El rumbo de la economía

La CNV salió a controlar al dólar Bolsa ¿Cuánto puede durar?

El "pedido" de la entidad a los agentes bursátiles pasó por dosificar las compras, imponiendo una suerte de máximo o tope "no escrito". ¿Puede saltar el blue en este contexto?
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
La CNV salió a controlar al dólar Bolsa ¿Cuánto puede durar?

La Comisión Nacional de Valores que preside Adrián Cosentino citó ayer a los principales operadores del mercado bursátil. El motivo del súbito encuentro: la suba del dólar en sus dos vertientes, tanto la denominada “MEP” (se acreditan los dólares en las cuentas bancarias de los compradores) o el “contado con liqui” (se depositan en una cuenta en el exterior).

Como ya ha sucedido en diferentes momentos de tensión cambiaria en la Argentina, el “pedido” de la CNV a los agentes bursátiles pasó por dosificar las compras, imponiendo una suerte de máximo o tope por cada orden de compra que se canalice en la Bolsa. Ese límite no escrito es supervisado “on line” por la CNV y el castigo por no respetarlo es el desembarco de inspectores de la entidad en las oficinas de los “incumplidores”.

De esta manera crecen las restricciones en el mercado cambiario en sentido amplio. Al tipo de cambio oficial, hoy cercano a los $100, las compras están limitadas no sólo a ahorristas sino también a importadores de materias primas.

Las automotrices por ejemplo, pueden producir más, aumentar turnos, contratar personal pero no lo concretan por los límites que se les asigna desde el Ministerio de la Producción y el BCRA.

La operatoria del dólar en la Bolsa representa una buena alternativa para personas y empresas que necesitan adquirir dólares de manera legal y se hayan restringidas en el acceso al mercado oficial. Giros al exterior o simple atesoramiento son los motores de la demanda en este mercado.

En definitiva es un esquema similar al que hubiera con un desdoblamiento del mercado cambiario, dado que existe un tipo de cambio oficial que se mantiene en bajos niveles para evitar saltos inflacionarios y acceso limitado y otro más alto, liberado para todos los interesados.

Ahora desde ayer, ante la brecha creciente del orden del 75% entre el oficial y el dólar en la Bolsa, se intenta desde el gobierno poner un tope al alza en el precio del dólar que se opera en el recinto bursátil.

¿Puede saltar el blue en este contexto?

En primer lugar, el hecho de que este mercado no sea legal traba el acceso de pequeñas, medianas y grandes empresas. Imposible de justificar la operatoria en los estados contables de las empresas. Se opera en billetes y no en transferencias bancarias.

En simultáneo, el poco volumen de negocios diario del mercado blue, cerca de 5 millones de dólares, dificulta además las compras superiores a los u$s 100 mil. Aún así es muy probable que haya una presión al alza en este mercado informal ante las expectativas hoy de los diferentes agentes privados.

La cercanía de las elecciones legislativas, el déficit cuasifiscal del BCRA y el aumento del circulante en pesos (la semana pasada solamente el BCRA giró $90 mil millones al Tesoro Nacional para cubrir baches fiscales) son los que de base impulsan al alza de las cotizaciones.

Quizás de corto plazo los controles sobre las diferentes vertientes del dólar tengan éxito. Pero en definitiva hay una cuestión de fondo que en algún momento se deberá transparentar. El tipo de cambio oficial en junio subió apenas 1% contra una inflación del 3% que estiman consultoras privadas. El atraso previo a las elecciones, la brecha del 75% son los alicientes para el fantasma de una devaluación para el 2022.

Se habló de
s