Historias

Se mudó a Portugal y pide ayuda para no dejar abandonada a su perrita en Argentina

Logró llevar a cuatro de sus siete mascotas. Volvió a buscar a las tres que faltaban, pero la aerolínea le permite cargar sólo a dos y su amada "Negrita" se quedó sin lugar. Necesita que otro pasajero lo haga.
por Jesica Mihelj |
Alejandra junto a su pareja

Alejandra junto a su pareja, Fredy, y algunas de sus mascotas antes de emprender el segundo vuelo a Portugal. 

Se mudó a Portugal y pide ayuda para no dejar abandonada a su perrita en Argentina

Alejandra Pintos es de Brasil, pero vivió 10 años en Argentina. Decidió dejar su casa en la provincia de Río Negro y aventurarse a Portugal para comenzar una nueva vida, conocer otras culturas y, también, para mejorar económicamente. Sin embargo, Alejandra no vivía sola en la ciudad rionegrina de General Roca: su familia estaba formada por su pareja, Fredy, su gatito y seis perros que rescató de la calle. Al comienzo estuvieron en tránsito, pero se terminaron quedando.

La joven de 32 años siempre tuvo en claro que si ella se iba, su familia se iría con ella. Es así como emprendió tres viajes desde nuestro país hasta Europa para cumplir ese sueño. Sin embargo, la compañía aérea sólo le permite llevar dos mascotas en cada viaje y el próximo 10 de junio ella necesita trasladar a tres. El “Choco” y Matsumoto ya tienen su pasaje, pero "La Negrita" -una “vieja sinvergüenza”- no tiene lugar en el vuelo y le rompería el corazón tener que dejarla atrás.

“Si alguien viaja por Iberia, Buenos Aires a Madrid, el día 10-06, por favor, ¡¡ayudanos!! No hay que hacer nada más que llamar a Iberia y solicitar el servicio de transporte de mascotas. Yo viajaré ese mismo día con mis otros 2 perros. Yo hago los pagos, los trámites, los despacho, los paso por el scanner. Sólo necesitamos que alguien solicite el servicio. Queremos finalmente reunir nuestra familia y empezar la vida por completo en nuestro nuevo país. Si nos podes ayudar, por favor, entrar en contacto por WhatsApp +542994680598”.

Posteo de Alejandra Portugal.jpg

El posteo del 26 de mayo con el pedido de ayuda se volvió viral en Facebook y saltó a otras redes sociales. Sin embargo, Alejandra todavía no consiguió a una persona que viaje ese día. El “Negro”, “La Maca”, el gatito y la “Negrita” ya están en Portugal.

Sería un dolor muy grande dejarla y que sienta que la abandonamos. Queremos respetar su vida y mejorar su pasado. Ella tiene 10 años y estaría bueno que sus últimos años lo pase bien, en este caso en Europa. Nosotros damos lo que está a nuestro alcance para que tenga una vida digna: una casa calentita, amor y comida”, confió Alejandra a A24.com.

Las historias de las mascotas rescatadas

Alejandra perros 2.jpg

"Mi gatito era de una vecina que lo maltrataba y pasaba hambre. Hace 7 años pasó esto. Luego llegó Macarena. Vivía en la calle y cuando tenía 5 años vino a vivir conmigo. El Negro fue abandonado delante de nosotros: corrimos al dueño, pero nos hizo señales de que no lo quería y nos lo quedamos”, explicó la joven a A24.com.

Después apareció Matsumoto, que estaba muy herido. “Lo tuvimos que convencer porque era muy de la calle. No tenía ni carne para ponerle la inyección. Hoy tiene 13 años. Tiene artritis, cáncer en la próstata y está medio cieguito, pero nadie lo va a poder cuidar como nosotros”, contó.

Luego La Negrita llegó a sus vidas (la primera de las dos mascotas que tiene con ese nombre). “La tiraron en la ruta. Tiene una dieta especial porque es alérgica, pero vive súper bien. Años en el veterinario hasta que descubrimos qué era”, indicó. Finalmente fue el turno de El Choco, una sabandija terrible al que encontré todo herido en un terreno".

Tres costosos viajes para llevar a toda la familia a Portugal

Alejandra perros 3.jpg

Alejandra y Fredy tenían pensado viajar con cuatro mascotas en diciembre. Sin embargo, quince días antes del vuelo se lo cancelaron. "Íbamos de Argentina a Brasil y de ahí a Portugal. Cuando nos cancelaron quedó Argentina- Brasil-Madrid–Portugal y en el último tramo cambiaba a Iberia. Y no nos dejaron llevar a las mascotas", explicó.

"Ya habíamos renunciado al trabajo, había vendido todos los muebles y decidimos ir a Portugal para ver qué podíamos adelantar para luego poder llevarlos. Mi mamá se había quedado acá cuidándolos. Llegamos en diciembre, conseguimos trabajo y juntamos plata para hacer el viaje que no estaba programado", describió.

Finalmente, la aerolínea Iberia les permitió viajar con dos mascotas por pasajero y en febrero Alejandra lanzó el primer pedido de ayuda: buscó a alguien que pudiese llevar a dos perritos. "Tenía un conocido con muchas ganas de viajar y llegamos a un acuerdo de que le pagaba la mitad del pasaje y le daba hospedaje y comida en Portugal: a cambio él iba a poder llevar dos mascotas", explicó.

El 31 de marzo, Alejandra contrató un fletero para llevar las valijas y los perros desde Río Negro, General Roca, a Buenos Aires. "Tuvimos un montón de inconvenientes. Senasa perdió los papeles, Iberia nos trató súper mal y demoramos el vuelo. Pero pudimos llegar a Madrid, donde mi pareja alquiló un auto para ir a Setubal, Portugal", detalló.

Alejandra no quiere abandonar a "La Negrita"

Negrita Alejandra.jpg

Alejandra conoció a La Negrita cuando ella llegó con fiebre y temblando a la puerta de su casa, pidiendo ayuda y repleta de garrapatas. Si bien se adaptó a vivir con ellos, ama la calle y tienen que convencerla de quedarse dentro. "Una vecina se quedó con las llaves de mi casa y le abre para que duerma a la noche en mi sofá. Es una vieja sinvergüenza que amo con todo el corazón y no podemos dejarla atrás. No tenemos hijos con mi pareja y ellos son los que están todos los días con nosotros", explicó.

Sobre porqué necesitan que viaje el mismo día que ella a Madrid, el 10 de junio, a las 13 horas, Alejandra comentó: "Necesito que viaje ese día porque ya no voy a poder dejar ningún animal con nadie y tampoco voy a tener a alguien que pueda llevarlo a Buenos Aires un día distinto. Financieramente, un cuarto viaje será imposible".

"Imagino que la persona está nerviosa por el viaje, está ansiosa, y yo estoy molestando con un perro. Vi que Senasa es complicado, que Iberia es complicado y no quiero dar ese cargo a la persona. Quiero yo pagar las tasas, yo despacharlos y yo pasarlos por el scanner", completó.

Alejandra no pide plata, simplemente pide ayuda para reiniciar su vida en otro país con su amada Negrita.

Se habló de