AGRO Y POLÍTICA

Las dos caras de los biocombustibles: se disparó el uso de maíz para etanol y Schiaretti quiere cambiar la Ley

Entre enero y agosto la industrialización para elaborar etanol de maíz fue 43% mayor al año pasado. En tanto que diputados cordobeses piden que ampliar el corte obligatorio del cereal.
Nuevo capítulo en biocombustibles: creció el uso del maíz para naftas y Juan Schiaretti volvió a la carga. 

Nuevo capítulo en biocombustibles: creció el uso del maíz para naftas y Juan Schiaretti volvió a la carga.  

Dentro de la industria del maíz hay un factor que resaltan como un punto de grandes diferencias con el año pasado. En lo que va de la campaña, más de 914.000 toneladas del cereal fueron utilizadas para producir biocombustible a base de etanol, un 43% más que lo que se utilizó en los primeros 8 meses de la campaña 2019/20. ¿Las causas? Los especialistas apuntan a la reactivación económica y una mayor demanda de energía. A pesar de esta dinámica, hay otro punto a seguir de cerca y tiene que ver con el frente político: el gobernador Juan Schiaretti de Córdoba se juega una carta en el Congreso y presentó un proyecto para modificar la reciente Ley de Biocombustibles.

“Durante el año pasado, la irrupción de la pandemia y las restricciones a la movilidad impuestas por los gobiernos para frenar su avance afectaron fuertemente la demanda de combustibles, y, dado que el principal uso del etanol es precisamente para la producción de biocombustibles, al reducirse esta fuente de demanda cayó considerablemente su producción”, precisaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

maiz para etanol .jpg
Los Biocombustibles a base de maíz crecieron un 43% en relación a 2020.

Los Biocombustibles a base de maíz crecieron un 43% en relación a 2020.

Lo que entienden es que este año presenta un panorama completamente distinto. “Con el levantamiento de las restricciones y la normalización de la economía global, la demanda de energía se disparó considerablemente en el último tiempo, causando un fuerte aumento en los precios de los combustibles”, explicaron los analistas Tomás Rodríguez Zurro y Emilce Terré.

MAIZ AGRO.jpg
El maíz para biocombustibles aumentó su uso a comparación del año pasado.

El maíz para biocombustibles aumentó su uso a comparación del año pasado.

“Así, la demanda de maíz para producción de etanol se recompuso de manera notoria y prácticamente alcanza los niveles previos a la pandemia. En 2018/19 se llevaban destinadas 965.000 toneladas de maíz para la producción de etanol a estas alturas del año”, compararon.

Schiaretti renueva su pulseada con la Casa Rosada

El propio Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, había lanzado sus críticas a la Casa Rosada por la modificación del marco regulatorio para la actividad. Fue en septiembre tras recibir a la Mesa de Enlace.

"¿Cómo puede ser que después de hacer lo que hicimos en Córdoba salga una Ley en la que nos bajan el corte de la cantidad de bioetanol o biodiésel perjudicando seriamente a los que invirtieron seriamente? Hay que cambiar la Ley de Biocombustibles que se votó en el Congreso. Y lo menos que exigimos es que lo del maíz y la soja tengan el mismo tratamiento que lo de caña de azúcar. Y no queremos que baje la caña de azúcar, eso lo remarcamos”, había sostenido el mandatario.

Por eso, en lo que es una nueva pulseada entre el peronista cordobés y el kirchnerismo, los diputados por Córdoba Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez, de Hacemos por Córdoba, junto al bonaerense Alejandro “Topo” Rodríguez, del Interbloque Federal, presentaron un proyecto de ley ante la Cámara Baja para modificar algunos artículos de la ley de biocombustibles 27.640 aprobada a mediados de este año.

Mesa de Enlace Schiaretti 2.jpg
Juan Schiaretti, en septiembre, cuando recibió a la Mesa de Enlace y pidió por el maíz y los biocombustibles de Córdoba.

Juan Schiaretti, en septiembre, cuando recibió a la Mesa de Enlace y pidió por el maíz y los biocombustibles de Córdoba.

¿Qué buscan? Lo más destacado es que pretenden que el techo del 6% para lo obligatorio en el uso del maíz y caña de azúcar pueda ser superado de acuerdo a lo que ordene la autoridad de aplicación, pero con el limitante de las empresas no puedan adquirir más de lo que están capacitadas para procesar.

“Tarde o temprano deberá modificarse la ley de biocombustibles vigente porque se necesita una norma progresiva en términos ambientales, que aumente y no disminuya la proporción de combustible vegetal a combinar con fósiles”, expresó Alejandro “Topo” Rodríguez, jefe del Interbloque Federal en la Cámara de Diputados.

Los diputados que firman el proyecto ponderaron el marco de la actividad que precedió a la normativa actual. “Entre los beneficios principales de esta política hay que destacar un importante aporte en materia de reducción de gases efecto invernadero –en el marco del cambio climático global, sobre el cual nuestro país asumió importantes compromisos con la comunidad internacional-, sustitución de importaciones de combustibles y ahorro de divisas, impacto positivo en la industrialización y en la generación de empleo, como así también en la diversificación de nuestras exportaciones de origen agroindustrial”, expresaron.

Topo-Rodriguez-03-07-19-2-810x552.jpg
Rodríguez comentó que

Rodríguez comentó que "tarde o temprano" deberá modificarse la ley de Biocombustibles actual.

Y señalaron: “La industria de biocombustibles en Argentina no está madura, resultado lógico de haber transitado un corto camino de 15 años. La industria del petróleo en el país lleva más de un siglo de desarrollo y este Congreso Nacional decidió terminar con el citado régimen de promoción y continuar con un régimen regulatorio de los biocombustibles, cuestión que merece ser debatida pero no forma parte de esta iniciativa”.

Y el otro punto central del cambio tiene que ver, también, con introducir al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca más “organismos afines” dentro de la órbita de consulta para la autoridad de aplicación, que seguiría siendo la Secretaría de Energía. Pero que llegado el caso debería coordinar tareas por fuera del Ministerio de Desarrollo Productivo, hoy de Matías Kulfas.

La apuesta es colocar dentro de la mesa de discusión a un interlocutor más cercano a la actualidad agropecuaria.

s