Tendencias

Dólar cripto: cómo es la nueva alternativa para el ahorro de los argentinos

También conocido como dólar digital, se convirtió en una gran opción a partir del auge de las criptomonedas en el país. De qué se trata y cuáles son las variantes más recomendadas.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Para Emiliano Limia

Para Emiliano Limia, de Buenbit, con el dólar cripto se pueden obtener rendimientos más atractivos que en las finanzas tradicionales.

Una de las frases más usadas por los defensores de las finanzas tradicionales contra las criptomonedas apunta a la volatilidad de éstos nuevos activos. Sin embargo, existe un grupo de monedas digitales que superó esa inestabilidad: las stablecoins, también conocidas como dólares cripto o digitales.

En una sociedad como la argentina, que si puede ahorrar lo hace en la moneda norteamericana, y con un escenario económico donde la inflación no da respiro al peso, las “criptomonedas estables o dólares cripto” aparecen como una opción ideal para cuidar el dinero frente a una devaluación.

A diferencia de las populares “altcoins”, como Bitcoin o Ethereum, en las que el valor reside en la fidelidad de su comunidad, las “stablecoins” están asociadas al valor de una moneda “fiat”, como el dólar o el euro, a bienes materiales, como oro o petróleo e incluso a otra criptomoneda.

También hay stablecoins que son controladas con algoritmos para mantener su precio estable. En cualquier caso, resultan atractivas para refugiarse en momentos de incertidumbre financiera.

“Existen 3 o 4 stablecoins muy conocidas y utilizadas que tienen mucho volumen de operaciones: DAI, USDT, USDC y BUSD”, explica para A24.com Emiliano Limia, Head of PR del Exchange Buenbit, bróker cripto de origen argentino.

Stablecoins con diferentes respaldos

Entre las 4 principales, comenta Limia, la diferencia se da en cómo están respaldadas. “En el caso de USDT, USDC o BUSD hay empresas por detrás que, por ejemplo, en el caso de USDT, tenés por cada USDT emitido un dólar en un banco. Es decir, hay una compañía que emite esos tokens y, por cada uno que emite, le llega un dólar que bloquea en un banco. No necesariamente tiene que ser un dólar físico, puede ser en formato de bonos o de acciones”.

En este ejemplo de USDT, la empresa se llama Tether; en el caso de USDC, es Coinbase, una empresa de origen norteamericano fundada en 2012 y que tiene al BBVA como uno de sus principales inversores. Por su parte, BUSD corresponde a Binance, fundada en 2018 y considerada como la plataforma de intercambio cripto con mayor volumen del mundo.

La situación de DAI es distinta porque no existe una empresa detrás ni está respaldada por una moneda fiat, sino que cotiza contra una canasta de monedas de proyectos DeFi (otras criptos), que asimila el valor del dólar.

En otras palabras, es la misma gente la que emite. “Puede ser cualquiera y lo interesante es el mecanismo descentralizado que usa, donde hay que dejar como una garantía”, dice Limia, y aclara que “se necesita un poco más de conocimiento técnico si lo querés hacer por tu cuenta, pero si no, el servicio lo ofrecen los exchange que operan con DAI y simplifican todo para el usuario”.

Ventajas del dólar cripto

Entre las características más destacadas de estas criptos estables o dólares digitales, se encuentra la practicidad.

Para comprar dólares tradicionales existen restricciones o bien las personas concurren a “cuevas” ilegales. También hay cuestiones de control o seguridad con los billetes: dónde se guardan, si son cara chica o están manchados. Mientras que en el caso de los dólares cripto “se puede gestionar todo desde un teléfono celular, con una transferencia bancaria en pesos sin moverte de casa”, asegura el especialista.

Además, indica, existe la posibilidad adicional de generar rendimientos.

“Podemos ahorrar dólares para tenerlos abajo del colchón, pero también los podemos colocar como inversión en un plazo fijo en el banco, por ejemplo, que debe estar ofreciendo un 0,5% o 1% anual. En el caso de las criptomonedas estables existen opciones con el mismo valor que el dólar pero que por mantenerlas en una billetera virtual ofrecen intereses de cercanos al 10% o más anual”, sostiene Limia. Y añade: “Es decir, rendimientos mucho más atractivos y mayores a los que podés encontrar en las finanzas tradicionales”.

Primeros pasos con dólar cripto

  • En primer lugar, debemos crear una billetera virtual o wallet. Lo podemos hacer por nuestra cuenta entre distintas alternativas disponibles o a través de un exchange (serían como una casa de cambio de criptomonedas).
  • En cualquier caso, debemos guardar con mucho cuidado el código de seguridad (de 18 o 24 palabras) para acceder a nuestra cuenta y a las criptomonedas.
  • Luego, debemos transferir dinero a la wallet (en Argentina no se puede usar tarjetas de crédito para comprar criptos). Por lo que deberemos “fondear” la cuenta con pesos o con otras criptomonedas.
  • Cuando tengamos fondos en la billetera virtual, podremos comprar las criptomonedas que buscamos. Finalmente, podemos sólo mantenerlas en la billetera, o bien, invertirlas.
s