Uber hoy: ¿Por qué seguirá funcionando a pesar del bloqueo que ordenó el Enacom? | A24
Uber

Uber hoy: ¿Por qué seguirá funcionando a pesar del bloqueo que ordenó el Enacom?

Qué pasa. Tras el fallo de la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires en contra de Uber, que se firmó en febrero de este año y pide que se bloquee la aplicación y la web, las empresas operadores de telefonía finalmente fueron notificadas por la Enacom y afirmaron a A24.com que acatarán el fallo, sin embargo hay poca claridad en cómo lo harán. 

Qué dicen las empresas. Desde Movistar afirmaron que recibieron el comunicado “Vamos a darle cumplimiento”, dijeron pero aún se encuentran analizando los aspectos técnicos de la implementación. Desde Claro también confirmaron que recibieron la notificación y anunciaron que van a “proceder a bloquear el dominio”, aunque también evalúan los demás aspectos.  

Qué pasará con Uber. Hasta el momento la aplicación sigue vigente y se puede utilizar. Al parecer, el bloqueo del dominio no obstruye totalmente la utilización de la aplicación. Esto podría ocasionar inconvenientes a los choferes al momento de interactuar con los datos de los usuarios y sus viajes.

Quiénes están en contra. La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) y la GSMA no están de acuerdo con la medida y expresaron su preocupación por el fallo. “El bloqueo de contenidos y servicios de internet constituye una medida extrema que tiene potenciales efectos nocivos sobre la integridad y seguridad de la red y de ningún modo constituye una solución al problema de fondo que la Sala II pretende resolver. Se trata de una medida de difícil aplicación técnica y que sitúa a las operadoras móviles en un rol que no les corresponde”, sostiene parte del comunicado que difundieron ambas asociaciones.

“Como señala Internet Society, las técnicas de bloqueo tienden a presentar dos desventajas principales: primero, no resuelven el problema ya que no eliminan el contenido de internet, no detienen la actividad ilegal ni procesan a los responsables; tan solo suponen un falso muro frente al contenido; y segundo, ocasionan daños colaterales ya que no son precisas, ponen a los usuarios en riesgo (cuando intentan eludir los bloqueos), y reducen la transparencia y la confianza en internet, favoreciendo la clandestinidad de los servicios e invadiendo la privacidad de los usuarios”