Carne vacuna

Matarifes proponen eliminar IVA e Ingresos Brutos y subir retenciones para reabrir las exportaciones de carne

Afirman que la quita de gravámenes se trasladaría directamente al consumidor.
Matarifes proponen quitar impuestos para bar el precio al mercado interno.

Matarifes proponen quitar impuestos para bar el precio al mercado interno.

Mientras los exportadores continúan discutiendo con el Gobierno una fórmula para reabrir las exportaciones de carne vacuna y la Mesa de Enlace confirma la continuidad del cese de comercialización de hacienda, los matarifes están abrochando los detalles de una nueva propuesta para acercarle a las autoridades: eliminar IVA e Ingresos Brutos sobre la carne y subir retenciones. Según consideran, esto generaría una reducción de precios directa hacia los consumidores y la suba de retenciones permitiría equilibrar lo que el Estado deja de recaudar por el impuesto al consumo.

Si bien los matarifes aún están evaluando el impacto preciso de una medida de este tipo, el presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA) Leonardo Rafael, estimó que el precio de los cortes al consumidor “podría reducirse un promedio 100/150 pesos por kg”.

“Si se quiere bajar el precio de la carne a los argentinos no hay otra manera que bajando impuestos al producto. Son absolutamente distorsivos, lo venimos diciendo hace mucho tiempo”, explicó Rafael en una entrevista en el programa AgroVA (Radio Led.fm).

Por eso, desde CAMyA le llevarán al Gobierno un trabajo técnico que incluye “sacar el IVA y percepción de Ingresos Brutos a la carne y que se suban un poco los derechos de exportación”, precisó.

¿Por qué entienden los matarifes que su propuesta sería efectiva? Por la alta informalidad que hoy registran las carnicerías, que les impide recuperar el IVA que pagan por sus ventas. Del mismo modo, los matarifes tienen que pagarle a la provincia de Buenos Aires una percepción de Ingresos Brutos que tampoco puede descargar. Estos valores, hoy representan un sobrecosto que se termina trasladando al precio de la carne al púbico.

“En el último eslabón no se puede cobrar porque hay un 80% de informalidad. Es un impuesto que se está tirando a la basura. Tiene un costo alto dentro de la mercadería y no se puede absorber en un plan contable para que el matarife pueda descargarlo”, explicó Rafael. Y reclamó: “sáquenle los impuestos de Ingresos Brutos e IVA. No lo decimos definitivamente, pero hagámoslo para palear la situación del momento y luego sentarse a una mesa de trabajo para ver en qué situación estamos y qué camino se puede tomar”.

El peso de la percepción de Ingresos Brutos no es menor dentro del esquema de costos. Al respecto, desde CAMyA explicaron que "las percepciones van del 1,75 al 8%, dependiendo de si el carnicero está inscripto o no". El impacto es enorme teniendo en cuenta que la rentabilidad del matarife va "del 2 al 3% del valor bruto de la mercadería bruta", agregaron.

Además, desde CAMyA plantean un beneficio adicional de la medida. “Con este esquema se podría incluir a las carnicerías a través de un monotributo, lo que favorecería el blanqueo de la actividad”, agregó Rafael.

¿Y para qué subir retenciones? “Más allá del efecto que pueda tener en reducir el impacto del valor del dólar en la carne que va al consumo interno, es una forma de compensar lo que el Estado deja de recaudar por IVA e Ingresos Brutos”, señaló Rafael.

En ese sentido, en la reunión que la semana pasada mantuvieron los matarifes con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio, Paula Español, los funcionaros les dejaron en claro que ninguna propuesta del sector privado podía significar una reducción en la recaudación.

Logística a disposición

Por otra parte, Rafael reiteró que pusieron a disposición la logística de los matarifes para llegar con las ofertas de carne al segundo y tercer cordón del conurbano.

"Abastecemos el 99% de las carnicerías de los barrios vulnerables. Como venimos planteando desde hace mucho tiempo, somos el canal para que las ofertas de carne lleguen a quiénes las necesitan. Hoy vemos las ofertas en supermercados de zonas donde, si bien puede haber gente con problemas económicos, no están atravesando una situación de crisis profunda", planteó Rafael.

Al respecto, subrayó que los matarifes están poniendo "a disposición sus clientes, de 200 a 500 carnicerías para comenzar con una prueba y que el Gobierno controle que el producto esté llegando a los precios que corresponde, de manera transparente, para luego ir creciendo en llegada.

Se habló de