Qué pasó. En Córdoba, dos chicas compañeras de colegio le pusieron a un amigo dos pastillas de viagra en una gaseosa que tomaba en un local de comidas rápidas. El chico de 13 años no se dio cuenta y tomó la bebida sin problemas. Al rato, se descompuso y debieron internarlo de urgencia. Se salvó de milagro.

Cómo siguió. La Justicia de Carlos Paz ya investiga la situación y cómo las dos menores pudieron acceder a la droga sildenafil. “Estas chicas le habrían suministrado a un jovencito de su misma edad dos comprimidos de viagra con alcohol, lo cual le produjo efectos y daños en su salud“, explicó el fiscal Raúl Ramírez.

  • El funcionario judicial añadió que la investigación se centra sobre todo en la farmacia que vendió la droga sin autorización médica. “Les entregaron las píldoras a niñas sin receta”, apuntó. La identidad del joven no trascendió.