Audi urbansphere concept: viaje espacial en la megaciudad

El Audi urbansphere tiene un interior de alta tecnología, que se convierte en una esfera de experiencias. Propulsión eléctrica y hasta 750 km de autonomía.
Audi continúa dando señales de cómo serán sus autos del futuro. La marca de los cuatro anillos presenta el Audi urbansphere concept

Audi continúa dando señales de cómo serán sus autos del futuro. La marca de los cuatro anillos presenta el Audi urbansphere concept, un estudio conceptual diseñado principalmente para el tráfico de las megaciudades de China.

La palabra “sphere” en el nombre ya anticipa que el foco de atención de los concept cars Audi skysphere

La palabra “sphere” en el nombre ya anticipa que el foco de atención de los concept cars Audi skysphere, grandsphere y urbansphere está en el habitáculo; ya no son el sistema de propulsión o la dinámica de conducción los que encabezan la lista de requisitos de esta nueva generación de coches.

En su lugar, el interior se convierte en la base del diseño y la tecnología. Y esto significa que el coche se transforma en la esfera de la vida y la experiencia de los pasajeros en la carretera.

Audi continúa dando señales de cómo serán sus autos del futuro.

La marca de los cuatro anillos presenta el Audi urbansphere concept, un estudio conceptual diseñado principalmente para el tráfico de las megaciudades de China.

Embed

En estas áreas metropolitanas, donde el espacio personal es particularmente limitado, el concept car ofrece el habitáculo más espacioso de cualquier Audi hasta la fecha.

Además, lo coordina de forma inteligente con tecnologías y servicios digitales que apelan a todos los sentidos y ofrecen una nueva experiencia de calidad.

El desarrollo del Audi urbansphere concept se ha llevado a cabo en estrecha colaboración entre los estudios de diseño de Audi en Pekín y la sede central de la empresa en Ingolstadt. Por primera vez, también han participado los clientes potenciales de China, aportando sus propios deseos y experiencias al proceso de desarrollo (conocido como “co-creación”).

El resultado puede verse en el concept car, sobre todo en su interior. El espacioso automóvil se presenta como un salón sobre ruedas y una oficina móvil: el vehículo sirve como un tercer espacio vital durante las horas que se pasan en el tráfico.

Para ello, el Audi urbansphere combina el lujo de la privacidad total -incluso durante la hora punta diaria- con una amplia gama de funciones de alta tecnología a bordo. La conducción automatizada de nivel 4 transforma el interior sin volante, pedales ni pantallas en un espacio interactivo móvil que se abre a las ofertas de un amplio ecosistema digital.

Los concept car Audi sphere: primera clase elevada al cubo

Audi skysphere, Audi grandsphere y Audi urbansphere. Estos son los tres estudios conceptuales con los que la marca de los cuatro aros ilustra su visión de la movilidad premium del futuro. Audi está creando un mundo de experiencias con el vehículo que va mucho más allá de la mera estancia a bordo en un coche para trasladarse del punto A al punto B.

En agosto de 2021 se presentó el Audi skysphere concept roadster, la espectacular visión de un GT que se transforma en un deportivo de conducción autónoma gracias a una distancia entre ejes variable. Apenas unas semanas después Audi desveló en el IAA 2021 el segundo modelo de la serie sphere, el Audi grandsphere concept, una gran berlina de cuatro plazas con la que la marca pone de manifiesto su pretensión de definir el futuro de la clase de lujo.

Lo que ambos concept cars tienen en común con el Audi urbansphere es la capacidad de conducción autónoma de nivel 4, una tecnología en la que Audi está trabajando junto con CARIAD, el laboratorio de ideas de software del Grupo Volkswagen, para introducirla en la segunda mitad de la década.

Gran espacio interior

Incluso a primera vista, el Audi urbansphere concept se revela como el modelo más grande de la familia sphere; de hecho, es el más grande de todos los concept cars de Audi hasta la fecha.

Sus impresionantes dimensiones -5,51 metros de longitud, 2,01 metros de anchura y 1,78 metros de altura- lo sitúan en lo más alto del panorama automovilístico, aunque el Audi urbansphere concept se aleja radicalmente de los estándares del segmento.

Esto se debe a que se ha diseñado sistemáticamente desde dentro hacia fuera; por así decirlo, en torno a sus pasajeros. La dimensión más importante es, por tanto, la incomparable distancia entre ejes de 3,40 metros.

El interior del Audi urbansphere no está sujeto al clásico dictado de que hay que concentrar el mayor número posible de asientos, compartimentos para el almacenamiento y elementos funcionales en un espacio limitado por la física de la conducción. Por el contrario; responde, ante todo, a la necesidad de los pasajeros de poder experimentar un espacio generoso como factor distintivo de confort.

