AGRO Y PRODUCCIÓN

La crisis de los neumáticos y el campo: en la maquinaria agrícola plantean "una situación paradójica"

El titular de la Cámara que nuclea a los fabricantes planteó que por el conflicto gremial y las trabas para importar está en jaque uno de los objetivos planteados en conjunto con el Estado.
En la maquinaria agrícola alertaron los por efectos de la crisis de los neumáticos.

En la maquinaria agrícola alertaron los por efectos de la crisis de los neumáticos.

Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) y titular de la compañía Metalfor, una de las marcas nacionales de mayor desarrollo en el mercado de la maquinaria agrícola, salió con los tapones de punta para referirse a los impactos del conflicto entre el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) y las empresas fabricantes. Mientras que en el rubro automotriz ya se dieron casos de producciones paralizadas, en la agroindustria el panorama no es acuciante pero sí preocupante. “Hacemos mucho esfuerzo para sustituir importaciones. Ahora, por el conflicto, ese esfuerzo lo vamos a poner para sustituir la producción nacional. Es increíble”, planteó Borri en diálogo con A24.com Agro.

“La industria automotriz esta más complicada que la industria de la maquinaria agrícola, porque ellos tienen un stock para días y nosotros tenemos stock para semanas, por así decirlo. Pero por otro lado, en el caso nuestro dependemos mucho menos de la fabricación nacional de neumáticos porque los que utiliza la maquinaria agrícola en general son un 80% importados, porque no se fabrican acá. Son medidas especiales”, indicó.

tolva.jpg
Tolva Metalfor que requiere de neumáticos de fabricación nacional.

Tolva Metalfor que requiere de neumáticos de fabricación nacional.

Borri además explicó que durante el año pasado, en conversaciones con funcionarios del Gobierno al darse en ese entonces problemas de suministros, “ellos entendían que deberíamos comprar nacional y no importado”. Y sostuvo: “pero no entendían que nosotros sí o sí debíamos importar porque esos neumáticos no estaban producidos acá”.

Ante ese panorama, algunas empresas de maquinaria agrícola buscaron adelantar compras de insumos y abastecerse en el exterior. Y con los pesos recaudados por ventas locales lo que se buscó también fue capitalizarse en otros insumos varios, como aceros o piezas mecánicas. El objetivo estaba claro: asegurar valor.

sutna-paro-trabajadores-neumaticos.jpg
El gremio de los trabajadores de los neumáticos mantiene su reclamo. (Foto: NA).

El gremio de los trabajadores de los neumáticos mantiene su reclamo. (Foto: NA).

-En neumáticos, ese 20% que las empresas argentinas compran en el mercado local, ¿para que unidades son y qué marcas las proveen?

-Fundamentalmente sembradoras, más algunos acoplados y otras tolvas. Ese es el destino principal. Es más parecido a lo que puede requerir un camión, porque a diferencia de las otras unidades, que sí requieren de la fabricación importada, las marcas que están en el país podían proveernos: Pirelli, Fate y Bridgestone, las tres que están inmersas en este conflicto. Es importante entender que si no reemplazamos ese 20% vamos a entrar en un fenómeno increíble.

-¿Cuál?

-Es una paradoja enorme que en todo esto que nosotros como industria nacional hacemos mucho esfuerzo para sustituir importaciones, ahora, dada esta situación, ese esfuerzo lo tengamos que poner en sustituir producción nacional. Es increíble.

Borri.jpg

"Es muy difícil exportar así", planteó Borri. En la maquinaria agrícola, además de los neumáticos, critican la carga impositiva.

-¿Las empresas están entregando unidades con cubiertas usadas, bajo promesa de reponer por neumáticos nuevos apenas los consigan?

-Esta práctica es habitual. Pero no en toda la actividad, sino en algunos acoplados menores. A veces las unidades se venden sin cubiertas porque el chacarero tiene algunas cubiertas usadas que termina colocándoselas. Yo hasta el momento no he escuchado de fábricas importantes que estén cayendo en esta práctica ahora. Recordemos cuando el chacarero que tiene que cambiar una cubierta porque se le rompe en medio del campo, empieza una gran peregrinación para conseguirla en alguna gomería.

-En otras oportunidades, otros eslabones de la cadena como los transportistas de hacienda alertaron por la gran cantidad de neumáticos de contrabando, y de mala calidad. ¿Esto también se ve en la maquinaria?

-No, no llega para nada, hay dos o tres importadores y la mayoría de los fabricantes le compran a estos importadores de neumáticos y a algunos poquitos fabricantes que tal vez importan directo desde Israel, India o China que son los mayores fabricantes de neumáticos agrícolas. Pero lo que sí te puedo decir es que el compromiso de los fabricantes de maquinaria que están comprando neumáticos nacionales es tal que están pagando un 60% más que un neumático importado de igual o mejor calidad.

-¿Cómo repercute eso en la rentabilidad de las empresas?

-En primer lugar, nuestra competitividad está comprometida. Hay un “costo argentino” por todas estas cuestiones, o que el gremio está reclamando que no terminarán siendo gratuitas: alguien termina pagando estos estos sobrecostos que se están teniendo. Yo digo: cuando el Estado tiene una voracidad fiscal mayor a la que tiene un país vecino, cuando los fabricantes queremos ganar más que un fabricante de un país vecino, o cuando el gremio exige más que el gremio de un país vecino, la competitividad en todo en su conjunto se ve afectada. Entonces es muy difícil que nosotros logremos exportar en estas condiciones.

s