Qué pasó. Walter Bou, el delantero de Boca, y su familia quedaron involucrados en un escándalo de violencia en Concordia, Entre Ríos. La denuncia fue presentada por Griselda Jaluf, propietaria de un complejo en Villa Zorraquín, quien acusó al futbolista de agredir físicamente a dos mujeres y un hombre después de discutir por ruidos constantes y fiestas en días y horarios inoportunos.

En la Justicia. La causa ya está abierta y en manos del fiscal Germán Dri. La denunciante, Griselda Jaluf, afirmó que no aceptará unas disculpas y que irá “hasta las últimas consecuencias”.

Los ruidos. La denunciante afirma que es constante los problemas con la familia del delantero por la música fuerte y fiestas cualquier día de la semana y en cualquier horario. Ante esto, Griselda asegura que primero mandó un mensaje de texto y ante no tener respuestas fue a la casa. “Los llamé para hablar para que bajen el volumen de la música y en esas instancias, que estábamos hablando tranquilamente, sale la familia de Walter: la suegra, el suegro y la mujer de Walter a darnos puñetazos a mí y mi hija", dijo la denunciante en una entrevista con el sitio SuperDeportivo.

Nos lastimaron y bueno hice la denuncia por violencia y los voy a demandar por violencia de género también porque me insultaron llamándome prostituta. Yo soy una empresaria, no trabajo en la calle; si así trabajara no tiene por qué decirlo"

Griselda Jaluf, denunciante