Salió de Tierra del Fuego, ya caminó 5 mil kilómetros y planea llegar a Alaska: la fabulosa epopeya de Martín Echegaray Davies, el “galés de la corbata”
HistoriasA24

Salió de Tierra del Fuego, ya caminó 5 mil kilómetros y planea llegar a Alaska: la fabulosa epopeya de Martín Echegaray Davies, el “galés de la corbata”

Desde el 31 de octubre pasado, Martín Echegaray Davies (60) lleva caminados más de 5 mil kilómetros al costado de las rutas. Para la mayoría es una enormidad pero para él es apenas una pequeña entrada en calor. Salió desde Tierra del fuego y el plan es llegar hasta Alaska, en la otra punta del continente americano, tres años después. ¿Acaso Martín Echegaray Davies está loco?

Hace un par de semanas, A24.com habló con él, mientras pernoctaba en una estación de servicio en la provincia de Entre Ríos. En pocas frases, Martín nos convence: no es un loco -o al menos no lo parece- sino un tipo que sigue un plan y un destino. Y ese destino tiene que ver con sus orígenes. Nació en Trelew y es descendiente de los colonos galeses que poblaron esa zona de la Patagonia hace 150 años. Tiene tres hijas y seis nietos. 

En 2016, para homenajear los 150 años de la llegada de sus antepasados, Martín recorrió a pie toda la provincia de Chubut, un aperitivo de la experiencia actual. Y en esa caminata apareció la semilla de esta nueva travesía, que fue bautizada "Caminata Las 3 Américas".

Camina siempre al costado de las rutas nacionales, arrastrando un carro que pesa 180 kilos (salió con 140) al que bautizó como "Carricatre pilchero": "Para mi es un hotel 5 estrellas", dijo en una entrevista a un medio local. En el carro montó una especie de catre (de ahí el nombre de fantasía) y lleva de todo: una carpa, frazadas, ropa, comida y ollas.

En su cuenta de Facebook publica las fotos de las personas que lo reciben en cada ciudad y también actualiza las novedades de su travesía. Hace un par de días escribió: "Hola amigos, estoy en Cerrito, es la tercera vez que se me rompe en este mes el Carricatre, pero siempre hay alguien que ayuda, esta vez lo desarmamos todo para volverlo a armar y le pusimos muchos refuerzos, de acá sigo por ruta 12 después ruta 127 y luego la 14 para llegar a Posadas Misiones, un abrazo".

Se lo ve siempre con una sonrisa, acompañado por gente que lo invita a comer o le da alojamiento. El no pide nada a cambio, aunque acepta alguna donación para costear el viaje. Anda vestido con camisa y corbata, y una boina que lo protege del sol. La corbata se la regaló un chofer de un micro de larga distancia y ahora la usa para andar "presentable".

Su plan es primero recorrer todas las capitales argentinas y después iniciar la travesía por América saliendo del país por La Quiaca. 

No sabe si su aventura es para el libro de los Récord Guinness. Algo averiguó pero dice que son muchos los trámites para homologarlo. No tiene tiempo, prefiere caminar.