El Audi urbansphere no sólo libera al conductor de la tarea de conducir siempre que sea posible. Al mismo tiempo, ofrece a todos los pasajeros una gran variedad de opciones para utilizar esta libertad y que puedan disfrutar de experiencias individuales: comunicación o relajación, trabajo o el retiro en una esfera privada cuando se desee.

El propio Audi urbansphere concept también se transforma en una plataforma para vivir experiencias innovadoras.

Gracias a las opciones propias de Audi y a la posibilidad de integrar servicios digitales de otros proveedores, las posibilidades son casi infinitas y se puede acceder a una amplia gama de servicios relacionados con el viaje. El vehículo también se encarga de tareas cotidianas que van más allá del propio recorrido, como realizar reservas para cenar o comprar por Internet desde el coche.

Además, el Audi urbansphere concept recoge a sus pasajeros en casa y se encarga de forma autónoma de encontrar una plaza de estacionamiento y de cargar la batería.

Las posibilidades de infotainment, como la perfecta integración de la transmisión a bordo de los proveedores de música y vídeo que el cliente ya utiliza, también se adaptan individualmente.

En el futuro, Audi ofrecerá servicios personalizados y exclusivos como conciertos, eventos culturales o incluso eventos deportivos, a los que los clientes podrán ser invitados.

La arquitectura: desde el interior hacia el exterior

La palabra “sphere” en el nombre ya anticipa que el foco de atención de los concept cars Audi skysphere, grandsphere y urbansphere está en el habitáculo; ya no son el sistema de propulsión o la dinámica de conducción los que encabezan la lista de requisitos de esta nueva generación de coches.

En su lugar, el interior se convierte en la base del diseño y la tecnología. Y esto significa que el coche se transforma en la esfera de la vida y la experiencia de los pasajeros en la carretera.

Sus necesidades y deseos son los que conforman este espacio, su arquitectura y todas las funciones integradas. Como resultado de este cambio, el propio proceso de diseño también es diferente.

Al principio la atención se centra en el interior, y a partir de aquí se diseñan el conjunto, las líneas exteriores y las proporciones del coche, que, junto con las especificaciones tecnológicas, convierten al automóvil en una obra de arte.

Superficie, forma, función: el interior

Las puertas traseras del Audi urbansphere concept se articulan en sentido contrario a las delanteras, y la ausencia de pilar B abre toda la extensión del interior a los pasajeros.

Asientos que giran hacia fuera y una alfombra roja de luz proyectada en el suelo junto al vehículo transforman el simple acto de entrar en el coche en una experiencia de confort.

Una distancia entre ejes de 3,40 metros y una anchura de 2,01 metros perfilan una silueta más que majestuosa, incluso para un automóvil de la clase de lujo. Junto con una altura de 1,78 metros y las amplias superficies acristaladas, estas dimensiones dan como resultado una experiencia de espacio interior excepcional, tanto subjetiva como objetivamente.

Los cuatro asientos individuales en dos filas ofrecen a los pasajeros un lujoso confort de primera clase. En particular, los asientos de las plazas traseras tienen unas generosas dimensiones y permiten una amplia gama de opciones de ajuste.

En los modos Relax y Entertain el respaldo se puede inclinar hasta 60 grados, al mismo tiempo que se extienden los reposapiernas. Los reposabrazos centrales integrados en los laterales de los asientos y sus homólogos en las puertas crean una acogedora sensación de seguridad.

Los asientos también tienen en cuenta las cambiantes necesidades sociales de los pasajeros de muchas maneras. Por ejemplo, se pueden girar y enfrentarse para facilitar una conversación.

Por otra parte, los que deseen mayor privacidad pueden ocultar la zona de la cabeza del pasajero que viaja al lado mediante una pantalla instalada detrás del apoyacabezas.

Además, cada asiento cuenta con su propia zona de sonido, con altavoces instalados en la zona del apoyacabezas. También hay pantallas individuales integradas en los respaldos de los asientos delanteros.

Por otro lado, para el uso compartido del sistema de infotainment una pantalla OLED transparente de gran formato pivota verticalmente desde el techo hasta la zona entre las filas de asientos.

Con esta “pantalla de cine”, que ocupa toda la anchura del interior del vehículo, los dos pasajeros traseros pueden ver una película o participar juntos en una videoconferencia; incluso es posible utilizar la función de pantalla dividida.

Cuando no está en uso ofrece una visión clara hacia la parte delantera gracias a su diseño transparente; del mismo modo, cuando se pliega hacia arriba, también permite ver el cielo a través del techo de cristal.

