icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
AGRO

Caso Etchevehere: la jueza resolverá mañana si se avanza con el desalojo del campo

Caso Etchevehere: la jueza resolverá mañana si se avanza con el desalojo del campo
Jueza María Carolina Castagno, que interviene en el caso Etchevehere

En una audiencia de cinco horas de duración, la jueza María Carolina Castagno, determinó un cuarto intermedio hasta las 10 hs del jueves, cuando dará a conocer su dictamen sobre el pedido de desalojo del establecimiento Casa Nueva, ocupado por Dolores Etchevehere y miembros del Proyecto Artigas.

La magistrada, deberá decidir si revierte o confirma el fallo de primera instancia que negó la medida cautelar planteada por los hermanos Etchevehere.

La audiencia comenzó pasadas las 9.20 hs en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Entre Ríos, en Paraná, y todas las partes presentaron sus alegatos.

El primero en tomar la palabra fue el fiscal Oscar Sobko, quien afirmó que la ocupación de Dolores del campo, junto con otras 40 o 50 personas, se realizó ejerciendo violencia, engaño y abuso de confianza.

En cuanto a los derechos de Dolores sobre la posesión del establecimiento, sostuvo que "los documentos presentados en la causa" demuestran que "Las Margaritas es la titular dominial del inmueble, lo que no ha sido discutido por la defensa”.

"No discutimos que ella sea heredera, no discutimos si tiene el 12.5% de las acciones de Las Margaritas. Pero si es heredera tiene que manejarse dentro de los estatus de la firma", agregó.

En ese sentido, consideró que "si (Dolores) quiere ocupar alguna parte del campo exclusivamente para ella -por ser accionista- debe hacerlo mediante una autorización del órgano máximo de la SA, la Asamblea, y eso no lo obtuvo".

En tanto, presentó documentación que refiere a un acuerdo de sesión de tierras del establecimiento, que finalmente no se concretó. El fiscal afirmó que en el acuerdo está delimitada la porción de campo a recibir, que no comprende la zona ocupada por Dolores.

El fiscal relató también cómo fue el ingreso de Dolores y el resto de las personas en el campo, además de los daños que su presencia están provocando sobre la actividad del establecimiento.

Para Sobko, en la ocupación hubo violencia, engaño y abuso de confianza.

Como violencia, planteó el "amedrentamiento" provocado por las personas que ingresaron al campo. Incluso, según "las testimoniales tomadas entre los empleados", cuando una de las empleadas llamó a Luis Miguel Etchevehere para comunicarle la situación, el abogado de Dolores, Facundo Taboada, "le sacó de la mano el teléfono".

También relató cómo presionaron a los empleados para que les den la llave de la casa principal y ante la negativa forzaron una ventana hasta que lograron ingresar a la misma.

El engaño estaría dado porque “se le dijo a las personas que trabajan en el campo que ella era dueña". "Sí es heredera de don Luis Felix Etchevehere, pero el dueño del campo en es de una sociedad anónima", subrayó.

Por otra parte, enumeró diferentes daños que se están produciendo sobre la actividad productiva. Desde un tambo que no puede ordeñarse hasta la imposibilidad de realizar tareas agronómicas sobre las pasturas.

"No solo está en riesgo la producción agropecuaria y la posición pacífica, sino que hay una situación de tensión que implicó la intervención de fuerzas de seguridad en un número que resulta insostenible", agregó.

Así se refirió el fiscal a los 150 policías que permanecen en la entrada del campo para evitar el ingreso chacareros al predio así como disturbios entre quiénes apoyan a una u otra parte.

Finalmente, la fiscal Mónica Carbona argumentó: "No tiene ningún derecho a actuar por las vías de hecho, por la fuerza, la violencia, la intimidación, el abuso de confianza y el engaño" y consideró que en las acciones de Dolores está claro el delito de "usurpación".

Luego de la interención de los fiscales en la audiencia de hoy, el abogado de los Etchevere, Rubén Pagliotto, pidió que se conceda la apelación y que el desalojo se concrete de "manera pacífica".

Pagliotto aportó como prueba de la usurpación que "hay un hecho de sentido común: alguien que hacía años no aportaba por 'Casa Nueva', de golpe y porrazo irrumpe, literalmente invade, con 35 o 40 personas, el campo con gente que no era de la zona".

El representante de Dolores, Lisandro Mobilia, respondió a la acusación del abogado de la viuda de Etchevehere y sus hijos: "estamos hablando de que Dolores, hija de Félix Etchevehere, está en una propiedad del acervo hereditario de su padre, después discutiremos las proporciones (de la herencia) pero en la justicia civil".

"¿Ella tiene que pedir permiso al directorio para ocupar una hacienda que es suya?", se preguntó de forma retórica el abogado Mobilia.

En la misma línea, la representación legal de Dolores planteó ante la jueza Castagno que los hermanos retaceaban información a Dolores y que en los últimos años pidió "diez rendiciones de cuentas a sus hermanos" que no fueron entregadas.

En cuanto a la supuesta cesión de su porcentaje hereditario en favor de otra sociedad anónima de la familia, el abogado afirmó que "se firmó en el marco de una extorsión y por supuesto lo vamos a discutir".

"Se confunde la víctima con el victimario" resumió Mobilia y cedió la palabra a su colega Gabriela Verón, quién ratificó que entendían el conflicto entre los hermanos como un caso de "violencia de género" hacia Dolores.

Con los elementos aportados por las partes, la jueza Castagno deberá decidir si corresponde otorgar o no la apelación sobre el fallo de primera instancia del juez Raúl Flores, que no habilitó el desalojo por entender que "la sucesión no está concluida".

SUBIR

Poder