icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Componente impositivo del monotributo, ¿cuánto se puede facturar?

Componente impositivo del monotributo, ¿cuánto se puede facturar?
componente-impositivo-del-monotributo-cuanto-se-puede-facturar

Todos los años las categorías de monotributistas son actualizadas: qué es el componente impositivo del monotributo y cómo quedaron las categorías para el año 2020.

Según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en un informe presentado en noviembre de 2019, en Argentina hay 3,2 millones de personas monotributistas. Sin embargo, para quienes son nuevos en el monotributo o para quienes están pensando en comenzar el trámite para hacerse monotributistas, hay una serie de conceptos que pueden sonar confusos, como por ejemplo el componente impositivo del monotributo.

Según la página oficial de la AFIP, “el monotributo unifica el componente impositivo -IVA y Ganancias- y el componente previsional -aportes jubilatorios y obra social- en una única cuota mensual, haciendo más simple y ágil cumplir con todas las obligaciones”. Es decir, el componente impositivo del monotributo es un concepto del monotributo que se usa para englobar a todos los impuestos, las ganancias y el IVA. El otro componente es el componente previsional del monotributo y es el que abarca otro tipo de aportes, como los que se destinan para la obra social y la jubilación.

Según la página oficial de la AFIP, el componente impositivo del monotributo es considerado una ventaja para quienes lo tienen, ya que mediante una cuota mensual baja y accesible de acuerdo a los ingresos de cada categoría ya queda cubierto el pago de las obligaciones impositivas y de seguridad social.

Las otras ventajas de ser monotributista que menciona la AFIP es que la cuota del monotributo puede pagarse mediante transferencia electrónica, por débito automático en cuenta o tarjeta de crédito, a través de cajero automático, entre otras opciones. Además, también se impuso un incentivo al cumplimiento, es decir, a los clientes que pagan en tiempo y forma la cuota mensual durante un año calendario, la AFIP le reintegrará el importe del componente impositivo equivalente a un pago mensual.

Cómo quedaron las categorías para todo el 2020

Por otro lado, otro concepto clave para los monotributistas y que siempre es beneficioso tenerlo en cuenta es la categoría a la cual corresponde. Dependiendo de los ingresos y de otros requisitos que detalla la AFIP, una persona puede ser categoría A, B, C o K, y los aportes mensuales de cada categoría se actualizan cada año.

En 2020, los aportes mensuales totales por categoría son:

  • La categoría "A", la más baja, pasó en enero de $1.294 a $1.955.
  • La categoría "B", pasó de $1.447 a $2.186.
  • La categoría "C", pasó de $1.654 a $2.499 por prestación de servicios y de $1.626 a $2.457 por actividad comercial.
  • La categoría "K", la más alta, de $9.738 a $14.716.

Además, el pago con destino a la prestación de salud es en todos los casos de $1.041,22 por persona beneficiaria, mientras que el aporte jubilatorio, que se paga en función del nivel de facturación, rige en una escala de $745,49 para la categoría "A" hasta $1.933,61 para la categoría "K".

Esta tabla de valores rige desde enero 2020 y se debe tener siempre en cuenta, por ejemplo, para realizar el trámite de recategorización en el caso que corresponda. Los contribuyentes deberán observar en función de la facturación y de las otras variables contempladas en el monotributo si están en la categoría que les corresponde. Chequear este dato es muy fácil y se puede hacer en la página de la AFIP completando el número de CUIT (los 11 dígitos sin guiones), luego el código de seguridad que le pide la pantalla, y luego haciendo click en consultar.

¿Quién puede ser monotributista?

En la actualidad hay muchas profesiones u oficios que requieren de monotributo, la mayoría freelancers (aunque también hay profesionales en relación de dependencia trabajando bajo esta modalidad). En este sentido, pueden ser monotributistas, por ejemplo:

- Personas que venden diferentes tipos de productos, como muebles, comida, indumentaria, entre otros; o personas que prestan servicios, como por ejemplo: periodistas, redactores, diseñadores plomeros, electricistas, entre otros.

- Personas que forman parte de una sucesión indivisa que continúa realizando la actividad de una persona física fallecida que fue monotributista hasta que finalice el mes en que se dicte la declaratoria de herederos o se declare la validez del testamento que verifique la misma finalidad o se cumpla un año desde el fallecimiento del causante, lo que suceda primero.

- Personas que integran una cooperativa de trabajo.

De todas formas, a inicios del 2020 se definieron algunas restricciones que hay que tener en cuenta antes de comenzar el trámite. En la actualidad, no se puede ser monotributista si el interesado realizó importaciones de cosas, muebles y/o servicios para su comercialización posterior durante los últimos 12 meses, tampoco pueden quienes desarrollan más de 3 actividades simultáneas o tienen más de 2 locales. Y por último, la AFIP informó que no pueden ser monotributistas quienes tienen a la venta productos cuyos precios máximos unitarios superen los $29.119,56.

En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show