intrusos

El defensor de la tercera edad advierte: "Prohibir salir a la calle a los adultos mayores se va a volver como un búmeran"

El defensor de la tercera edad advierte: Prohibir salir a la calle a los adultos mayores se va a volver como un búmeran

Ante la nueva disposición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por la que los adultos mayores de 70 años deberán tramitar un permiso obligatorio para circular, Eugenio Semino aseguró: "Es absurdo. Nadie lo va a hacer cumplir porque en lugar de cuidarte, los están ahogando"

 Embed      

En diálogo con #Doman910, por Radio La Red AM910, el referente de la tercera edad agregó: "El exceso normativo no genera conductas responsables. No contribuye y es una subestimación de lo que es el concepto de responsabilidad que tiene el adulto mayor".

“Es anacrónico, es tratar de tutelar casi de forma absurda, son teorías de viejisimo superadas que no sirven de nada y que tienden a generar la violación de la norma". “Es anacrónico, es tratar de tutelar casi de forma absurda, son teorías de viejisimo superadas que no sirven de nada y que tienden a generar la violación de la norma".

Con respecto a los cuidados en la cuarentena, Semino recordó situaciones que no contribuyen a cuidar a los adultos mayores. "El mismo Estadovolcó a las calles a 800.000 adultos mayores para que cobren sus haberes y lo mismo sucede en las largas colas para pagar los servicios, o ir de un lugar a otro para poder vacunarse”, dijo.

"El adulto mayor no es un débil mental, no tiene una minusvalía, con explicarle los beneficios de las medidas, es la mejor forma de que las acaten y las comprendan". "El adulto mayor no es un débil mental, no tiene una minusvalía, con explicarle los beneficios de las medidas, es la mejor forma de que las acaten y las comprendan".

Para Semino, la nueva normativa es contradictoria con los conceptos de la geriatría de hoy y señaló: "En el mejor de los casos va a generar una nueva incomodidad para el adulto mayor que ya debe llamar a mil lugares, para cobrar, para comer, para vacunarse".

El referente de la tercera edad señaló: "El voluntariado que dispuso el Gobierno de la Ciudad es una buena idea. Tiene un efecto de acompañamiento que está funcionando en muchos casos y creo que también deberían estar preocupados en cómo testear a las 2.000 personas que están en los geriátricos públicos y que son verdaderas bombas de tiempo".

"Es menos grave dar una vuelta a la manzana, que estar esperando horas en la puerta de un banco esperando cobrar una jubilación", sostuvo.

"Lo punitivo no va a cambiar las conductas, hay que tener muy en cuenta el cansancio psíquico que vamos sufriendo los ciudadanos, y hay que tratar de explicar pero no de prohibir, porque puede resultar un búmeran", aclaró.

Por último remarcó: "Es absurdo, nadie lo va a hacer cumplir porque en lugar de cuidarte, los están ahogando"

s