Criptomonedas

Bitcoin: todo lo que no se ve más allá del precio

No se trata sólo de trading, gráficos e intentar anticipar movimientos de su cotización. Cuál es la clave para entender el trasfondo del fenómeno de Bitcoin y por qué hablan de revolución pacífica, voluntaria y silenciosa.
Adam Dubove
por Adam Dubove |
Cuando se escarba en la superficie de Bitcoin

Cuando se escarba en la superficie de Bitcoin, más allá del precio, se descubre un mundo nuevo.

Bitcoin es un hormiguero. Visto desde arriba es un simple agujero en la tierra, pero si uno se acerca y mira a través de ese agujero se encontrará con un complejo sistema de túneles interconectados que es el hogar de miles de hormigas. Aunque no pueda verse más que un hoyo, el hormiguero tiene cámaras para almacenar alimentos, algunas especies cultivan hongos dentro de ellos, y hasta tienen cementerios. Todo un mundo que visto desde lejos es solo un simple agujero.

En el caso de Bitcoin, el precio es el hoyo. Para alguien informado, no enterarse del precio del Bitcoin es una tarea difícil. Desde los portales especializados en economía hasta programas de cocina de TV por cable, todos hablan del precio. Pero cuando uno escarba la superficie de Bitcoin, y mira más allá de lo que es de fácil acceso, también descubre un mundo nuevo.

No, no me refiero a dominar plataformas de trading, leer gráficos e intentar anticipar movimientos en el precio, como muchos suelen creer. Aunque son de los temas que aparecen con más frecuencia en charlas sobre Bitcoin, su relación es tangencial. Trading se puede hacer con acciones, bonos, o divisas tradicionales, y también con Bitcoin. No hay nada especial en esta actividad.

Limitarse a considerar Bitcoin como un activo más en la cartera de inversión, o como un mercado atractivo para hacer trading, es lo mismo que quedarse con la idea de que un hormiguero es un agujero aburrido en la tierra y nada más. Por el contrario, cuando se interioriza en Bitcoin descubre que tiene tantos túneles como un hormiguero, y más.

El hormiguero Bitcoin

Acercarse a Bitcoin por el precio no es que tampoco sea un pecado. A la gran mayoría nos ha picado la curiosidad sobre Bitcoin, probablemente, al observar el crecimiento exponencial de su precio. Esta ha sido la mejor estrategia de marketing en un activo que, al ser descentralizado, no cuenta con un presupuesto o staff dedicado a organizar campañas de adopción.

Pero Bitcoin es más que su precio medido en dólares, y si miramos más allá de los números precedidos por el signo dólar, vamos a descubrir los fascinantes túneles a los que nos lleva BTC debajo de su superficie.

La primera parada es el túnel del dinero. Un sendero que nos lleva a pensar acerca de qué es el dinero, sus orígenes y sus consecuencias. Así pasamos por las sociedades de cazadores-recolectores que utilizaban pieles de animales o mostacillas como forma primitiva de dinero, seguimos con un recorrido de la milenaria historia de la inflación y los controles de precios, la relación entre el envilecimiento de la moneda y los conflictos bélicos. Finalmente nos lleva a la modernidad, al ascenso del oro como dinero adoptado globalmente, a través del patrón oro, y la posterior caída en desgracia con la imposición del dinero fiat.

De este túnel se desprende otro relacionado: el vínculo entre el sistema monetario y la economía. Cuando uno se adentra en esta sección podrá comprender mejor los ciclos económicos y su relación con la política monetaria, por qué los eventos hiperinflacionarios se multiplicaron después de 1971 o cómo los bancos centrales pueden digitar los ganadores y perdedores de una economía.

Otro túnel interesante, al menos para mí, es el de la censura monetaria. El aspecto descentralizado de Bitcoin lo convierte en una red monetaria resistente a la censura, en la cual nadie tiene el control de bloquear una transacción.

Mientras la transacción cumpla las reglas del protocolo, a Bitcoin no le importa si uno está pagando un café, enviando dinero a un familiar en problemas o abonando los servicios de una prostituta. El dinero centralizado es una oportunidad de censura.

Estos son apenas tres ejemplos, y aún estamos a unos centímetros de la superficie. Temáticas hay para todos. Está el túnel de la criptografía; de la teoría de los juegos y los incentivos de la red; de la hiperbitcoinización; del software libre; de la seguridad; de la geopolítica o de la energía, entre otros. La lista sigue y, probablemente, los túneles también se multiplicarán en el futuro.

La clave para entender Bitcoin

Una de las claves para entender Bitcoin, especialmente para aquellos que no venimos de ámbitos tecnológicos, es intentar tener una idea de cómo funciona el protocolo a grandes rasgos, pero no detenerse en detalles que podrían resultar intimidantes para muchos. Tenemos tiempo para volver sobre esto.

La clave está en comprender el contexto en el que surgió Bitcoin, empezar a preguntarnos cosas que quizás hasta hace un rato ni siquiera se nos pasaban por la cabeza. ¿Qué es el dinero? ¿Cuál es el impacto del sistema monetario actual en nuestro planeta? ¿Qué significa que el dinero sea neutral? ¿Por qué Bitcoin protege los derechos humanos?

Esas son preguntas que uno empieza a hacerse, y luego a encontrar algunas respuestas que nos permiten comenzar a entender que Bitcoin no nació por casualidad, que detrás de Bitcoin hay una fuerte declaración de principios y que BTC está protagonizando una revolución pacífica, voluntaria, y, por ahora, silenciosa.

Se habló de
s