El precio de los alimentos

Con la carne como protagonista, el Gobierno lanzó fuertes medidas contra la inflación

Anunciaron un nuevo registro para exportar, con el fin de evitar "subfacturaciones". Además, la implementación del "troceo" y el SIPRE finalmente entrará en funciones.
15 de abril de 2021 - 18:26
La carne

La carne, uno de los elementos centrales que tuvo el paquete de medidas del Gobierno contra la inflación en los precios. 

Luego de conocerse el índice de inflación de marzo, de 4,8%, el Gobierno apuró una serie de medidas en las cadenas agroalimentarias con el fin de contener las subas en el precio de los alimentos. Impulsados por el impacto que el índice del INDEC, el mayor en lo que va del año, los funcionarios endurecieron los requisitos para poder exportar carne e implementó un nuevo registro para la actividad. Además, el SIPRE entrará en acción e iniciarán un control de rotulados en góndola.

El sector de la producción de carnes y comercialización es el que más seguirá el avance de las medidas anunciadas. Por un lado, el Gobierno a través del ministro Luis Basterra creará mayores requisitos para la exportación con el fin de generar “mayor transparencia y trazabilidad y evitar prácticas ilegales y especulativas”. Sobre este mismo punto había puesto el foco en la mañana del jueves Mario Ravettino, el presidente del Consorcio Exportador ABC al confirmar con A24.com Agro la prórroga en el acuerdo por la oferta de cortes populares a precios rebajados.

En el mismo sentido, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación creará conjuntamente con la Secretaría de Comercio, que está bajo el ala de Matías Kulfas, un nuevo registro de exportaciones de carnes con el que buscarán “mejorar el monitoreo de las exportaciones cárnicas y el abastecimiento del mercado interno”, según sostiene el comunicado.

El paquete de medidas contra la inflación de marzo fue definido en una reunión que encabezó el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y su vice, Cecilia Todesca. Pero también estuvieron el ministro Kulfas de Desarrollo Productivo y se secretaria de Comercio, Paula Español, junto a Basterra por el Ministerio de Agricultura. Martín Guzmán, ministro de Economía, participó de manera remota por encontrarse fuera del país.

Días atrás, Español había tensado la cuerda con el sector exportador de carnes al declarar que “al Gobierno no le iba a temblar el pulso si había que cerrar las exportaciones de carne”. Sus palabras habían caído muy mal entre los industriales y productores en general. Y por eso las medidas presentadas este jueves no tardaron en cosechar sus respuestas desde el agro.

“Este tipo de medidas son claramente de carácter intervencionistas. Al crear estos nuevos registros complejizan más la exportación y además dejan en manos de los funcionarios el criterio de quién es amigo y quién no es amigo”, criticó Horacio Salaverry, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), entidad de peso en la producción agropecuaria que integra el armado nacional de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una de las entidades de la Mesa de Enlace.

Una de las medidas hacia el sector es el de la creación de una “comisión mixta” integrada por representantes de los ministerios de Agricultura y de Desarrollo Productivo, junto a organismos de control. Lo que buscarán es actualizar precios de referencia de exportación con el fin de evitar “la subfacturación de las exportaciones”, expresaron desde el Gobierno.

Por eso Salaverry agregó: “Esto ya se vio con los ROE, y esto, que si bien no es exactamente lo mismo, va en un sentido similar. Son ideas del pasado que fracasaron y que se vuelven a utilizar, pero que en nada van a ayudar al país a poder exportar y cumplir con las metas de u$s 3 mil millones de exportación. Y no creo que tengan eficacia en el control de la inflación”.

Adiós a la media res

“Se establece la obligación del troceo. Esta medida protege a los y las trabajadores del sector, mejora el funcionamiento de la producción y el acceso de las y los consumidores a los diferentes cortes, estimulando un funcionamiento más eficiente de la cadena cárnica. A partir del 1 de enero de 2022 el troceo será obligatorio en todo el país”, aseguró el comunicado.

Abandonar la distribución de carnes en media res era uno de los pedidos más escuchados desde el sector matarife.

“Todas estas acciones tienen el objetivo de garantizar el abastecimiento de la carne vacuna a precios accesibles y mejorar el funcionamiento y la competencia dentro del sector, lograr acuerdos sectoriales para una mayor previsibilidad de precios durante los próximos meses, y garantizar el acceso a los alimentos a precios accesibles”, sostuvieron los funcionarios.

Se viene el SIPRE…¿y la judicialización?

Entre uno de los anuncios de peso está la puesta en práctica del Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE). El objetivo del Gobierno es que a través de su funcionamiento se logre el monitoreo “preciso” de la evolución de los precios y el abastecimiento de los mercados.

El SIPRE, sin embargo, no había sido recibido con buenos augurios de parte del empresariado. Desde la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), su titular Daniel Funes de Rioja le había manifestado su posición contraria a A24.com Agro. La postura del empresario y dirigente es que el marco jurídico del sistema creado está basado en la Ley de Abastecimiento, que al menos para COPAL, “es inconstitucional”.

Kulfas, esta semana, salió abiertamente a asegurar la constitucionalidad de la Ley en un zoom de la Unión Industrial Argentina en el que estaba presente el propio Funes de Rioja, y mantuvieron un tenso cruce al respecto.

En una línea similar al SIPRE el Gobierno implementó también un Observatorio de Precios e iniciará el control de rotulados. Lo que buscan es impedir “ventajas comerciales, la existencia de vacíos informativos y prevenir la inclusión de mensajes con expresiones ambiguas o incompletas que induzcan a una decisión de compra equivocada o inconsciente”, explicaron desde la Casa Rosada.

Para todo esto sumaron un equipo de 500 nuevos fiscalizadores a las tareas de control en los comercios.

Medidas para el sector avícola

El Gobierno anunció que por estos días negocia un acuerdo con la cadena avícola para incorporar “compras de maíz con cobertura de precios”, un punto sensible en la actualidad del rubro. Los funcionarios aseguraron que buscan dar certidumbre “a la provisión y el precio de este insumo”.

En línea con esto, Kulfas anunció que dispondrá líneas de financiamiento “a tasas subsidiadas” para la mejora tecnológica en el sector.

Mercados en los barrios

A través de “Mercado Federal Móvil”, los funcionarios anunciaron que buscarán que la gente “pueda acceder a productos frescos a precios mayoristas”. El programa comenzará en el Gran Buenos Aires y luego se irá extendiendo a otras áreas del país.

Para la primera etapa se ofrecerá un combinado de frutas y verduras a precios mayoristas: se podrán conseguir canastas de 5 y 6 kg de verduras y frutas a valores de entre $120 y $250.

Pero además buscarán hacer pie en la Ciudad de Buenos Aires, nada menos. Para eso se adecuará un espacio comercial perteneciente al Ministerio de Hábitat y Desarrollo Territorial en el barrio porteño de Parque Patricios, y desde allí intentarán abastecer con precios mayoristas la demanda en barrios del sur de CABA y Gran Buenos Aires.

“Dichas obras estarán finalizadas en 120 días y se utilizará para ofrecer productos frescos hoy disponibles en el Mercado Central”, sostiene la presentación.

“Si bien el alza de los precios para los productos agropecuarios mejora las condiciones del sector externo para el país, ha significado también una presión continua sobre los precios internos. Es necesario profundizar la coordinación, mediante acuerdos y regulaciones que permitan una mayor previsibilidad para los próximos meses”, concluyeron las autoridades.

Se habló de