Mercado cripto

Contratos inteligentes: qué necesitas saber sobre esta nueva modalidad

Cuáles son sus puntos clave, características y ventajas. Qué usos potenciales tienen.
Juan Frers
por Juan Frers |
Un contrato inteligente

Un contrato inteligente, o smart contract, es código de computadora en el que puede haber dos o más participantes. 

El ecosistema de criptomonedas y blockchain comenzó a modificar las distintas formas en las cuales nos relacionamos con la creación de un nuevo mercado denominado "cripto”. De igual manera, se encuentra cambiando la forma en la cual se llevan adelante las relaciones de consumo tradicionales, a través de la aplicación del principio de descentralización y el uso de nuevas tecnologías.

A continuación abordaremos algunos conceptos claves en relación a los contratos inteligentes (o smart contracts) y cuáles son sus potenciales usos.

Historia de los contratos inteligentes

El principio de los contratos inteligentes fue descrito por el criptógrafo y programador estadounidense Nick Szabo en 1996, mucho antes de la aparición de la tecnología blockchain. Según esta concepción, los contratos inteligentes son protocolos digitales de transferencia de información que utilizan algoritmos matemáticos para ejecutar automáticamente una transacción una vez que se cumplen las condiciones establecidas y que controlan por completo el proceso.

Cómo funcionan estos contratos

Los contratos inteligentes son protocolos de computadora o, para decirlo de manera más simple, código de computadora. El código se utiliza para ingresar todos los términos del contrato celebrado entre las partes de la transacción en la cadena de bloques.

Por su parte, las obligaciones de los participantes se dan en el contrato inteligente en forma "si-entonces" (por ejemplo: "si la Parte A transfiere dinero, la Parte B entrega los derechos del apartamento"). Puede haber dos o más participantes y pueden ser personas u organizaciones.

Una vez que se han cumplido las condiciones dadas, el contrato inteligente ejecuta la transacción de forma independiente y garantiza que se cumpla el acuerdo.

Cuáles son las ventajas de esta modalidad

En primer lugar, la velocidad. El procesamiento de documentos a mano lleva mucho tiempo y retrasa la finalización de los objetivos. Los contratos inteligentes asumen un proceso automatizado y, en la mayoría de los casos, no requieren la participación personal, lo que ahorra un tiempo valioso.

Luego, la independencia. Los contratos inteligentes descartan la posibilidad de interferencia de terceros. La garantía de la transacción es el propio programa que, a diferencia de los intermediarios, no dará motivos para dudar de su integridad.

Posteriormente, se destaca su fiabilidad. Los datos introducidos en la cadena de bloques no se pueden alterar ni destruir. Si una de las partes de la transacción no cumple con sus obligaciones, la otra estará protegida por las condiciones del contrato inteligente.

Sin errores. El sistema automatizado para ejecutar transacciones y la eliminación del factor humano garantizan una alta precisión en la ejecución de los contratos.

Y por último, el ahorro. Los contratos inteligentes pueden proporcionar ahorros significativos debido a la eliminación de gastos para los intermediarios y la reducción de los costos operativos; así como la oportunidad para que las partes trabajen juntas en términos más ventajosos.

Características de los contratos inteligentes

En primer lugar, se destaca la seguridad. La criptografía se utiliza para asegurar contratos y evitar que las personas alteren los registros. Si bien la tecnología es altamente segura en la mayoría de los casos, ha habido varios casos en los que SC ha sido pirateado y los fondos depositados se han retirado.

En segundo término, hay que mencionar su transparencia y descentralización. Cuando se ejecuta en redes públicas, cualquiera puede ver qué es el contrato inteligente y para qué se utiliza.

Y, finalmente, los contratos inteligentes no necesitan un intermediario para participar en el proceso de verificación.

Se habló de
s