejemplares de flora nativa que ya crecen en sus dos nuevas plazoletas. Los vecinos de Renca, un municipio en el área metropolitana de Santiago de Chile, trabajan para mejorar el medio ambiente y reconvertir dos espacios de su comuna en áreas verdes que tendrán un fin: recuperar aguas que, en general, se pierden como residuo.

A los espacios los eligieron ellos. Se trata de plazoletas que recuperan aguas de lluvia gracias a un sistema de drenaje sostenible y donde plantaron flora nativa que necesita poca agua. Así crearon un corredor ecológico: esas especies se conectan con la flora nativa que crece en el cerro Renca, muy cercano a las nuevas áreas verdes.

El proyecto es pionero en ese país y abordó tres variables que notaban los vecinos: la poca cobertura verde en la zona, la falta de agua y, por momentos, las inundaciones.

"Se seleccionó el sistema de drenaje sostenible que fuese apropiado para el área, con el fin de que las aguas acumuladas pudiesen filtrarse a las napas subterráneas, mientras se realiza el riego o llueve", dice Macarena Olivares Manríquez, directora de Medio Ambiente del Municipio.

Más allá del valor de recuperar el agua las nuevas plazas cuentan con áreas de sombra y asientos para los vecinos.

Medio Ambiente y participación: ¿Cómo construyen los vecinos?

Vecinos construyen plaza en Santiago de Chile.png
Vecinos del área metropolitana de Santiago de Chile, trabajan para mejorar el medioambiente. Recuperan aguas que, en general, se pierden como residuo.

Vecinos del área metropolitana de Santiago de Chile, trabajan para mejorar el medioambiente. Recuperan aguas que, en general, se pierden como residuo.

Como muchos territorios de la zona central del país, Renca está afectada por la escasez de lluvias y el cambio climático. El proyecto fue un trabajo en conjunto entre el municipio de Renca y ONU Medio Ambiente. El objetivo fue que la comunidad se involucrara en el proceso del diseño y la construcción de las plazoletas. Y luego el cuidado de estos espacios.

Además, cuentan con el apoyo de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), donde desarrollan modelos participativos para recuperación de aguas lluvias a través de sistemas de drenaje en el paisaje urbano de Santiago de Chile.

Desde el Programa Aguas de Barrio de la UTEM, desarrolladores del proyecto, buscan utilizar materiales cotidianos y de bajo costo, así como de fácil acceso y manipulación. El objetivo: que la comunidad pueda replicar estas obras.

“En este proyecto en particular hemos utilizado mucho bolón de piedra, gravilla, grava, arena, ladrillos y soleras, las que son usadas comúnmente para las calles, tipo A, que las reconvertimos en jardineras, para poder darles un nuevo uso”, explica Rosa Chandía Jaure, arquitecta y doctora en Arquitectura, Energía y Medio Ambiente.

Urbanismo verde

"La intervención tuvo como objetivo probar soluciones integrales a los problemas de inundaciones, falta de áreas verdes y olas de calor en algunas áreas clave", asegura Olivares.

Y agrega que el proyecto "se desarrolló a través de un proceso participativo, el cual fue un proceso de codiseño junto a la comunidad y la universidad. Se incorporaron elementos que la comunidad destacó como la seguridad, la integración, los colores, las especies. Fue un lugar diseñado para descanso y encuentro”.

La funcionaria consideró que estas plazoletas implicaron "una nueva forma de intervenir y recuperar espacios públicos con una visión sostenible, con las propuestas de la misma comunidad, basada en sus necesidades e ideas para aprovechar de mejor forma estos espacios. Hoy contamos con dos nuevos espacios públicos verdes, que la comunidad aprecia y cuida”.

Se habló de
s