Header-Crypto-Cat-notas
Opinión - Tendencias

Metaverso: qué hará que las experiencias inmersivas sean una realidad (virtual)

Los límites entre el mundo físico y el digital se hacen cada vez más difusos. Qué desafíos impone el metaverso y qué se necesita para construir un futuro de experiencias inmersivas.
Metaverso: gran parte del debate sobre la vida digital gira en torno a las experiencias inmersivas. 

Metaverso: gran parte del debate sobre la vida digital gira en torno a las experiencias inmersivas. 

Por Raymundo Peixoto (*)

Las experiencias digitales e inmersivas están desdibujando cada vez más los límites de nuestras experiencias físicas en tiempo real. Como el mundo que nos rodea está cada vez más distribuido, estamos encontrando nuevas formas de conectarnos "virtualmente" desde cualquier parte del mundo. Gran parte de este debate gira en torno al metaverso.

Sin embargo, aunque las conversaciones y los titulares son cada vez más destacados, el metaverso no es nuevo. Está construido sobre la base de experiencias tecnológicas inmersivas y universos digitales que muchos hemos experimentado a través de juegos, activaciones de hologramas en eventos o incluso las recientes reuniones virtuales son, en cierto modo, un elemento fundacional para este futuro inmersivo.

Entonces, por qué se está generando con fuerza esta conversación. Las inversiones tecnológicas se están acelerando. Por ejemplo, Microsoft adquirió recientemente el desarrollador de juegos Activision Blizzard por US$68.700 millones. Google, en tanto, lleva años desarrollando tecnología relacionada a realidad virtual y aumentada. Por su parte, Fortnite presenta un avatar personal que lucha contra los avatares de otras personas. Hace seis años que Sony lanzó PlayStation AR. Walmart, incluso, está evaluando una presencia digital con una colección de fichas no fungibles (NFT).

Qué desafíos impone el metaverso

Buscamos formas de conectar con la gente, los lugares y el entretenimiento sin tener que salir de un espacio físico. Y estas experiencias van más allá del entretenimiento y el comercio minorista. Chile ya ha desplegado una experiencia inmersiva en la industria minera, ofreciendo gemelos digitales de plantas industriales para la exploración de minerales.

Veremos oportunidades de aprendizaje inmersivo con aulas virtuales en todo el mundo. Podremos "viajar" a nuevos lugares y relacionarnos con más personas sin tener que subir a un avión o conducir largas distancias.

Gartner prevé que, en 2026, el 25% de las personas pasará al menos una hora al día experimentando en el metaverso (para trabajar, comprar, educarse, interactuar con otros en las redes sociales y/o entretenerse). Esto requiere la adopción de la conectividad global, incluido el despliegue generalizado de la 5G y la infraestructura de borde habilitada por la nube que la soporta.

Metaverso Realidad aumentada.jpg

Necesitaremos capacidades de computación en tiempo real que soporten cargas de trabajo de datos masivos que combinen datos visuales, inteligencia artificial y aprendizaje automático. Y como todas estas cargas de trabajo se producen en entornos de borde, veremos una aceleración de los datos y la computación descentralizada: necesitaremos más potencia de computación en más lugares junto con potentes PCs, dispositivos móviles y plataformas y aplicaciones de borde.

Cómo se construye el futuro del metaverso

En la actualidad, el camino que seguimos consiste en combinar lo físico y lo digital en tiempo real. Se trata de crear experiencias verdaderamente inmersivas al tiempo que se aporta valor a múltiples sectores, donde los datos se convierten en una ventaja competitiva en el punto de creación.

Los requisitos tecnológicos para crear una experiencia inmersiva van desde la RA/VR y los teléfonos móviles hasta los sensores alimentados por una infraestructura fiable. Los servidores, las redes y el almacenamiento se alojarán en un entorno multinube que desplegará aplicaciones de alto rendimiento y escalables con seguridad de extremo a extremo.

Al igual que gran parte de los avances tecnológicos que las empresas de IT han permitido en los últimos 30 años, son el ecosistema y los estándares abiertos los que hacen realidad estas experiencias que cambian el juego.

Es por ello que estamos invirtiendo en el ecosistema tecnológico del futuro, para ofrecer la innovación y los avances tecnológicos que proporcionan computación en el Edge y en todos los lugares donde existen datos a través de un ecosistema multi-nube. Es por se invierte en un ecosistema abierto para que los proveedores de servicios de telecomunicaciones y comunicaciones hagan realidad el 5G y la hiperconectividad. Por eso, también, creamos experiencias de PC y de juego altamente personalizadas y construidas para las expectativas digitales del futuro.

Las experiencias inmersivas ofrecerán increíbles oportunidades de conexión, colaboración, aprendizaje y capacitación: tienen el potencial de unirnos y cerrar las brechas que crea la distancia física. Años de innovación y descubrimientos han aportado avances fundamentales en las experiencias inmersivas, y estamos en la cúspide de una nueva realidad "virtual" que requerirá todo el peso del ecosistema tecnológico abierto para hacerla realidad.

(*) El autor es VP Senior de Soluciones de Datacenter para Dell Technologies América Latina.

s