El precio de los alimentos

Advierten que el precio de la carne subiría un 15% si se termina con la media res

Alertan sobre los mayores costos que traería la medida. También reclamaron un lugar en la discusión por las ofertas de carne al mercado interno y dispararon la polémica por "los manteros de la carne".
Para los matarifes la carne subiría por el adiós a la media res. (Foto: Diego Izquierdo - Telam)

Para los matarifes la carne subiría por el adiós a la media res. (Foto: Diego Izquierdo - Telam)

La Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA) planteó que las medidas ordenadas por el Gobierno para la distribución de la carne bovina en trozos de hasta 32 kilos tendrá su correlato en los precios. Y estimó que abandonar la tradicional media res provocaría en una primera instancia un aumento del 15% a raíz de los mayores costos en la logística, el transporte y los insumos que se verían afectados en la nueva operativa.

“Esta decisión de ir hacia el troceo nos corre de nuestra zona de confort, pero el negocio del consumo interno deberá comenzar a adecuarse a esta nueva realidad. Cuando empiece a implementarse, creemos que habrá un incremento en los costos, tanto por logística, como el transporte y los insumos. Con estas medidas la carne en los mostradores tendrá un aumento del 15%. Esto es contradictorio, porque entendemos que la idea es bajar los costos de nuestra actividad”, señalaron desde CAMyA, entidad presidida por el dirigente matarife Leonardo Rafael.

En CAMyA apuntaron también a las necesidades logísticas para la comercialización de las carnes. Por eso, el enfriado de los productos será un tema fundamental a discutir, pero esencialmente para resolver.

Carne medias reses.JPG
El abandono de la media res, para CAMyA, tendría un impacto del 15% en los precios de la carne para el consumidor.

El abandono de la media res, para CAMyA, tendría un impacto del 15% en los precios de la carne para el consumidor.

“El frío es caro y necesitaremos más espacio para llevar a cabo el troceo. Como matarifes podemos adaptarnos a esta normativa, siempre y cuando las fábricas lo hagan. Toda la cadena de ganados y carnes tendrá que acompañar. Pero será muy difícil si no se supervisan los frigoríficos para ver qué necesitan y cuál es la inversión para poner en marcha el troceo”, explicaron.

Y remarcaron: “Esta implementación debe tener un alcance nacional, para que no se produzca ninguna clase de distorsión en la cadena cuando se ponga en práctica”.

Acuerdos por los precios

Otro de los aspectos que el sector matarife considera importante es el del real acceso de los consumidores a los puntos de venta que el Gobierno acordó con los proveedores que participan del programa que ofrece cortes de carne a precios rebajados.

“Celebramos cualquier medida que permita a los argentinos acceder a carne a precios más baratos, pero entendemos que con esta decisión se sigue transitando el camino equivocado. Mientras el Gobierno escucha la campana de los exportadores, se pierde de vista el objetivo fundamental, que es llegar a la población con más necesidades. La medida solo estará disponible en los hipermercados, donde ninguna persona con bajos recursos puede acceder”, opinaron desde CAMyA.

Además, aprovecharon la coyuntura para renovar el pedido matarife por ser parte del grupo exportador. “Nuestro eslabón está listo para proveer a los mercados externos, hemos realizado inversiones y cumplimos al pie de la letra con los requisitos sanitarios para llegar a todo el mundo con el fruto de nuestro trabajo. Pero vemos con preocupación como siempre se cierran las puertas, tanto desde el Estado como el sector privado. El acceso a destinos externos nos permitiría generar un excedente que podemos volcar al ámbito doméstico, a precios ventajosos para los consumidores y con un factor clave: podrán comprar en la carnicería de su barrio”, sostuvieron.

carniceria ok.jpg
CAMyA no solo apuntó a los precios de la carne: también puso el foco en la sanidad de las

CAMyA no solo apuntó a los precios de la carne: también puso el foco en la sanidad de las "Carnicerías móviles".

CAMyA vs. “Los manteros de la carne”

El Gobierno nacional dispuso en las últimas semanas el retorno a las políticas de comercialización de carnes en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, pero también del Conurbano y de otras grandes ciudades del país, como Rosario. Se trata de las denominadas “Carnicerías móviles”. En el interior de CAMyA, dicen, la movida genera “dudas y preocupaciones en partes iguales”.

“Estos vehículos, ¿cuentan con habilitación sanitaria?, ¿cumplen con los requisitos sanitarios básicos para asegurar la salud de los consumidores? No sabemos el origen de esta mercadería, habida cuenta que no es provista por el eslabón de matarifes y consumo interno. Los manteros de la carne, ¿tienen sus impuestos al día?”, concluyeron los matarifes, apelando a la ironía.

Se habló de