AGRO Y ECONOMÍA

Dólar para importaciones: advierten que las medidas del Banco Central harán subir los costos agrícolas

Ante la restricción dispuesta para acceder al dólar para importaciones, desde el agro afirman que "el riesgo de no poder cubrir lo necesario es una posibilidad concreta". Lo que se viene para septiembre.
Las trabajas del acceso al dólar para las importaciones podría hacer subir los costos agrícolas.

Las trabajas del acceso al dólar para las importaciones podría hacer subir los costos agrícolas.

El golpe de puño sobre la mesa sucedió hace poco más de una semana y las vibraciones siguen hasta hoy: el 20 de junio la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner mostró su preocupación por la economía, habló de un “festival de importaciones” y la cruda interna del Frente de Todos volvió a sacudirse. El lunes, el Ministerio de Economía lanzó medidas para evitar la salida de dólares y, como era de esperar, el campo podría sentir las consecuencias de la decisión. En pleno desarrollo de la campaña de trigo y con la necesidad de importar fertilizantes para la próxima siembra de soja y maíz, un especialista de la actividad analizó el panorama.

“El mercado está abastecido y hoy no tenemos problemas en la coyuntura porque hay gran parte que se cubre con la producción local y es complementada con las importaciones", explicó Jeremías Battistoni, analista del mercado global de fertilizantes. Pero advirtió que "a partir de junio deberíamos empezar a ver los volúmenes de importaciones para lograr los objetivos de estar bien abastecidos”.

En diálogo con la radio Led.fm, indicó que el punto de mayor consumo del agro en relación a este tipo de productos se dará en septiembre, con la campaña de granos gruesos.

“La curva de importaciones arranca ahora en junio y empieza a tomar un poco de fuerza la actividad. Siempre el primer cuatrimestre o los primeros cinco meses del año desde el enfoque de las importaciones son los meses de menor volumen”, precisó el analista de AZ Group.

Cristina Kirchner CTA Télam 2.jpg
En su presencia en el acto de la CTA, la vicepresidenta habló de

En su presencia en el acto de la CTA, la vicepresidenta habló de "un festival de importaciones".

Quienes siguen de cerca las operaciones de los fertilizantes indican que el año pasado el nivel de importaciones estuvo en el orden de las 4,5 millones de toneladas. Y que ahora, ante la chance de que el Gobierno restrinja el acceso a los dólares necesarios para realizar las operaciones de importación, que se realizan al contado y en la moneda estadounidense, el riesgo de no poder cubrir lo necesario es una posibilidad concreta.

“Todavía falta un tramo bastante largo. El año pasado tuvimos récord de consumo y en 2022 por ahí estemos un poco por debajo de los precios y tal vez en la demanda -a raíz de lo golpeada que viene la siembra de trigo- pero sin embargo no va a escapar a un volumen similar”, evaluó Battistoni.

Precios internacionales de los fertilizantes

Para el analista, la producción que se vio con sus precios volatilizados a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania este año “jugarán en contra” de las finanzas de los compradores argentinos.

Miguel pesce.jpg
Miguel Pesce, titular del Banco Central. El organismo oficializó medidas para disminuir el acceso al dólar para las importaciones.

Miguel Pesce, titular del Banco Central. El organismo oficializó medidas para disminuir el acceso al dólar para las importaciones.

Para el especialista, la suba del precio internacional de los fertilizantes conspira contra la idea del Banco Central de no quereres usar más dólares que el año pasado. “Los precios internacionales esta vez juegan en contra. Si vos a hacés un promedio de lo que fue el año pasado vas a estar prácticamente al 50% de lo que estás al día de hoy, hablando del precio FOB para la urea, por ejemplo. En volumen de dólares te representa la mitad de lo que es el volumen de fertilizantes”, graficó.

“Por eso en la resolución del Banco Central lo más importante es el diferimiento en los pagos. Estas son compras de importación que Argentina tiene que cancelar de contado, es un mercado muy estresado y que Argentina salga a querer comprar a plazo es la mayor de las trabas”, sostuvo y recordó: “En marzo había pasado algo similar cuando se habían extendido los plazos para la adquisición de los dólares y estuvimos con una comercialización bastante complicada, donde uno pedía una cotización y a los dos o tres días se caía porque se retiraban los vendedores y era justamente que estaban articulando cómo hacer para lograr hacerse de los dólares e importar esos productos”.

¿Cómo hará el agro para acceder a los dólares?

Para Battistoni, el camino de buscar la financiación con las casas matrices de las empresas es hoy una de las opciones a las cuáles podrían recurrir los productores agropecuarios. Sin embargo señaló que al tratarse de una operación hacia el Exterior “los dólares que necesita el importador para traerlos significarían un costo, y que va a trasladarse en el precio del fertilizante que comprará luego el productor”.

SOJA TRIGO MAIZ GIRASOL .jpg
No solo el trigo: también el maíz, la soja y el girasol, los principales cultivos del campo argentino, están a la espera de lo que pueda pasar con el dólar y las importaciones.

No solo el trigo: también el maíz, la soja y el girasol, los principales cultivos del campo argentino, están a la espera de lo que pueda pasar con el dólar y las importaciones.

“Ante una resolución como la de ayer hay que ver cómo se termina articulando en el mercado. Ahora, en la coyuntura, varios proveedores lo que hicieron fue retraer sus volúmenes de venta. El pensamiento es “no salgamos a hacer cosas grandes para ver cómo terminamos de acomodarnos frente a esta nueva situación””, graficó.

Por eso, quienes podrían dar mayores y mejores posibilidades a los productores para acceder a los insumos podrían ser las grandes empresas que operan en el mercado de los granos y en algunos casos proveen de este tipo de productos. Esa posibilidad tiene también su “lado B”: la chance de que dichas firmas agranden su posición en el mercado en detrimento de los operadores más pequeños.

“Claramente las más grandes son las que mas financiamiento suelen tener. Y también pensemos que son las que además coinciden en las empresas de granos que son las que importan los fertilizantes. Entonces tal vez eso pueda dar un paraguas de tranquilidad porque son las mismas empresas que traen los dólares y que tienen un flujo en esa moneda. Así que desde ese lado tal vez tenemos una morigeración con respecto a esa restricción. Son 4 o 5 las que terminan generando el volumen más importante y tal vez los importadores más pequeños son los que van a estar más complicados”, concluyó.

Se habló de
s