intrusos

El drama venezolano en Argentina: vinieron para sobrevivir y la cuarentena los dejó sin trabajo y comida

Jesica Mihelj
por Jesica Mihelj |
El drama venezolano en Argentina: vinieron para sobrevivir y la cuarentena los dejó sin trabajo y comida

Desamparados, en tierra extraña y sin trabajo. Muchos inmigrantes venezolanos no saben qué hacer para llegar a fin de mes. Escaparon de su país en busca de una nueva oportunidad de vivir y, básicamente, comer. Pero el avance de la pandemia también pisó suelo argentino y ahora permanecen a la deriva, sin trabajo (casi el 71% está empleado en negro y perdió su ingreso con la cuarentena) y con el alquiler a punto de vencer. Suplican por ayuda del Gobierno nacional o de quién sea.

Luis Fernando llegó a la Argentina el 9 de abril de 2019. Esperanzado, abandonó a Maduro y a Venezuela. Su ingreso fue legal y cuenta con la precaria, documento de migraciones que certifica el trámite del documento temporal. Trabajaba como vendedor de una casa de zapatos y transcurría sus días tranquilamente con su familia. La plata no sobraba, pero era suficiente para vivir. Y entonces apareció el coronavirus. Perdió su empleo y comenzó la desesperación.

“Estamos sin generar ingresos, se viene el mes de alquiler y el poco dinero que tenemos lo hemos utilizando estrictamente para cubrir los gastos de la casa, es decir, comida, medicinas, etc. Quisiera hacerle un llamado al Gobierno nacional, al presidente Alberto Fernández, que nos colabore y nos dé una solución a los inmigrantes que estamos hoy radicados en la Argentina y que vinimos en búsqueda de una mejor calidad de vida”, ruega.

Su caso es el de muchos inmigrantes que no califican para cobrar el “ingreso familiar de emergencia” de 10 mil pesos que comenzará a cobrarse este viernes, ya que éste está destinado a los argentinos nativos o naturalizados y residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años. Luis Fernando todavía no cuenta con DNI y quedó afuera del bono extraordinario.

Tal es el caso de Jessica. “Tengo un bebé de 3 meses y mi pareja y yo nos quedamos sin trabajo. Trabajábamos en un restaurante en San Telmo que cerraron hace dos semanas. Invade nuestra mente la angustia de no saber que hacer”, dijo.

A24.com se comunicó con la Directora General de Prensa de Anses, Sofía Andrada, para saber si se contempla la situación de estos expatriados: “Quedan fuera de los requisitos, por ahora no se está estudiando, es necesario que tengan 2 años de residencia”.

Ruben tampoco sabe a quién recurrir. Es chofer de Uber y trabaja por hora limpiando departamentos, o al menos lo hacía antes del Covid-19. “Esta situación cortó por completo mi ingreso y no logró entrar en el bono porque tengo un año y 7 meses en Argentina. Intentaremos aguantar todo lo que podamos con la comida que tenemos”.

A Ruben se le presenta otra problemática que comparte con muchos venezolanos: cómo conseguir el dinero para pagar el alquiler ya que los dueños de hoteles, habitaciones y departamentos los están intimando a pagar en fecha pese a la cuarentena.

“El tema del alquiler es el más delicado en nuestro caso el dueño ya aviso que todos debemos pagar sin excepción el 01”, contó angustiada Karilis.

Sin embargo, según el artículo 2 del decreto 320 del presidente Alberto Fernández, se suspenden los desalojos por 6 meses. Por lo tanto, quién no pueda pagar no podrá ser expulsado del inmueble durante ese lapso, aunque acumulará una deuda que después le podrá ser exigida.

Fernando Muñoz, director del departamento de inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, habló con A24.com y explicó el alcance del DNU.

La suspensión de desalojo alcanza cualquier tipo de alquiler o vivienda hasta el 30 de septiembre. Esto abarca tanto pensiones, hoteles, habitaciones, como la locación formal que incluye a los comerciales y rurales. No se puede desalojar por dos razones: una, por la vigencia del decreto; otra, porque hay una emergencia sanitaria que establece el aislamiento. Por lo tanto, está penado poner a una persona en la calle en una situación sanitaria de riesgo. En ese caso deben llamar a una comisaría o a una fiscalía”, describió Muñoz.

Vale aclarar que la deuda no queda eximida. “Los aumentos de los alquileres y el alquiler total se deben pagar a partir del 1 de octubre, es decir, se refinancia en 3 ó 6 cuotas con la tasa de interés del Banco Nación para plazos fijos que es de 1,5%”, explicó el director de la Defensoría, y aclaró: “Las expensas están excluidas y hay que considerar que a los 2 meses de no pagarlas un inquilino ya tiene juicio de desalojo. En realidad, la administración le reclama al propietario, por eso le conviene a los dos que se paguen las expensas”.

Mientras tanto, ellos subsisten cómo pueden. Comedores, ayuda de vecinos, racionalizando alimentos, calculan cuántos días les quedan con lo que tienen para comer. Es un grito de estos hermanos latinoamericanos que cruzaron las fronteras en busca de esperanza, esperanza que un virus de China les quebró.

Un deseo común: volver a Venezuela

Más de 100 familias de venezolanos se organizaron por Whatsapp para hacer un pedido conjunto a la Embajada de Venezuela en Argentina: retornar a su antiguo hogar.

"La gran mayoría estamos trabajando en negro y nos quedamos sin empleo, no sabemos qué hacer cuando se nos termine lo poco que tenemos para comer. Por eso estamos pidiendo ayuda a nuestra embajada a regresarnos a Venezuela", explicó Mervis Reyes.

s