Nieto 128: la historia del tucumano que fue secuestrado a los 5 meses y 42 años después pudo encontrarse con su familia
AbuelasDePlazaDeMayo

Nieto 128: la historia del tucumano que fue secuestrado a los 5 meses y 42 años después pudo encontrarse con su familia

Qué pasó. Abuelas de Plaza de Mayo dio precisiones sobre la identidad del nieto 128: se trata de Marcos Eduardo Ramos, hijo de Rosario del Carmen Ramos, una militante que fue secuestrada y desaparecida en junio de 1976  en la provincia de Tucumán por la última dictadura militar. Marcos fue secuestrado cuando tenía apenas 5 meses y recién ayer, 42 años después, pudo reencontrarse con su familia biológica.

Cómo continuó la historia. Tras el secuestro, Ismael y Marcos fueron separados de su madre, que aún continúa desaparecida, y llevados por los militares a una quinta ubicada en Tafí del Valle. Finalmente, Ismael pudo reencontrarse con su padre y su otro hermano, Camilo, pero Marcos fue entregado a otra familia.

Fue el propio Ismael quien se acercó a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) para que lo ayudaran a buscar a su hermano. La historia empezó a completarse cuando en 2013 realizaron una denuncia en el Fondo Permanente de Recompensas con información que señalaba a un joven como hijo de desaparecidos, y que supuestamente había sido apropiado por una persona imputada por crímenes de lesa humanidad en la provincia de Tucumán.

"Esta es la restitución de 42 años de amor no vivido"

Camilo, hermano del nieto 128

Carlotto contó que tras esa denuncia, quien es hoy el nieto 128 accedió voluntariamente a hacerse los análisis de ADN para conocer su identidad. Se trata del segundo nieto restituido en esta provincia, en la que hay registro de un centenar de desaparecidos.

"El caso de Marcos debería contribuir a acabar con el negacionismo, la justificación y el olvido que subsiste en parte de la sociedad, y en particular en Tucumán".  

Estela de Carlotto