Agro y política

CARBAP cruzó a Julián Domínguez por el maíz: "Restringen exportaciones para pescar en la pecera"

La entidad de productores agropecuarios apuntó contra las nuevas disposiciones para exportaciones en maíz. Desde FADA alertaron por pérdidas que superarían los u$s 1.000 millones.
Las exportaciones de maíz...¿el nuevo frente de conflicto entre productores agropecuarios y el Gobierno?

Las exportaciones de maíz...¿el nuevo frente de conflicto entre productores agropecuarios y el Gobierno?

La decisión del Gobierno de aumentar requisitos para las exportaciones de maíz había disparado la reacción en el sector empresarial de la cadena, pero los efectos siguen por estas horas. Ahora, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Horacio Salaverri, manifestó su rechazo a las medidas implementadas. “Los “acuerdos tácitos” solo conllevan a seguir pescando en la pecera”, reclamó uno de los referentes de los productores agropecuarios de la Pampa húmeda. También sumaron su voz crítica desde el sector cooperativo.

“La “administración con inteligencia de los saldos exportables” por parte del Estado, no es más que seguir decidiendo discrecionalmente quién gana y quién pierde en la cadena, de acuerdo a su poder de lobby y de “persuasión”, remarcaron desde la entidad de productores, una de las organizaciones que compone a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), y a su vez a la Mesa de Enlace.

La propia Mesa, con participación del resto de las entidades agropecuarias había señalado sus críticas el lunes ante la noticia de las nuevas restricciones en maíz.

Desde CARBAP se preguntaron: “¿Cuál es el temor para restringir o cerrar las exportaciones de maíz con una producción de 60 millones de toneladas de maíz?”.

salaverri.jpg
Horacio Salaverri, titular de Carbap, salió al cruce de las disposiciones en exportaciones de maíz. 

Horacio Salaverri, titular de Carbap, salió al cruce de las disposiciones en exportaciones de maíz.

“Jamás faltara maíz en la Argentina”, aseguraron desde la entidad presidida por Salaverri.

Y ampliaron: “La prosecución de los “acuerdos tácitos” en la cadena para limitar o autorregular con cuotas las exportaciones, tal como ha quedado explicitado, es percibida por los productores como un accionar perjudicial de la cadena y del Gobierno, que solo conlleva a seguir pescando en la pecera. Si desde el Gobierno se sigue alentando la imprevisibilidad y el permanente cambio de reglas, mostrando señales inciertas, se conseguirá retraer la confianza y, por consiguiente, la inversión y la producción”.

¿Una pérdida de más de u$s 1.000 millones?

Según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), los productores agropecuarios, pero también el resto de la cadena, podría sufrir las consecuencias de nuevas restricciones a las exportaciones de maíz.

“Si la intervención de las exportaciones de maíz tiene el mismo efecto que los ROE, los productores podrían perder USD 1.100 millones por año”, remarcaron desde la organización.

fada.png
Según FADA, las trabas a las exportaciones de maíz tendrían su correlato en las inversiones.

Según FADA, las trabas a las exportaciones de maíz tendrían su correlato en las inversiones.

En un hilo de Twitter, sostuvieron que “los ROE generaron una baja promedio del 8% en el precio del maíz, durante los 8 años (2008-2015) que estuvo vigente. Sobre un precio FOB actual de USD 240, y una producción de 58,5 millones de toneladas, podría tener una pérdida de USD 1.100 millones por año. Un menor precio del maíz, por intervenir las exportaciones, genera menor inversión y menos producción. Esto repercute de manera directa en el empleo y en el desarrollo del interior productivo”.

“También son menos dólares para el país y menos impuestos para el Estado”, recordaron.

Y alertaron: “El tema es que no es una medida aislada, se suma a la intervención de la exportación de carne y el temor por el trigo. Es una sucesión de políticas que lo único que generan es menor producción, menos dólares, menos empleo, menos desarrollo: todo lo opuesto a lo que necesitamos”.

“La pregunta es la misma de siempre”

También, las críticas llegaron desde el centro de la región productiva. Voces de la Cooperativa de Bolívar, en el corazón productivo de la provincia de Buenos Aires, manifestaron su posición crítica ante las medidas oficializadas.

Antes fueron las roturas de silobolsas, pero ahora tenemos la preocupación de las limitaciones a las exportaciones de maíz. Esto es otro golpe a la producción, el trabajo y la economía”, sostuvo María José Gonzales, presidenta de la Cooperativa.

Y manifestó: “El Ministerio ya tiene todos los datos sobre nosotros, y está claro que no tienen un plan. Parecieran movimientos espasmódicos, y ponen siempre como punta de lanza el abastecimiento interno del país”.

“La pregunta es la misma de siempre: ¿Qué es lo razonable para el Ministerio de Agricultura?”, concluyó Gonzales en un diálogo con A24.com Agro.

s