Boletín oficial

Es oficial: el Gobierno publicó la Resolución que prohíbe las exportaciones de carne vacuna

Lo hizo a través de la Resolución 75 del Ministerio de Agricultura. La suspensión por 30 días había sido anunciada el lunes. Quedaron exceptuadas las cuotas a Europa y los Estados Unidos.
El Gobierno oficializó el cierre de exportaciones de carne vacuna. 

El Gobierno oficializó el cierre de exportaciones de carne vacuna. 

A través de la Resolución N° 75 del ministerio de Agricultura, publicada este jueves en el Boletín Oficial el Gobierno suspendió por 30 las exportaciones de carnes bovinas, tal como lo habían anunciado el lunes pasado. La medida incluye a todos los cortes, cuartos o medias reses, frescas o congeladas, con y sin hueso de la especie bovina, a excepción de los envíos de las cuotas arancelarias otorgadas por terceros países.

En ese sentido, el Artículo 2° de la norma firmada por el ministro de Agricultura, Luis Basterra, asegura que "en ningún caso supone la suspensión o modificación de las exportaciones respecto de aquellas mercaderías exportadas dentro de los contingentes arancelarios otorgados por terceros países a la REPÚBLICA ARGENTINA, amparados por certificados de autenticidad y/o exportación".

Es decir que los embarques correspondientes a las cuotas Hilton y 481, a la Unión Europea, y a la Cuota de los Estados Unidos podrán seguir embarcándose.

En tanto, el Artículo 3° precisa que "la presente resolución entrará en vigencia el día de su publicación en el Boletín Oficial, y será aplicable respecto de las solicitudes ingresadas a partir de la fecha de entrada en vigencia". Por lo que los embarques que tengan su Declaraciones Juradas aprobadas y cumplan con los requisitos sanitarios y de Aduana podrán seguir embarcándose los próximos días.

Si bien la suspensión es por 30 días, la norma indica que "podrá darse por concluida una vez que se verifique el normal abastecimiento, a precios razonables y conforme los acuerdos alcanzados, de los productos" incluidos en la actual suspensión.

Todo por la pandemia

Entre los considerandos, la Resolución 75 afirma que el cese de exportaciones se concreta debido a que por el "actual avance del mercado exportador de carnes, sus precios han experimentado un alza sostenida, producto de la creciente demanda de dichos productos, principalmente por parte de los mercados asiáticos".

Que esta situación "ha generado que los precios internos acompañen los de exportación de la carne vacuna, en contexto donde el precio mundial de los alimentos ha aumentado significativamente". En ese contexto, asegura que "aceptar sin más, la fijación de valores del mercado internacional para alimentos locales que constituyen productos básicos de la mesa de los argentinos y las argentinas, implicaría renunciar a los deberes básicos en materia de política económica".

Además, sostiene que en los productos cárnicos de origen bovino "existe una distorsión de precios que superan los índices generales de inflación en materia de alimentos y que impiden el normal abastecimiento de los consumidores y las consumidoras del mercado interno".

El Gobierno también admite que esta situación se da frente a los "alarmantes índices de pobreza e indigencia" y admite las "condiciones de agravamiento de la situación epidemiológica, sumadas a los efectos negativos acumulados por la vigencia en el último tiempo de medidas destinadas a evitar la propagación de la pandemia mediante la limitación del tránsito y reunión de personas, han tenido un innegable impacto, en la actividad económica".