Al igual que en el Audi grandsphere concept, el espacio y la arquitectura, la tecnología digital y los materiales se fusionan en el interior del urbansphere. Sus líneas enfatizan las proporciones horizontales del vehículo. El interior, amplio y despejado, favorece la impresión de un espacio único. El volante, los pedales y el puesto de mando se pueden ocultar durante la conducción automatizada, lo que aumenta la sensación de transparencia y amplitud.

Las banquetas y el respaldo de los asientos, que cuentan con cinturones de seguridad integrados, están visualmente separados.

Entre los asientos traseros, que normalmente se bloquean en una posición baja, hay una consola central que gira hacia arriba y que contiene vasos y un dispensador de agua; otra muestra de las credenciales de primera clase del concept car.

El Audi urbansphere también es una zona de bienestar, gracias a las innovadoras opciones digitales surgidas en gran medida como resultado del proceso de “co-creación” con los clientes chinos.

Un buen ejemplo es el sistema de reconocimiento de estrés. Este programa adaptativo utiliza escáneres faciales y análisis de voz para determinar cómo se sienten los pasajeros, y ofrece formas individuales de relajarse; por ejemplo, con una aplicación de meditación que se puede utilizar a través de la pantalla personal y la zona de sonido privada en los apoyacabezas.

Menos es más: pantallas y controles

La sencillez se convierte en un principio de diseño en el Audi urbansphere. Ni los gráficos de la instrumentación ni las pantallas de los conceptos de visualización virtual son visibles antes de activar las funciones de conducción.

En su lugar, los pasajeros se encuentran con zonas revestidas con materiales de la más alta calidad, claramente estructuradas. La madera y la lana, así como los tejidos sintéticos, están presentes en los revestimientos de los paneles y en la tapicería de los asientos todos ellos de gran calidad y agradables al tacto.

Tonos suaves de beige y gris estructuran el interior de forma horizontal. Un verde oscuro atenuado para las carcasas de los asientos resulta tranquilizador para la vista. Las zonas de color del interior se aclaran de arriba hacia abajo y, junto con la incidencia de la luz natural, crean un interior amplio y homogéneo.

Otra sorpresa es que, cuando el vehículo cobra vida con solo tocarlo, aparezcan pantallas bajo el parabrisas en forma de proyecciones en las superficies de madera distribuidas por todo el ancho del interior o segmentadas para el conductor y el pasajero, en función de si se conduce de forma manual o está activada la conducción autónoma de nivel 4.

Toda la información necesaria durante el viaje se muestra en alta resolución. Además, una barra de sensores integrada por debajo de la superficie de proyección permite cambiar rápidamente de contenido; por ejemplo, para elegir entre música o navegación. Muestra todas las funciones y aplicaciones que están activas en el coche, y los iconos parpadean para mantener presentes los diferentes menús.

Situado en el revestimiento interior de la puerta se encuentra un elemento de control innovador: el MMI touchless response. Si el conductor o los pasajeros están sentados en posición erguida y muy adelantados en sus respectivas plazas, pueden utilizarlo para seleccionar de forma háptica varios menús de funciones mediante un mando giratorio y distintos botones, y hacer clic en los diferentes niveles; una operación sencilla e intuitiva.

Si, por el contrario, el respaldo del asiento está reclinado, los pasajeros no tienen que prescindir de esta cómoda función, ya que en esta situación pueden recurrir a una combinación de un sistema de seguimiento ocular con control gestual.

Cuando hay que activar la unidad de control, un sensor dirigido al ojo detecta la línea de visión y el pasajero solo tiene que hacer movimientos análogos con la mano -sin necesidad de inclinarse hacia delante- similares a los del funcionamiento háptico, por lo que pueden utilizar igualmente el sistema sin necesidad de tocar nada o incorporarse.

En todos los modos de manejo, tanto si se trata de un seguimiento ocular, del control por gestos o por voz, o de una entrada táctil, el Audi urbansphere concept se adapta a cada usuario y aprende sus preferencias, así como las funciones que utiliza con más frecuencia.

Sobre esta base no sólo puede complementar de forma significativa los comandos elementales, sino también hacer sugerencias individuales a los propios usuarios.

Los paneles de control están integrados en los reposabrazos de las puertas. De este modo el coche ofrece siempre a los pasajeros superficies táctiles invisibles que utilizan un indicador óptico para mostrar su posición. Al mismo tiempo, en los reposabrazos de ambas puertas traseras hay unas gafas de realidad virtual que se pueden utilizar junto con las opciones de infotainment, por ejemplo para el sistema holoride.

En suma, el nuevo concept car de Audi nos lleva a un interior desconocido en el automóvil actual, por lo cual el futuro del automóvil sigue siendo apasionante.

Se habló de
s