Es la historia de IES, un emprendimiento quijotesco del ing. Sal-lari, y también un recorrido por episodios de la historia reciente de la Argentina y de la vida personal del autor.

Dos Gringos: La película homenaje a Eduardo Sal-Lari

Dos gringos es la ¨opera prima¨ de Guillermo Cantón (63). Cuenta la historia de Eduardo Sal-Lari y sus autos IES
03 de abr de 2021 - 22:10
 Un joven fotoperiodista

 Un joven fotoperiodista, vinculado al automovilismo, encuentra por la calle un vehículo que le llama poderosamente la atención. Lo fotografía, nunca antes lo había visto ni sabía de su existencia. Al tiempo lo ve con un tímido cartel de venta. Guillermo Cantón, recién casado y a punto de ser padre lo compra. Años después le dejan en el parabrisas una nota: “Mi nombre es Andrés Sal-Lari y mi padre me decía Gringo de pequeño, por eso le puso así a este auto…por favor llámeme” A partir de ese encuentro, el ahora  director de este proyecto, siente que esa historia de padres e hijos merece ser contada.

Eduardo Sal-Lari tiene una vida de película y ahora , con Dos Gringos , es el momento ideal para conocer su historia.

Dos gringos es la ¨opera prima¨ de Guillermo Cantón (63), un fotoperiodista de larga trayectoria en medios nacionales, incluso en las clásicas revista del mundo automovilístico, Corsa, Parabrisas y Campeones.

Este interés personal en los autos le hizo llamar la atención sobre un vehículo que vio un día en la calle.

De allí surgieron una serie de encuentros casuales y no tanto que, veinte años después dieron forma a esta película. Es la historia de IES, un emprendimiento quijotesco del ing. Eduardo Sal-lari, y también un recorrido por episodios de la historia reciente de la Argentina y de la vida personal del autor.

Dice Cantón: ¨No podría haber hecho esta película sin la colaboración de Eduardo Yedlin, un hombre del medio que fue mi guía en el complejo camino que significa realizar un largometraje audiovisual¨.

Una película que habla de una Argentina utópica y también de la inquebrantable voluntad de algunos hombres que la habitan.

Sinopsis

Un joven fotoperiodista, vinculado al automovilismo, encuentra por la calle un vehículo que le llama poderosamente la atención. Lo fotografía, nunca antes lo había visto ni sabía de su existencia.

Al tiempo lo ve con un tímido cartel de venta. Guillermo Cantón, recién casado y a punto de ser padre lo compra.

Años después le dejan en el parabrisas una nota: “Mi nombre es Andrés Sal-Lari y mi padre me decía Gringo de pequeño, por eso le puso así a este auto…por favor llámeme”

A partir de ese encuentro, el ahora director de este proyecto, siente que esa historia de padres e hijos merece ser contada.

Ayudado por Andrés y atrapado por su oficio periodístico, Guillermo comienza a investigar la historia de IES, la fábrica de autos que Eduardo Sal-Lari armó sobre las bases de la vieja Citroën Argentina.

Apenas andando aparece un dato llamativo, en 1982 antes de lanzar su propia fábrica, el ingeniero colaboró en la producción de un vehículo militar encargado por la Marina para la Guerra de Malvinas ya desencadenada. ¿Cuál fue la relación del ingeniero con los militares de la dictadura?

Muchos fantasmas sobrevuelan el surgimiento de la empresa.

Esa misma búsqueda los lleva a recorrer el Barrio IES, en las proximidades de Mercedes, BsAs, urbanización que el empresario ideó para facilitarle viviendas dignas a sus propios empleados. Un proyecto que hoy sigue resultando audaz y notable .

¿El proyecto de IES de realizar un auto latinoamericano, independiente tecnológica y económicamente de las grandes terminales era una utopía? ¿Dónde quería llegar Sal-Lari? Se pregunta Andrés Moranzoni, el mayor coleccionista de aquellos automóviles.

Atesora en su jardín desde autos y pickups hasta banderas y suvenires.

Sobretodo miles de datos en su memoria.

Luego de 20 años de mantenerlo en su poder y conservar al Gringo,

Guillermo siente que llego la hora de su último viaje con él, sabe que el auto tiene ahora un valor histórico, pertenece al patrimonio de los sueños argentinos.

Créditos

Producción: Guillermo Cantón- Eduardo Yedlin

Guion: Eduardo Yedlin-Guillermo Cantón

Cámara: Lautaro Guillamondegui

Guillermo Cantón

Sonido directo: Nicolás Guillamondegui.

Sonido adicional: Rubén Piputo

Edición: Eduardo Yedlin ( en Curubica Estudio )

Postproducción de sonido: Jero Kohn

Postproducción imagen: Gorky Films

Música: Guillermo Cantón

Tratamiento musical: Máximo Cantón

Color: Roberto Zambrano

Gráfica y títulos: Marcos Galindez.

Link tráiler: https://youtu.be/Z9e7c_Av2SY

Link película: https://vimeo.com/481485115